Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Vehículo

Los cinco cambios que definirán cómo es el coche del futuro

13 de Febrero de 2018
Automóvil

La movilidad del futuro será más fácil, más flexible y más individualizada para los usuarios.

El automóvil del futuro será eléctrico, autónomo, compartido, conectado y se actualizará cada año. Emitirá menos humos contaminantes y ruidos al medio ambiente porque será eléctrico, supondrá para las personas perder menos tiempo y ocupar menos espacio porque se moverá de forma autónoma, será más accesible porque los usuarios no necesitarán una licencia para conducirlo y será más asequible porque no necesitará comprarse sino solamente pagar una pequeña cantidad por utilizarlo cada vez.

La movilidad del futuro será más fácil, más flexible y más individualizada para los usuarios. El vehículo del futuro podrá utilizarse bajo demanda con propiedad compartida. El sector automoción se enfrenta a un cambio sin precedentes y con efectos que transformarán por completo la industria y el uso de los vehículos.

El alcance y las implicaciones de este proceso son objeto de análisis en un reciente informe publicado por la consultora PwC. El documento describe cinco tendencias que determinarán la reestructuración del sector en un futuro próximo y las características de la movilidad. El informe examina también cómo cambiará el comportamiento de los usuarios y qué efectos pueden derivarse de ello.
 
Cinco tendencias del automóvil futuro

1. Electrificación
La transición a la movilidad libre de emisiones será posible gracias a la electrificación del automóvil. Hay una iniciativa global para fabricar vehículos no contaminantes dotados de sistemas eléctricos que permitan cargar sus baterías a partir de recursos energéticos renovables para garantizar una movilidad neutra en generación de CO2.

2. Vehículos autónomos
L
os rápidos avances en áreas como la inteligencia artificial, aprendizaje de máquinas y redes neuronales hacen posible alcanzar la utopía del automóvil autónomo que no requiere intervención humana para su manejo, incluso en situaciones complejas de tráfico. Esto redefinirá completamente las plataformas de movilidad, emergiendo nuevas posibilidades de utilización del automóvil.

3. Vehículos compartidos
Muchas grandes ciudades ofrecen ya servicios de automóviles compartidos. Este concepto será cada vez más viable económicamente y se extenderá con la introducción de los vehículos autónomos. Los usuarios no tendrán necesariamente que buscar un coche compartido cerca de su zona, sino que será posible solicitar un automóvil bajo demanda para que acuda al punto concreto donde se necesite.

4. Conectividad
La cuarta tendencia es la conectividad del automóvil al entorno exterior mediante tecnologías de información y comunicación. El automóvil conectado implica la conexión con otros vehículos y la posibilidad de conexión con las infraestructuras de transporte (como las señales de tráfico, por ejemplo), así como la conectividad de los individuos que ocupan el vehículo con el mundo exterior.

Los sensores integrados en los automóviles conectados a otros dispositivos inteligentes mediante redes de comunicación facilitarán todo ello.

5. Actualización frecuente
El desarrollo de todas estas tendencias y los avances tecnológicos permitirán que los ciclos de renovación de los vehículos se reduzcan, pasando de los cinco a ocho años actuales a la sustitución total o parcial anual para integrar las últimas novedades en cuanto a sus componentes y sistemas inteligentes.

Aunque la mayoría de los consumidores no podrán cambiar cada año de automóvil por su elevado coste de adquisición, la reducción de los ciclos de innovación y renovación tecnológica facilitarán su introducción en el mercado mediante la actualización periódica de los vehículos compartidos.

Desde la perspectiva del consumidor, estas cinco dimensiones aportarán múltiples beneficios. Las previsiones sugieren que la conducción será mucho más fácil, segura, barata y confortable. Al mismo tiempo, la revolución de la movilidad individual forzará al sector automoción a reinventarse hasta cierto punto. La oferta de modelos de automóviles y las estrategias de venta, que determinan la actual cadena de valor en el sector, tendrán que redefinirse.

A la vista de estas tendencias, la industria de automoción se verá previsiblemente influida por factores como:
 
  • Los cambios en los hábitos de movilidad. Se estima que en 2030 más de uno de cada tres kilómetros rodados impliquen el uso de algún tipo de concepto compartido.
  • Uso más intensivo del automóvil. Las nuevas facilidades para la conducción permitirán que cada vez más gente utilice el automóvil.
  • La reducción del inventario de automóviles en algunos mercados. Se estima que en Europa se pase de 280 a 200 millones de vehículos en el año 2030.
  • Las ventas de automóviles seguirán aumentando a pesar de la difusión del coche autónomo, cuya demanda será creciente.
  • Conducción autónoma y electrificación son tendencias que se complementan mutuamente con efectos recíprocos. En 2030, cerca del 55% de las ventas de automóviles serán de modelos completamente eléctricos. El vehículo autónomo se está desarrollando teniendo como base el motor eléctrico.
  • La redistribución de la inversión hacia actividades de I+D en áreas como software y servicio al cliente. Los fabricantes invertirán menos en las líneas de producción y más en innovación para mejorar los productos y su funcionalidad para los clientes. Aumentarán la inversión en vehículos eléctricos para compensar los márgenes de la caída de los automóviles de combustión.
  • La adaptación de las infraestructuras que tendrán que desplegarse para posibilitar dichas tendencias.
  • Fabricantes y distribuidores de vehículos tendrán que cambiar susmodelos de negocio para incorporar todas estas tendencias. La cadena de valor no se reducirá a la producción y venta, sino que se extenderá a todas las etapas del ciclo de vida de los automóviles, incluyendo su eventual reciclaje. El contacto y la interacción con el cliente y los usuarios serán claves para comprender sus preferencias
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es