Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Análisis

La hipoteca de gasto público que seguirán pagando las nuevas generaciones hasta su jubilación

12 de Febrero de 2018
  • Calixto Rivero
Los jóvenes actuales tendrán que soportar durante los próximos años el gasto público comprometido para las próximas décadas hasta que se jubilen.

Los jóvenes actuales tendrán que soportar durante los próximos años el gasto público comprometido para las próximas décadas hasta que se jubilen.

Los Presupuestos Generales del Estado son una de las herramientas más importantes de política económica. Con ella se deciden cuáles son las prioridades políticas del Gobierno central y se garantiza la continuidad, o no, de la legislatura. El problema es que, desde que comenzó la crisis, las Cuentas que aprueba año a año el Ejecutivo cada vez tienen menos margen de maniobra. Las próximas generaciones cada vez están más “hipotecadas”.

El gasto a largo plazo de la Administración central, los compromisos presupuestarios que ya tiene asumido el Estado para las próximas generaciones, para las próximas décadas, se ha disparado un 76% desde que comenzó la crisis económica. Son compromisos que habrá que seguir pagando aunque el presidente de Gobierno sea otro de una ideología completamente contraria al del actual.

En 2007, el gasto que tenía comprometido el Gobierno central más allá de ese ejercicio presupuestario ascendía a 168.977,65 millones de euros, una cifra que en 2012 pasó a los 244.821,53 millones de euros y que en noviembre de 2017, el último dato disponible, roza ya los 300.000 millones de euros (exactamente asciende a 298.196,4 millones de euros).

En la actualidad el Gobierno ya tiene gastos comprometidos hasta el año 2066, cuando los jóvenes que ahora tienen 20 años tendrán 68 y estarán jubilados (o próximos a esta nueva etapa de la vida si hay más reformas que retrasen la edad de jubilación en el futuro).

Este indicador, que no tiene en cuenta los pasivos financieros que hay que devolver, sí mide, por ejemplo, el dinero que está comprometido en inversiones para los próximos años (25.488 millones de euros hasta noviembre de 2017) o cuánto habrá que gastarse en pagar los intereses financieros de la deuda pública (25.488 millones de euros).

Aunque es cierto que España podría salir próximamente del Protocolo de Déficit Excesivo, las próximas generaciones seguirán pagando en los próximos años el coste de la crisis de la deuda pública en España, que aún ronda el 100% del Producto Interior Bruto (PIB). También los compromisos presupuestarios en otras áreas como la inversión pública. Habitualmente cuando se anuncia un plan en infraestructuras se comprometen recursos no sólo para el ejercicio en curso, sino también para los años posteriores.

El 55% del gasto del Estado en un año se destina a pensiones, intereses de la deuda y desempleo
A esta hipoteca para generaciones futuras de gasto público que sigue creciendo –en noviembre de 2017 era un 2% superior a la de noviembre de 2016, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Hacienda- hay que sumar que el 55% del gasto anual de las Cuentas del Estado se destina a pagar las pensiones, la deuda pública y el desempleo, por lo que queda poco margen de maniobra para otras partidas estimuladoras del crecimiento como la inversión, las infraestructuras o el fomento de sectores económicos como la industria, la agricultura, la pesca o la ganadería.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es