Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Empresas

6 tácticas para posicionar una empresa en Internet

09 de Febrero de 2018
Abrir cuentas en todas las redes sociales que existen en la web es un error, solo será necesario utilizar las que son relevantes para el público objetivo.

Abrir cuentas en todas las redes sociales que existen en la web es un error, solo será necesario utilizar las que son relevantes para el público objetivo.

Hoy en día, gracias a Internet, se puede posicionar y promocionar una empresa en el mercado con la mitad de trabajo y recursos que antes. Con el objetivo concreto de contribuir a un Internet más amplio y sencillo para todos existen una serie de tácticas para posicionar una empresa o negocio en Internet, según un informe de Cepyme.
 
1. Del ecosistema digital

El término ecosistema digital fue adoptado por la industria del marketing y utilizado para referirse a estar en todos los lugares en Internet donde están los clientes. En la actualidad, el término se acerca más a su significado original, donde estos sitios de Internet han pasado a ser canales de consumo de contenido.

¿Qué sitios conforman el ecosistema digital? ¿Dónde deberíamos crear perfiles de nuestra empresa? En todos aquellos donde podemos distribuir contenido.
 
  • Redes sociales: Facebook, Twitter y Linkedin.
  • Plataformas de streaming de video: Youtube y Vimeo.
  • Listados de negocios y opinión: Google+, Yelp, TripAdvisor, Foursquare, etc.
  • De interés: Pinterest.
  • Blogging: Blogspot, Tumblr y Medium.
  • Plataformas educativas: Slideshare.
  • Directorios y foros locales de tu sector/industria.
  • Plataformas para vender en línea como Amazon, Ebay, MercadoLibre, etc. (de ser una tienda).
  • Y el más importante, el sitio web de tu empresa.
 
2. La importancia de una buena Web

Innovar en el canal de ventas de la empresa, implica que los demás bloques del modelo de negocio también se vean afectados. Si se modifica el canal, tiene repercusión en la generación de ingresos, gastos, cliente objetivo, propuesta de valor, recursos clave… Por tanto, es imprescindible realizar una reflexión sobre el modelo de negocio de nuestra empresa.

El siguiente paso es construir una buena web que permita transmitir los productos que se venden o aportar contenidos de calidad a los futuros clientes a través de un blog. La comunicación por estos medios tiene que ser efectiva.

1. El diseño es uno de los ingredientes claves: cuando un cliente ingresa en un sitio la idea es que permanezca allí por un tiempo considerable y para esto el diseño debe ser claro, atractivo, amigable, espacioso y los contenidos claramente identificables.  Si es posible, contratar a un diseñador gráfico siempre es una buena opción.

2. Contenido: a los usuarios posiblemente no les interese ingresar una y mil veces a una página cuyos contenidos son siempre los mismos. Lo ideal es que busque leer cosas diferentes.  Lo recomendable es publicar textos periódicamente sobre variados temas en forma de noticias o tener un blog donde se pueda estar al tanto de las novedades de la empresa.

3. Contacto con personas: al igual que en una empresa suele atender un empleado, en la página web sería beneficioso que el cliente pudiera conocer al personal. Tener una sección especial donde se brinde información sobre el equipo humano de la compañía.

4. Presencia en las redes sociales: tener una página web no es suficiente para ser exitoso en un 100%. Para serlo, será mejor complementar la web con cierta presencia en las redes sociales. En el sitio será valorado que los clientes puedan hacer consultas o comentarios por Facebook o Twitter.

5. Compatibilidad: la página web debe ser compatible con los navegadores más utilizados en los ordenadores u otros dispositivos móviles con acceso a la red. Se puede usar un diseño responsive para que se adapte a cualquier tamaño de pantalla y en estándares abiertos como HTML Y CSS.

 
3. Posicionar la empresa en las Redes Sociales

Cada vez tienen más importancia las redes sociales en cualquier estrategia de posicionamiento. Dependiendo del sector al que se dirija el negocio, funcionarán mejor unas redes sociales u otras. Se deben utilizar de manera inteligente. Por ejemplo, abrir cuentas en todas las redes sociales que existen en la web es un error, solo será necesario utilizar las que son relevantes para el público objetivo.

Por ejemplo, si se trata de una empresa de diseño de interiores posiblemente las redes sociales como Pinterest e Instagram serán de mayor utilidad, ahora si la empresa se dedica a brindar asesoría a otras empresas es mejor optar por Linkedln.

 
4. Campañas de E-mail y Newsletter

Una clave para posicionar tu negocio en Internet es disponer de una base de datos que vaya creciendo. Esta acción es fundamental para desarrollar un embudo de ventas e ir madurando a los posibles clientes.

El blog te puede ayudar a construir tu base de datos, pero generalmente, para que alguien te deje su nombre o su e-mail, necesitas darle algo más. Lo habitual suelen ser contenidos especiales, ebooks o guías descargables, PDFs con contenido de calidad o cualquier otra cosa que pueda resultar interesante para los visitantes.

El email marketing sigue siendo la manera más eficiente y efectiva de llegar a tus clientes, porque no solo permite mostrar el producto o servicio, si no que es un canal de comunicación en dos direcciones, que permite escuchar a los clientes y no solo ellos a tí, como en la publicidad tradicional.

 
5. La propuesta de valor

Conocer a tu cliente es la base de cualquier negocio ya sea en Internet o fuera. Si se tiene una empresa consolidada, es necesario averiguar qué perfil de clientes la buscarán o comprarán el producto en Internet. Es importante localizar al público objetivo en el canal online, porque no tienen por qué tener el mismo perfil que los que te compran offline.

Una vez se ha localizado el target es importante desarrollar una propuesta de valor que solucione uno o varios de sus problemas. Estos problemas habitualmente van aparejados a preguntas frecuentes tales como: ¿Qué pasa si el producto no me gusta?, ¿Y si no es lo que esperaba?, ¿Qué pasa si llega en mal estado?

El objetivo es solucionar todas esas preguntas que se hace el cliente y que frenan la compra online. Se debe animar a comprar porque ellos dan respuesta a todas esas dudas que se generan en la cabeza del comprador. Es posible innovar en la propia propuesta de valor.


6. Impulsar el negocio con publicidad online

Toda empresa debe disponer de un presupuesto de publicidad para posicionarse en Internet. Lo más recomendable es probar plataformas publicitarias como Google Adwords, Facebook Ads, Twitter Ads y publicaciones patrocinadas blogs. El posicionamiento de la empresa es tan importante en el mundo digital como en el tangible.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es