Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Vivienda

La nueva Ley Hipotecaria entrará en vigor en la primera mitad de 2018

06 de Noviembre de 2017
La mayoría de las viviendas vendidas, 128.833 (el 90,6%), eran de segunda mano.

El banco deberá ofrecer más información al cliente que quiera pedir una hipoteca.

El Gobierno quiere que la nueva Ley Hipotecaria entre en vigor "antes del final del primer semestre de 2018", una vez finalizado el trámite parlamentario del proyecto normativo que ha aprobado el Consejo de Ministros.

Así lo han explicado fuentes del ministerio de Economía, que han añadido que esperan que España se libre finalmente de tener que pagar una multa por pasarse del plazo para la trasposición de la directiva europea en la que se basa este proyecto, que terminaba en marzo de 2016, "cuando el Gobierno estaba en funciones".

"Ha habido procedimiento de infracción, pero confiamos en que la tramitación parlamentaria (que empezará en breve) acabe antes de que finalice ese procedimiento", con lo cual no habría que pagar la multa, explicaron las fuentes.

Con respecto al contenido de la norma, uno de los aspectos más sensibles es la amortización anticipada, que antes se podría iniciar cuando el deudor impagaba durante tres meses consecutivos y ahora se extiende a nueve meses o el 2% del capital prestado.

Sin embargo, esto no beneficiará a los deudores que ya se encuentren inmersos en un procedimiento judicial cundo la nueva ley entre en vigor, con lo que la retroactividad de este aspecto concreto será "mínima", dicen las fuentes.

La nueva ley reduce los gastos asociados a modificaciones en los contratos hipotecarios, por ejemplo los de notaría o registro, aunque no establece claramente el reparto de estas cargas, es decir "quién paga qué", ya que depende de cómo lo pacten las partes. La norma abarata, entre otras cosas, las comisiones de cancelación anticipada de los préstamos a tipo variable hasta eliminarlas a partir de los cinco años de vigencia del contrato.

Asimismo, la conversión de tipo variable a fijo no pagará comisión a partir del tercer año y esto sirve para todo el stock, como ya dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos, esta mañana tras el consejo de ministros, y no solo para los préstamos que se pidan a partir de la entrada en vigor de la ley. También se prohíbe a la entidades la venta de productos vinculados a las hipotecas como los seguros de vida.

La directiva contempla también la posibilidad de que el consumidor pueda solicitar en cualquier momento de la vida del préstamo la conversión -en euros o en la divisa en la que percibe la mayoría de los ingresos-, del crédito en moneda extranjera, con lo que se eliminan los problemas planteados por las hipotecas llamadas multidivisas.

Según estas fuentes, en algunos aspectos la norma "va más allá" de la directiva en la que se basa, para reforzar la seguridad jurídica y el equilibrio contractual entre prestamista y prestatario. En concreto, el proyecto incluye incentivos para la transformación de créditos hipotecarios que pasen de variables a fijos y es más ambicioso en cuanto al reforzamiento de los requisitos de transparencia.

Según ha explicado De Guindos, actualmente, los tipos de interés están "extraordinariamente bajos" e incluso negativos, pero no es lo normal y no va a seguir así durante toda la vida de un contrato que puede durar 20 o 25 años, aunque "se puede generar esa percepción", por eso se favorece el paso a fijo de las variables y se reduce al mínimo los aranceles notariales para favorecer el traspaso "no solo para las nuevas sino para todo el stock".

Además, la Directiva circunscribe el ámbito de aplicación a los consumidores, mientras que la norma aprobada hoy lo amplía a los autónomos, explica Economía. También obliga al deudor a acudir dos veces al notario, una para recibir toda la información necesaria antes de firmar la hipoteca y plantear todas las dudas que le surjan, que será gratuita, y otra para firmar.

El banco deberá ofrecer más información al cliente que quiera pedir una hipoteca y darle una ficha con todas las advertencias estandarizadas y con simulaciones según distintos escenarios, además de advertir sobre cláusulas sensibles como las cláusulas suelo. También se le dará la posibilidad de utilizar un contrato hipotecario base que será "sencillo y fácil de entender".
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es