Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Foro Económico Mundial

La economía de España se sitúa por debajo de Irlanda y de Estonia en competitividad

03 de Octubre de 2017
España ocupa el puesto 34 entre todos los países de la clasificación, con una puntuación media de 4,7.

España ocupa el puesto 34 entre todos los países de la clasificación, con una puntuación media de 4,7.

El informe que publica el Foro Económico Mundial sobre el Índice Global de Competitividad 2017-2018 evalúa la situación de 137 economías respecto a los principales factores que determinan la productividad y la prosperidad. Este año, España ha caído dos puestos, hasta el 34, por debajo de países como Irlanda o Estonia.

En su elaboración se han tenido en cuenta múltiples indicadores sobre la calidad institucional, las políticas y los factores económicos, y se han agrupado en un total de 12 pilares considerados básicos para sustentar la competitividad de una economía, como las infraestructuras, el entorno macroeconómico, la salud y la educación primaria, la educación superior y la formación.

También la eficiencia del mercado de bienes, la del mercado laboral, el desarrollo del mercado financiero, la preparación tecnológica, el tamaño del mercado, el grado de sofisticación de los negocios, la innovación y el marco institucional.

Los países que lideran la clasificación de este año son Suiza, Estados Unidos, Singapur, Países Bajos, Alemania, Hong-Kong, Suecia, Reino Unido, Japón y Finlandia, que ocupan los diez primeros puestos en el ranking del Índice de Global de Competitividad.

España ocupa el puesto 34 entre todos los países de la clasificación, con una puntuación media de 4,7. Se sitúa por detrás de Chile y por delante de Azerbaiyán, cayendo dos posiciones respecto al anterior informe de 2016-2017.

La puntuación obtenida en cada uno de los 12 pilares básicos del índice ha registrado buenos resultados en infraestructuras, salud y educación primaria, educación superior y formación, preparación tecnológica y tamaño del mercado.

Sin embargo, en los aspectos de la economía española más problemáticos para hacer negocios, el informe señala las ineficiencias derivadas de la burocracia, la fiscalidad, la regulación laboral restrictiva y la insuficiente capacidad innovadora.

El informe se publica en un momento en el que la economía global comienza a dar señales de recuperación y los líderes y autoridades políticas se encuentran analizando las perspectivas de crecimiento de sus respectivas economías. Gobiernos, empresas e individuos se enfrentan a un alto grado de incertidumbre tanto a nivel tecnológico como económico. Al mismo tiempo, la percepción de que las políticas actuales no funcionan lo suficiente está ganado terreno, demandando nuevos modelos de progreso económico más centrados en las personas.

En muchos países avanzados el valor del crecimiento económico para la sociedad se ha puesto en cuestión por el aumento de las desigualdades, los retos del cambio tecnológico y los complejos impactos de la globalización, incluyendo los relacionados con el comercio de bienes, servicios y datos y con el movimiento de capitales y de personas.

El índice constituye un instrumento útil para ayudas a los decisores políticos de cada país a identificar sus retos y evaluar sus fortalezas y debilidades en el diseño de sus estrategias de crecimiento económico.
 
Los resultados de la economía española

grafico
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es