Buscador de la Hemeroteca
Secciones
CAEB

Impulsa Balears evalúa la capacidad exportadora con empresas internacionalizadas del tejido local

15 de Abril de 2019
Las islas se proyectan al exterior a través de una cesta formada por 692 bienes distintos basada, en gran medida, en la producción de sectores industriales muy maduros.

Las islas se proyectan al exterior a través de una cesta formada por 692 bienes distintos basada, en gran medida, en la producción de sectores industriales muy maduros.

Balears ha cerrado el último balance anual como un exportador neto de bienes industriales y agroalimentarios, pues las exportaciones (1.957 M€) han superado en más de una décima parte las importaciones (1.766 M€).

Se computa, así, un saldo a favor de las islas de 191 millones de euros, un importe que amplía el superávit del ejercicio anterior (79,3 M€) y se erige en el más elevado de una serie histórica con tan solo tres valores positivos en las dos últimas décadas.

Actualmente, el archipiélago orienta la venta exterior de dichos bienes a un total de 168 países del mundo, los cuales forman parte de un portfolio comercial que durante el último quinquenio ha evidenciado una notable y progresiva concentración en torno a los mercados del euro, los cuales canalizan el 76,1% del flujo exportador (vs 43,7%, 2013), en detrimento del peso de otras plazas como Latinoamérica (7,2% vs 8,8%, 2013), Asia Oriental (1,9% vs 5,1%, 2013) y América del Norte (2,1% vs 2,5%, 2013).

En términos generales, las islas se proyectan al exterior a través de una cesta formada por 692 bienes distintos basada, en gran medida, en la producción de sectores industriales muy maduros y, generalmente, de baja intensidad tecnológica, si bien encuentra importantes aliados en las partidas relacionadas con la náutica –a través de la exportación de yates y otras embarcaciones recreativas, así como de equipamiento relacionado con los mismos– y la agroalimentación –desde productos del primario, como la patata y la almendra, y otros transformados, como las gomas y resinas derivadas de la algarroba, el queso, el vino o las galletas.

Estas conclusiones derivan de la nueva actualización de la herramienta i|exporta, presentada esta mañana en el marco de una nueva i|conferencia que, bajo el título ‘El valor que viene del exterior: internacionalizarse para competir’, ha contado con el apoyo de la Cambra de Comerç de Mallorca como patrono anfitrión del acto.

En el transcurso de su ponencia, Antoni Riera, director técnico de la fundación, ha señalado “la importancia que reviste aprvechar las ventajas comparativas que dispone el archipiélago en la comercialización de determinados bienes, el potencial de avanzar en servicios de alto valor añadido conectados a la especialización industrial y explotar, sobre todo, el efecto tractor que la expansión de compañías turísticas ejerce sobre la salida al exterior de know-how balear (hotelero, tecnológico, empresarial…) en un escenario mundial dominado por las cadenas globales de valor”.

Al objeto de poner en valor la estrategia de internacionalización llevada a cabo por distintas empresas representativas del tejido balear, la fundación ha contado, en esta ocasión, con la participación de Gori Bibiloni, socio fundador de Carob, Gabriel Coll, CEO de Quely, Mats Lindhom, director de ventas y marketing de Calzados Bestard, Pau Ginart, director comercial de Estel Ingeniería y Obras y Jaume Monserrat, CEO y cofundador de Hittgroup.

Todos los participantes han coincidido en que la salida al exterior de sus empresas ha contribuido a impulsar palancas internas de competitividad relacionadas, sobre todo, con la eficiencia y la innovación. Así pues, el desarrollo de una tecnología propia ha sido, según Gori Bibiloni, “un aspecto clave para vender un producto diferenciado y casi único –como es la goma de garrofín de Carob– alrededor del mundo”.

Una cuestión que desde Quely y Calzados Bestard han abrazado a través de la reformulación de una propuesta de valor fuertemente enraizada en la tradición, pues, en palabras de Gabriel Coll, “tan solo es posible abrir una ventana al exterior transformando continuamente el producto para adaptarlo a los distintos mercados” y “concentrándose en lo que la empresa sabe hacer bien para ser reconocido, sobre todo, por la calidad”, según añade Mats Lindhom.

Ante la globalización que afecta también a los servicios, la apertura de filiales al otro lado del Atlántico supone para Estel “consolidar el crecimiento de un negocio que desde el principio adoptó una clara visión global”, en palabras de Pau Ginart. Una cuestión que se reafirma en el ámbito de las empresas tecnológicas, pues la exportación de intangibles “requiere maximizar la proximidad con el cliente al objeto de no solo conocer, sino profundizar en sus necesidades”, expone Jaume Monserrat de Hittgroup.

En este marco, Antoni Mercant, presidente de la Cambra, ha destacado “el interés de la entidad para acompañar a las empresas en el trazado de iniciativas de expansión exterior”, una cuestión que, al cierre del acto, Iago Negueruela, Conseller de Trabajo, Industria y Comercio ha retomado al manifestar que “la internacionalización, junto el crecimiento empresarial, es clave para reespecializar el secundario balear”.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es