Buscador de la Hemeroteca
Secciones
ATA

35 medidas para mejorar la situación de los autónomos

14 de Marzo de 2019
Veinte medidas que mejorarán las condiciones de más de tres millones de autónomos

TA ha trasladado su reticencia hacia la implementación de dicho sistema, pues si bien entendemos que sería lo más equitativo, la dificultad técnica de establecer de forma fehaciente los ingresos de los autónomos, por la incertidumbre de los mismos, podría derivar en graves consecuencias y en un incremento de las cotizaciones para el 70% del colectivo.

En 2018 ha sido un año de grandes retos y cambios, que han consolidado el liderazgo de ATA como organización más representativa del trabajo autónomo y como uno de los interlocutores clave en el diálogo social sobre el colectivo.

En 2018, La ley de autónomos que entró plenamente en vigor en enero de ese año ha facilitado no sólo que surjan 52.725 nuevos emprendedores sino que muchas actividades se consoliden y ganen en tamaño, contribuyendo así al crecimiento económico aún más si cabe. Hay más autónomos, más autónomos que generan empleo y lo que es más importante, un empleo de calidad. Sin embargo, las expectativas para 2019 son menos halagüeñas.

Durante el 2018, la Subcomisión de Reforma del RETA prosiguió con sus trabajos. En el primer semestre del año, se produjeron múltiples comparecencias de expertos e interlocutores sociales. ATA fue la primera en comparecer ante la misma para trasladar su posición y propuestas en relación a dicha Reforma.

A finales de este año los componentes de dicha Subcomisión presentaron los puntos esenciales, a partir de la opinión de los expertos, sobre los que en 2019 la Subcomisión trasladará sus recomendaciones. Puntos tales, como la redefinición de la habitualidad, la cotización a tiempo parcial, los falsos autónomos, los TRADES o las plataformas digitales.

Sobre todos ellos hemos elaborado y remitido nuestra posición y propuestas. Pese a ello y dada la convocatoria de elecciones anticipadas, se han interrumpido los trabajos de la Subcomisión y han quedado pendientes muchos temas que deben resolverse y sobre los cuales, entre otros basamos nuestras propuestas para el 2019.

Uno de los puntos clave de esta Subcomisión es precisamente estudiar y valorar la idoneidad de establecer un sistema de cotización en función de los ingresos reales del colectivo.

En este sentido, ATA ha trasladado su reticencia hacia la implementación de dicho sistema, pues si bien entendemos que sería lo más equitativo, la dificultad técnica de establecer de forma fehaciente los ingresos de los autónomos, por la incertidumbre de los mismos, podría derivar en graves consecuencias y en un incremento de las cotizaciones para el 70% del colectivo.
Seguiremos defendiendo que la pedagogía y los incentivos son la mejor forma de aumentar la contribución al sistema por parte de los autónomos, todo lo demás sólo produciría que muchos saliesen del mismo.

En el capítulo fiscal, el Grupo Parlamentario Ciudadanos presentó en 2017 una Proposición de Ley de Refuerzo de la Lucha contra la Morosidad en las Operaciones Comerciales, que fue apoyada y tomada en consideración por el resto de grupos parlamentarios. Dicha norma establece un régimen sancionador precisamente para evitar que en el futuro se sigan dando estas situaciones abusivas.

Sin embargo, durante 2018, se avanzó poco en su tramitación parlamentaria y en 2019 se ha visto también interrumpida su tramitación por la disolución de las Cámaras. ATA no sólo ha trasladado sus propuestas de enmiendas y observaciones, sino que seguiremos insistiendo en que no se deje en el cajón la iniciativa en la próxima legislatura, pues la aprobación de la misma supondría la consecución de una de las grandes e históricas reivindicaciones de ATA, que haya tolerancia cero con la morosidad que tanto afecta a los autónomos.

Hay que destacar que durante 2018 se ha intensificado el diálogo con el Ejecutivo y especialmente con el Ministerio de Trabajo, en cuanto a la negociación de las bases de cotización del RETA y acción protectora de los autónomos en 2019.
Si bien 2017 fue el año de la tramitación de la Ley de Autónomos, y por tanto hubo una gran actividad de ATA a nivel parlamentario, 2018 ha estado, sin duda, marcado por nuestro diálogo con el Ejecutivo y especialmente por el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Tras el anuncio de la subida a 1 de enero de 2019 del SMI a 900 euros al mes en 14 pagas, ATA alertó que la subida abrupta en un 22,3% del SMI que afectaría a todas las bases mínimas del Sistema de Seguridad Social, y en el caso de los autónomos aún más.  Al ser en 12 pagas, la base mínima del Régimen de autónomos pasaría de la actual 932,7€ a 1.050€ y por tanto a pagar 35 euros más al mes y 420 euros más al año.

Y a ello, había que sumar que, al millón de autónomos empleadores, que en su gran mayoría emplean a uno o dos trabajadores, les subirían los costes laborales de 2.800 hasta 4.500€ por cada trabajador anualmente.

Se inició un intenso diálogo con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. ATA y UPTA, alcanzaron un preacuerdo con el Ministerio el 14 de noviembre y los términos del mismo se impusieron en el acuerdo del 22 de noviembre entre todas las organizaciones de autónomos y Trabajo. Dichos términos se reflejarían en el REAL DECRETO-LEY aprobado por el Consejo de Ministros el 28 de diciembre de 2018, con las siguientes medidas que sin duda suponen un gran logro para ATA y para los autónomos:
 
  • La base de cotización de los autónomos se incrementaría en un 1,25% a partir del 1 de enero de 2019, y no un 22,3% como se planteaba inicialmente, y el tipo de cotización pasa a ser del 30%.  Así la cuota sube para los autónomos persona física 5,36€/mes (64€/año) y para los autónomos societarios la subida es de 6,89 €/mes (82€/año).
  • Se mejora la protección social de los autónomos, situando a éstos como el colectivo de autónomos con mayor protección social de Europa, en concreto:
  • Derecho a paro/prestación cese de actividad: se mejora su acceso, flexibilizan las condiciones y amplía la duración de la prestación. Se amplía la prestación a 24 meses.
  • Los autónomos tendrán derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja.
  • Todos los autónomos tendrán derecho a acceder a la formación continua y reciclaje profesional.
  • Los autónomos no pagarán la cuota de Seguridad Social a partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal hasta el momento del alta.
  • Se mantiene la tarifa plana en el primer año que pasa de 50 a 60 euros, pero incluye contingencias profesionales.
  • Se recoge que se sancionará a las empresas con un mínimo de 3.126 euros y un máximo de 10.000 euros de multa por cada caso en que se detecten "falsos autónomos" que deberían estar empleados por la empresa.
En cuanto a nuestro diálogo con el Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria, y tras meses Fiscalidad, tras meses de negociaciones el mismo Consejo de Ministros aprobó la prórroga de los límites de facturación para autónomos por módulos. Es decir, 400.000 autónomos podrán seguir tributando en el sistema de módulos en 2019.
Sin embargo, se trata de un periodo transitorio, en el que habrá que ir aumentando progresivamente los rendimientos de los autónomos para que su trasvase a estimación directa en el futuro, no sea traumática, desde el punto de vista del impacto económico."
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es