Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Motor

CONFEBUS: "El transporte interurbano en autobúsconsolida su recuperación"

01 de Marzo de 2019
El sector facturó unos 3.000 millones de euros en 2017 de manera global.

Autobús en la carretera

Los datos que el INE ha publicado reflejan un claro crecimiento del transporte interurbano en autobús desde 2014. El año pasado, el total de viajeros fue de casi 700 millones. Se trata de la cifra más alta desde la crisis, recuperando cerca de 44 millones usuarios en los últimos cuatro años. El transporte discrecional y el urbano en autobús crecieron un 6,4% y un 1,5% respectivamente en 2018.

El número de viajeros del transporte interurbano en autobús ascendió a 694.953.000 viajeros en 2018, lo que supone un aumento del 2,6% respecto a 2017.

Los datos publicados por el INE ponen de manifiesto el crecimiento del sector, que desde 2011 se recupera de forma paulatina y cada vez está más cerca de alcanzar el número de usuarios anterior a la crisis (en 2008, el total de viajeros transportados en autobús interurbano fue de 706.156.000 usuarios según el INE). En los últimos cuatro años, se ha recuperado un total de 43.565.000 de viajeros.

Dentro del transporte interurbano en autobús, los viajes de cercanías crecieron un 3% y los de media distancia un 2%. Y, aunque los de larga distancia disminuyeron en el cómputo global del año, en el último cuatrimestre de 2018 registró cifras positivas. Además, el número total de viajeros transportados en autobús interurbano en 2018 superó al del ferrocarril, lo que le sitúa como el modo de transporte interurbano más demandado.

El transporte interurbano en autobús sufrió la crisis más tarde que el resto de sectores del transporte y también está tardando más en recuperarse, pero la trayectoria positiva experimentada desde 2014, se consolida”, explica Rafael Barbadillo, presidente de CONFEBUS.

Además, el número de viajeros del transporte urbano en autobús ascendió hasta alcanzar los 1.767 millones de viajeros en 2018, lo que supone un aumento del 1,5% con respecto a 2017. Mientras, el transporte discrecional se incrementó en un 6,4%, con 204 millones de viajeros, y el especial (escolar y laboral) registró casi 315 millones de viajeros, un 2,5% más que en 2017.

Desde la patronal señalan que para que esta mejoría se consolide es imprescindible contar con el apoyo de la Administración, al igual que han tenido otros medios de transporte de pasajeros. “Llevamos tiempo solicitando a las Administraciones una mayor equidad en las inversiones dirigidas a nuestro sector, equiparándolas a otros medios de transporte como, por ejemplo, el ferroviario”

En este sentido, y entre las principales demandas que hace la Confederación para consolidar esta recuperación, es la creación de una política integral de movilidad que contemple a todos los modos de manera conjunta y equilibrada y que potencie el transporte en autobús dentro de un plan contra la despoblación. En este sentido, CONFEBUS destaca el carácter del autobús como elemento vertebrador de nuestro país.

También Barbadillo recuerda que, recientemente, el Pleno del Parlamento Europeo revalidó en votación la idoneidad del modelo de autobús español.

Un sector clave para la sociedad y economía españolas
El sector del transporte en autobús es un sector clave para la economía española, que factura más de 3.000 M€ y que da empleo a más de 80.000 personas de forma directa.

Además, transporta anualmente 1.750 millones de viajeros que comunican regularmente más de 8.000 poblaciones a lo largo de toda la geografía. Este hecho lo convierte en un actor estratégico para la sociedad ya que garantiza la movilidad de millones de personas cada día, siendo en ocasiones el único medio de transporte colectivo.

De esta forma, prácticamente no hay ningún núcleo de población con más de 50 habitantes que no sea atendido al menos por una línea interurbana de autobuses.

El autobús es el modo de transporte más seguro por carretera, según las estadísticas de la Dirección General de Tráfico. También es un elemento fundamental para conseguir una movilidad más sostenible, ya que contribuye a la disminución del CO2 y de las partículas que se emite a la atmósfera y a la disminución de la congestión y de la contaminación que provoca el tráfico en las ciudades y carreteras puesto que cada autobús puede sustituir entre 14-30 vehículos privados.

El sector, tal y como señala CONFEBUS, está realizando un importante esfuerzo en los últimos años trabajando por el ahorro energético, la limitación de las emisiones de CO2 y de partículas o el uso de fuentes de energías limpias, como el gas y las renovables, tanto en las flotas como en las instalaciones.

De hecho, las flotas cuentan ya con vehículos sostenibles como los híbridos, eléctricos o los impulsados por gas natural.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es