Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Internacional

Antonio Garamendi y Rebeca Grynspan participan en una jornada sobre arbitraje internacional en Iberoamérica

07 de Febrero de 2019
El secretario permanente de CEIB, Narciso Casado, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, el presidente de CIAR, Luis Martí Mingarro, y el secretario general de CIAR, Javier Iscar. — ©CEOE

El secretario permanente de CEIB, Narciso Casado, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, el presidente de CIAR, Luis Martí Mingarro, y el secretario general de CIAR, Javier Iscar. — ©CEOE

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi; la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan y el presidente del Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR), Luis Martí Mingarro, inauguraron una jornada en la sede de la Confederación Empresarial sobre Arbitraje Internacional en Iberoamérica.

En el transcurso de la reunión el Consejo Empresarial Iberoamericano (CEIB) y CIAR firmaron un acuerdo de cooperación, que reconoce los beneficios del arbitraje internacional como instrumento para solucionar diferencias, disputas o contiendas internacionales (especialmente para las pymes) y la necesidad de crear conciencia y promover el arbitraje internacional en las Américas.

Clausuraron la jornada el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de La iglesia; el secretario permanente de CEIB, Narciso Casado; y la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Victoria Ortega.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, destacó que un elemento esencial para el desarrollo de la inversión y el comercio transnacionales es la seguridad jurídica, porque invertir conlleva riesgos y un buen sistema de resolución de conflictos dota de seguridad a inversores y comerciantes. Para ello, explicó, el arbitraje transfronterizo ofrece a quienes entran en situaciones de conflicto la oportunidad de resolver antes y mejor las diferencias, tensiones y disputas que puedan surgir en el desarrollo de las relaciones comerciales.

CIAR
Garamendi informó de que SEGIB tomó la iniciativa de impulsar el proyecto CIAR y lo llevó ante las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno, lo que consolido la propuesta de un centro de arbitraje iberoamericano, impulsado por las organizaciones empresariales y de los profesionales de la Abogacía de nuestros países.

“La CEOE, a través de CEIB, ha estado presente en la tarea fundacional del CIAR desde su origen y ha seguido y apoyado su ulterior desarrollo”, señaló. Asimismo, Garamendi consideró que ahora es el momento de consolidar nuestra cooperación al proyecto, para que su actual estado de madurez sea difundido, conocido y se promueva la utilización de esta vía de solución de conflictos.

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, aseguró que la enorme mayoría de conflictos en materia comercial que se producen entre empresas iberoamericanas se están resolviendo mediante mecanismos, que si bien tienen un gran prestigio, son ajenos a la región; utilizan procedimientos ajenos a nuestra cultura jurídica; los árbitros no son iberoamericanos y los costos son significativos y los plazos de resolución muy prolongados.

“Cuando abrazamos la idea de conformar este centro de arbitraje lo hicimos con la convicción de la necesidad que tenemos las pymes y las grandes empresas de fortalecer y propagar nuestra cultura jurídica, fortalecer nuestras lenguas, pero también reconocer la calidad de nuestros profesionales y expertos del derecho, asumiendo que estamos en condiciones de resolver nosotros mismos nuestros propios conflictos”, señaló Grynspan.

En este sentido, explicó, se conformó un centro que ofrece un mecanismo ágil, poco burocratizado; que da plena confianza tanto a los operadores económicos como jurídicos de la región; que tiene sus sedes en países iberoamericanos; y que incluye una amplia lista de árbitros iberoamericanos de máxima calidad, designados de forma transparente según antecedentes, especialidad e idoneidad a partir de propuestas de los asociados de nuestros países, respetando normas deontológicas muy claras relacionadas con los árbitros, su designación y comportamiento.

La puesta en marcha del Centro, además, tuvo muy en cuenta la especial situación en la que se encuentran las pymes, que en muchos casos no contaban con mecanismos apropiados y ajustados a las necesidades de ellas para resolver los conflictos que se les pudieran presentar, concluyó.

Por su parte, el presidente del Centro Iberoamericano de Arbitraje-CIAR, Luis Martí Mingarro, ha querido destacar que “el arbitraje accesible es un acto de libertad convencional”. “CIAR nació con la vocación de las instituciones empresariales y con el respaldo de SEGIB, que le dio presencia”, ha explicado. En esta línea, el presidente de CIAR ha agradecido a CEOE por “estar con nosotros desde el principio y ayudarnos”.

Acuerdo de cooperación CEIB-CIAR
El presidente de CEOE expresó su gran satisfacción por haber acogido hoy la firma del convenio de colaboración que se suscribe entre CEIB y el CIAR, y en el ámbito del mismo trabajar conjuntamente con todas las instituciones que integran CIAR para que se avance en su difusión, en su desarrollo y en su efectiva y eficaz implantación en las transacciones, tráfico e inversiones del mundo iberoamericano.

Firmaron el Acuerdo el presidente de CEOE, Antonio Garamendi y el presidente de CIAR, Luis Martí Mingarro, en presencia del secretario permanente de CEIB, Narciso Casado y la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan. Según el Acuerdo, se establece que CIAR es el único centro de arbitraje concebido para operar en el comercio iberoamericano y promueve la formación y el intercambio con otras instituciones, y permite el acceso a programas formativos, publicaciones y recursos web, entre otros.

Tras la inauguración, ha tenido lugar una mesa redonda sobre la seguridad jurídica en Iberoamérica, moderada por el secretario general de CIAR, Javier Iscar. En ella, han participado Bernardo Cremades, socio fundador del despacho B. Cremades y Asociados; Marlen Estévez, socia de Roca Junyent; Pablo de Carvajal, secretario general de Telefónica; Sara Pérez González, legal contract manager de Indra; y Juan Carlos Alfonso Rubio, secretario general y director jurídico de AENA.

Clausura
El evento fue clausurado por el secretario permanente de CEIB, Narciso Casado, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, y la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega.

El secretario permanente de CEIB aseguró que el interés de las empresas se ha visto reflejado con la masiva asistencia en la jornada, ya que se han dado cita en la casa de los empresarios españoles, CEOE,  y también en la de los Iberoamericanos, CEIB, los máximos representantes de la SEGIB, de CEIB y sus 23 organizaciones empresariales representadas, de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y el Caribe, de CIAR, del Consejo General de la Abogacía Española, embajadores, y empresarios para presentar y respaldar una herramienta necesaria, al servicio de nuestras empresas en la Región, desarrollada por excelentes profesionales y expertos del derecho, con una misma lengua y cultura jurídica.

“El Consejo de Empresarios Iberoamericano, CEIB, ha querido seguir la estela de CEOE dando un servicio global a las patronales de CEIB y a los más de 14 millones de empresas asociadas que las integran, muchas de ellas pymes”, declaró Casado. En este sentido, añadió que la firma del convenio entre CEIB y CIAR supone el respaldo de los empresarios iberoamericanos a un centro de arbitraje sin protagonismos que es reflejo de la identidad iberoamericana, de nuestra identidad.

“El apoyo a un instrumento común para resolver conflictos, accesible económicamente, lenguaje y jurisdicción cercana y en consonancia con nuestro entorno social, político y económico”, resaltó. Para concluir, Casado reiteró el compromiso de CEOE y de CEIB de difundir y promover CIAR entre todas las organizaciones.

Un compromiso al que también se adhirió el Ejecutivo en palabras del secretario de Estado: “El Gobierno dio el firme respaldo a esta nueva iniciativa y ese apoyo permanece ahora que CIAR es una realidad y su objetivo sigue presente”. Así, Juan Pablo de Laiglesia destacó que el CIAR dota a la región de un mecanismo propio y evita que los conflictos los resuelvan otros árbitros externos. Además, aporta seguridad jurídica y empodera al sector privado al darle liderazgo.

Por su parte, Victoria Ortega quiso resaltar la importancia de favorecer el arbitraje internacional. “El arbitraje es la clave para fomentar la cooperación entre oriente y occidente e involucrar a los países de forma ágil y profesional”, explicó. Para concluir, hizo hincapié en la importancia del compromiso de todos los países y organizaciones para “aumentar la confianza en esta forma de resolución de conflictos”.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es