Buscador de la Hemeroteca
Secciones
transparentes, sólidas y claras

La AEB cree que las relaciones con los clientes deben ser más claras

26 de Noviembre de 2018
José María Roldán, presidente de la AEB

José María Roldán, presidente de la AEB

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, admite que las relaciones con los clientes deben asentarse en bases "más transparentes, sólidas y claras" y defiende que una aplicación retroactiva de las normas tendría efectos "devastadores" para la seguridad jurídica.

En una entrevista que publica el diario El Mundo, Roldán señala que los tiempos han cambiado, lo que obliga a que las relaciones con los clientes se construyan "sobre bases más transparentes, sólidas y claras". "Es la tendencia global y tenemos que aceptarlo", afirma.

"Pero es complicado que este nuevo tipo de relaciones se plantee con términos retroactivos poco justificados. Los efectos retroactivos son muy dañinos para la viabilidad del sector", añade.

Considera que el fragmentado mapa político "explica algo" en torno al clima que se ha creado contra los bancos y, sobre el último episodio en torno al impuesto que grava la constitución de las hipotecas, afirma que el daño a la imagen del sector ha sido "tremendo" sin haber hecho nada "reprochable ni rechazable" porque la banca estaba cumpliendo con la legislación vigente.

Dice que el sistema hipotecario español ha funcionado de manera razonable y achaca la conflictividad que ha arrastrado a la profunda crisis, que llevó la tasa de paro al 27%.

Sin una banca potente no hay una economía potente, asegura Roldán, para quien los bancos "repararán su reputación con mucha paciencia y tranquilidad".

Pero la reputación no afecta a la confianza "aunque parezca una contradicción", porque los clientes confían en sus bancos. "Tenemos su confianza pero no podemos darla por garantizada para siempre", afirma. Avisa que cualquier cosa que ponga en peligro el crédito al coste que está es perjudicial a corto, medio y largo plazo.

Afirma que es preciso evitar aplicar medidas que perjudiquen a la banca española y no tanto a la de otros países que no tienen estas medidas porque así no se podría competir "en plenitud de facultades".

Al presidente de la patronal bancaria le llama la atención que se diga que en España nadie ha pagado por los errores, porque no hay un solo "gestor malo" que esté activo actualmente y están inmersos en procesos judiciales o en la cárcel. "España es un país donde la justicia es como tienen que ser: ciega y dura", mientras que en EEUU ninguno de los directivos de las grandes entidades ha pasado por este tipo de procesos.

A su juicio, hay un "falso diagnóstico" que culpa a los bancos de la crisis, pero la realidad es que la responsabilidad fue de las cajas, porque "cuando no está claro si algo es público o privado se confunden los objetivos financieros con los regionales o políticos y las estrategias de gestión privadas con las personales". Cree que para recuperar las ayudas públicas a las cajas, lo mejor que se puede hacer es gestionar con criterios privados las entidades que se pueden privatizar.

Pide que la regulación financiera se base en la actividad que se desarrolla y no en el tipo de entidad, y señala que no es aceptable que las "fintech" tengan una regulación más laxa que los bancos. "Si se nos deja -explica- el sector bancario probará que compite con la misma eficiencia que en el pasado".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es