Buscador de la Hemeroteca
Secciones
CUMBRE IBEROAMERICANA

Los líderes de Iberoamérica dicen que el futuro pasa por recuperar la ciudadanía y la estabilidad

16 de Noviembre de 2018
Los flujos de capitales hacia América Latina han experimentado un cambio de tendencia en 2018, al igual que otras regiones emergentes.

Los presidentes de Guatemala, México, Panamá, Honduras y Andorra, así como del Gobierno español, reflexionaron en presencia del rey de España sobre estas cuestiones ante los 700 empresarios que se han reunido durante dos días en Antigua.

La urgencia de recobrar la confianza ciudadana en la clase política y las instituciones, y de promover una estabilidad que estimule la economía y apuntale el desarrollo regional protagonizaron el mensaje de los gobernantes que asistieron al XII Encuentro Empresarial Iberoamericano.

Los presidentes de Guatemala, México, Panamá, Honduras y Andorra, así como del Gobierno español, reflexionaron en presencia del rey de España sobre estas cuestiones ante los 700 empresarios que se han reunido durante dos días en Antigua (Guatemala), en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

El rey Felipe VI y el presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, defendieron ante mandatarios y empresarios iberoamericanos la necesidad de promover en la región un desarrollo económico inclusivo que fomente la igualdad de género.

Felipe VI, que presidió además la entrega del Premio Iberoamericano de Calidad a una decena de entidades y organizaciones de distintos países, abogó por el fortalecimiento de las relaciones comerciales y de inversión entre las naciones para "promover y difundir la prosperidad".

El XII Encuentro Empresarial Iberoamericano reunió al jefe del Estado español y al presidente del Gobierno con media docena de mandatarios iberoamericanos en el hotel Santo Domingo del Cerro, en las afueras de la ciudad colonial de Antigua.

En el discurso de clausura, el rey de España destacó la necesidad de una globalización "inclusiva", con acuerdos "globales y justos", que constituyan una oportunidad para mejorar la normativa laboral y ambiental, así como "fomentar la igualdad de género, mejorar la transparencia y generar riqueza y bienestar para el conjunto de la sociedad".

Tras abogar por el fortalecimiento de las relaciones comerciales y de inversión entre las naciones para "promover y difundir la prosperidad", Felipe de Borbón subrayó que "desde España se defienden las ventajas del librecambio en el marco multilateral como un potente motor de generación de riqueza y empleo".

En este contexto, hizo especial hincapié en la importancia de favorecer "la incorporación de la mujer a puestos de mayor responsabilidad en las empresas", un objetivo que "redundaría en el beneficio global de la compañía y de la sociedad".

En el mismo sentido, Sánchez subrayó su apuesta por la igualdad entre hombres y mujeres con decisiones como la del nombramiento de su Ejecutivo de mayoría femenina y consideró vital esta política para que haya sociedades prósperas, inclusivas y sostenibles, de modo que, según explicó, el Gobierno y el Parlamento españoles están adoptando decisiones para garantizarla.

El mandatario saliente de México, Enrique Peña Nieto, que en dos semanas cederá el testigo al izquierdista Andrés Manuel López-Obrador, consideró que "certidumbre, confianza y estabilidad" son imprescindibles para generar un entorno que atraiga inversiones e invite al empresariado a participar en el desarrollo de un país.

"Esa fue la premisa que seguimos en mi administración", dijo el gobernante mexicano, quien presumió de los indicadores económicos logrados durante sus seis años en el poder, especialmente en cuanto a inversión extranjera y nacional.

Sobre estabilidad versó también el mensaje del presidente panameño, Juan Carlos Varela, quien dijo que las tensiones arancelarias entre China y Estados Unidos "no le convienen" a la economía mundial.

A la migración se refirió la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, quien realizó la única mención a la crisis venezolana, apelando a la responsabilidad de los países iberoamericanos para conjurar los populismos, tras aludir a la migración provocada por la crisis en Venezuela, una "tragedia humanitaria".

Ramírez, en representación del presidente Iván Duque, sostuvo que esa situación "pasó por la falta de solidaridad latinoamericana", alertó de que "lo que está pasando allá puede pasarnos a cualquiera" y conminó a la región a recuperar la confianza ciudadana porque "a Iberoamérica le quedan muchos años de futuro pero tenemos que construirlo entre todos generando confianza entre los ciudadanos". Por su parte el presidente anfitrión, Jimmy Morales, expresó su deseo de reducir las altas tasas de trabajo informal que afectan al país y que lastran el crecimiento y el desarrollo.

Tras las intervenciones de los presidentes, la patronal regional hizo entrega a la Cumbre Iberoamericana de sus tradicionales recomendaciones, en las que pidieron a los países de la región adoptar políticas para reducir la brecha de género en el ámbito empresarial.

También instaron a los empresarios y los Estados a trabajar para aumentar el crecimiento anual del Producto Interior Bruto de la región para acercarse al de otras áreas del mundo.

La cita empresarial la clausuró el rey de España, quien en su intervención defendió "las ventajas del librecambio en el marco multilateral" y una globalización "inclusiva", con acuerdos "justos", que permitan mejorar la normativa laboral y ambiental y fomenten la igualdad de género.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es