Buscador de la Hemeroteca
Secciones
CECAM

El absentismo laboral en Castilla-La Mancha tuvo un coste de 2.678 millones de euros en 2017

06 de Junio de 2018
Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía son las regiones donde el absentismo tiene un coste más elevado

El gasto en términos de prestaciones económicas de la Seguridad Social es de 247,85 millones de euros, un 12% más que en 2016.

La Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM) y la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) han firmado un acuerdo de colaboración para la difusión de una herramienta online, que permitirá a pymes y autónomos asociados a CECAM calcular el coste económico del absentismo laboral derivado de la Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes (ITCC).

El acto ha contado con la presencia del presidente de CECAM, Ángel Nicolás, y el vicepresidente de AMAT, Mariano de Diego Hernández, que también han dado a conocer los datos de absentismo laboral por ITCC de 2017 en Castilla-La Mancha.

El absentismo tuvo en 2017 un coste total de 2.677,60 millones de euros en la región, lo que supone un incremento del 10,44% respecto al ejercicio 2016. El gasto en términos de prestaciones económicas de la Seguridad Social es de 247,85 millones de euros, un 12% más que en 2016.

A esta cantidad hay que sumar el coste directo que dichas bajas laborales representaron para las empresas, de 182,74 millones de euros y, por último, añadir el coste de oportunidad (en términos de bienes y servicios que se dejaron de prestar o producir) y que ascendió a 2.247,01 millones de euros.

El coste del absentismo laboral por ITCC ha sido mayor en Toledo y Ciudad Real, con 764,57 y 748,34 millones de euros respectivamente. Cierra la tabla Cuenca, con 275,99 millones de euros, aunque la mayor variación interanual se produjo en Albacete, con un incremento del absentismo del 12,10%.

“No es sostenible un permanente aumento del absentismo, como el que se está produciendo en nuestro país en los últimos años”, ha valorado Ángel Nicolás. “No es comprensible que cuando se inicia la recuperación económica y mejoran las condiciones de contratación, automáticamente se produzca un aumento del absentismo laboral.

Esto no es sostenible para las empresas: No sólo por el perjuicio que supone en términos económicos, sino también en términos de organización interna, por el desajuste en los procesos internos de las empresas”.

El presidente de CECAM ha añadido que “este repunte del absentismo supone un aumento de costes para las empresas y una pérdida de los niveles de competitividad, ya que el absentismo laboral afecta a la productividad de estas. Y esto es algo que no nos podemos permitir, en un momento económico en el que lo necesario es apoyar a las empresas, y poner a su disposición todas las herramientas necesarias para ser más competitivas.”
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es