Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Entrevista a Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa

"Los españoles han ahorrado y mucho, pero en el ladrillo"

14 de Mayo de 2018
Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa

Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa

Pilar González de Frutos es la presidenta de la Unión Española de Entidades Aseguradoras (Unespa). Además, es la presidenta de la Comisión Fiscal de CEOE, miembro del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y miembro de la Junta Consultiva de Seguros del Ministerio de Economía de España. En esta entrevista amplia con El Empresario, González de Frutos analiza el problema del sistema de pensiones actual y la situación de la seguridad en España.

Unespa ha publicado un informe en el que afirma que las rentas vitalicias son una opción de futuro para las pensiones de los españoles, ¿en qué medida ayudarán a mantener el sistema de pensiones? ¿Podrán todos los españoles acceder a este tipo de renta?
Las rentas vitalicias son una buena forma de complementar la pensión si uno tiene 65 años. Permiten convertir cualquier activo patrimonial en una fuente de ingresos recurrente para toda la vida. Ya se trate de una vivienda, una segunda residencia, unas tierras, acciones, fondos de inversión, una licencia de taxi…

El patrón de ahorro de los españoles ha estado orientado en las últimas décadas hacia la compra de inmuebles. Actualmente, un 82% de todas las familias españolas disponen de una vivienda en propiedad. Si se toman en consideración sólo los hogares formados por personas mayores, este porcentaje sube hasta el 90,4%. Pero es que, además, un 52,9% de quienes superan los 65 años tienen un segundo inmueble en propiedad. Hablamos de un apartamento en la playa, de una casa en el pueblo…

Por lo tanto, los españoles sí han ahorrado y mucho, pero en ladrillo. Son, pues, personas con patrimonio, pero que pueden tener necesidades de liquidez en la recta final de su vida. La gran ventaja de las rentas vitalicias es que permiten transformar ese patrimonio una fuente de ingresos recurrente. Es más, transformar ese patrimonio en un complemento a la pensión que no se agotará nunca. En una renta para toda la vida. Se viva el tiempo que se viva.

A cierre del pasado año, 17.754 personas mayores de 65 años transformaron el dinero logrado con la venta de algún elemento patrimonial en una fuente garantizada de ingresos de por vida. Estas personas se acogieron a las ventajas fiscales que se establecieron para este producto a raíz de la última reforma del IRPF. Los datos demuestran que hay un interés por transformar el patrimonio en un complemento para la jubilación. Estas rentas vitalicias acumulaban al acabar 2017 un volumen de ahorro bajo gestión de 1.611 millones de euros.

Si una persona reinvierte todo o parte del importe de la venta en una renta vitalicia asegurada, hasta un importe máximo de 240.000 euros, la ganancia patrimonial (que si no reinvierte tendría que pagar impuestos) queda totalmente exenta. Por ejemplo, si una persona de 70 años vende una segunda vivienda en la playa, que le costó 90.000 euros, y la vende por 240.000 euros, y destina ese importe a constituir una renta vitalicia asegurada, toda la ganancia patrimonial que obtenga (150.000 euros), quedará exenta. En este caso concreto, esa ganancia patrimonial hubiera tenido que pagar 33.380 euros de impuestos, que el contribuyente se ahorra si reinvierte en una renta vitalicia.

Además, la fiscalidad de la renta vitalicia, especialmente a partir de los 70 años, es también muy ventajosa, porque cada 1.000 euros de renta que recibe el cliente, sólo 80 euros se consideran rendimiento, y de esos 80 euros sólo hay que pagar 15,2 euros (el 19% de 80 euros).

Al margen de estos incentivos fiscales, la principal ventaja de la renta vitalicia, como he comentado en un principio, es que es una renta para toda la vida.

Por esta razón, las rentas vitalicias son el instrumento que más complementariedad presenta con la pensión pública de jubilación, dado que se cobra mes a mes desde que se contrata hasta que se fallece. Duran para toda la vida.
 
"Un 82% de todas las familias españolas disponen de una vivienda en propiedad"

Además de las rentas vitalicias, ¿qué soluciones propone Unespa ante la difícil situación del sistema de pensiones español?
En UNESPA defendemos que se desarrollen los dos pilares de previsión social complementaria, de forma que la estructura del sistema de pensiones se vuelva más sólida. Esto ya existe en muchos países de nuestro entorno. El sistema de pensiones quedaría definido por tres pilares, bajo este planteamiento:
 
  • Pensión pública.
  • Previsión social empresarial: desarrollo de un pilar de previsión social de adscripción por defecto en todos los sectores y en todas las empresas. Justo como existe en otras países de nuestro entorno, como Reino Unido.
  • Ahorro individual: facilitar el ahorro individual de la gente a través de medidas fiscales mientras se encuentran en activo (fase de acumulación) (por ejemplo, que los rendimientos de los productos de ahorro a largo plazo tributen como tales al rescatarse el dinero, y no en base al marginal del IRPF) y alternativas para aquellos que ya han llegado al retiro (ie. impulso de las rentas vitalicias, pues constituyen la solución privada más próxima a la pensión pública).
Estas medidas permitirían disponer de un sistema público de pensiones sostenible y generar las bolsas de ahorro privado necesarias para actuar de complemento de la pensión pública en un contexto de envejecimiento generalizado de la sociedad española. Es adecuado diversificar las fuentes de ingresos porque unas y otras se comportan de manera diferente ante distintos riesgos (por ejemplo, envejecimiento de la población, evolución de los mercados, etc.).
 
"Es adecuado diversificar las fuentes de ingresos en materia de pensiones, porque unas y otras se comportan de manera diferente antes los distintos riesgos"

Como presidenta de la Comisión Fiscal de CEOE, ¿qué reformas en materia de fiscalidad debería introducir el gobierno?
Creo que es imprescindible diferenciar entre imposición directa e indirecta. En la primera, el impuesto de referencia es el de Sociedades cuya regulación actual debe revisarse con el objetivo de dotarla de claridad dado el elevado número de modificaciones que ha sufrido en los últimos años. En paralelo debe evolucionar para adaptarse a las nuevas formas de producción que se van implantando con rapidez y esa necesaria flexibilidad está íntimamente asociada a la sencillez.

Finalmente, dada la interconexión de las economías, cualquier medida de carga fiscal debe coordinarse con el resto de los países para garantizar su eficacia sin perjudicar a la competitividad de la economía española.

Por lo que se refiere a los impuestos indirectos, fundamentalmente al IVA, la aclamación hacia la sencillez se vuelve aún más perentoria. El control de gestión de este impuesto creado a través del Sistema de Información Inmediata (SII) y las dificultades que su implantación ha generado en las empresas es un buen ejemplo de ello.

Los impuestos especiales y la fiscalidad autonómica y local necesitan, además, una coordinación a nivel estatal que impida la doble imposición que en muchos casos “de facto” se produce. La simplificación y la seguridad jurídica suponen un ahorro en costes.
 
"Cualquier medida de carga fiscal debe coordinarse con el resto de los países para garantizar su eficacia sin perjudicar a la competitividad de la economía española"

¿En qué medida la digitalización afecta al sector del seguro? ¿Cuáles son los retos de futuro con los que se enfrentan los seguros?
Las tecnologías de la información tendrán una incidencia perceptible en la forma en que hoy se diseñan, se venden y cómo responden los seguros ante las necesidades de la gente. Algunos cambios ya son una realidad desde hace tiempo. Pensemos en la venta o en la atención al cliente por internet. Pero queda más por venir. Habrá que ver cómo se aplican al seguro el big data, la tecnología blockchain o qué efectos tendrá el internet of things sobre la forma de hacer seguros de automóviles o de multirriesgos, por ejemplo.

En UNESPA hemos creado este año, precisamente, un Consejo Asesor de Digitalización y Nuevas Tecnologías donde reunimos a expertos de renombre en estos campos. La función de este consejo asesor, que ya ha iniciado sus reuniones, es identificar cuáles son las áreas donde se producirán, previsiblemente, cambios estructurales y analizar la naturaleza de los mismos.

En este punto creo firmemente que el seguro sabrá adaptarse a los tiempos que están por venir. Somos una industria con 200 años de historia a nuestras espaldas. Hemos vivido momentos de cambio en el pasado y viviremos situaciones similares en el futuro, y tanto entonces como ahora nos adaptaremos al entorno como sector.

Aquí me gustaría hacer especial mención al potencial que tiene la tecnología para promover la prevención frente al riesgo. En este campo podemos realizar enormes avances. Pensemos en cómo los coches inteligentes, la domótica o los wearables nos pueden ayudar a mejorar la seguridad vial, proteger nuestras viviendas y negocios, o cuidar de nuestra salud.

Hay un largo camino por andar, es cierto, pero el seguro es un aliado de la tecnología en este periplo porque el riesgo siempre existe y la mejor manera de afrontarlo –la única manera de afrontarlo, de hecho–, es hoy igual que ayer la mutualización de ese riesgo. Es decir, el seguro.

Una de las principales causas de muerte en España se produce por los accidentes de tráfico en España, ¿se están poniendo todas las barreras necesarias para acabar con esta lacra?
Desde UNESPA apoyamos todas las medidas que se realicen en favor de la seguridad vial, como no podía ser de otra manera. Desde nuestro punto de vista, la seguridad vial es una materia que nos afecta e implica a todos. Tanto a los poderes públicos como a la sociedad civil en su sentido más amplio.

España ha hecho avances muy significativos en esta materia. Basta con ver cómo han variado las estadísticas que había hace unas décadas y las actuales. Pero siempre se puede mejorar. La meta, la conocemos todos. Alcanzar las cero víctimas. Los cero fallecidos. Los cero heridos. Los cero golpes. Siempre hay algo que puede ir mal, por lo tanto es difícil pensar que algún día se alcanzarán estas cifras. Dicho esto, la realidad es que tenemos mucho margen de mejora y hay que seguir esforzándose. Todos debemos poner de nuestra parte para acabar con los accidentes de tráfico.
 
"Todos debemos poner de nuestra parte para acabar con los accidentes de tráfico"

Unespa busca promover entre los más jóvenes la reflexión sobre la gestión de riesgo, ¿se trata de un tema del que existe una desinformación en España?
Estudios internacionales sugieren que entre el 30 y el 60% de la población adulta, dependiendo del país, carece de las nociones básicas para entender las ofertas que recibe y los productos financieros y aseguradores que necesita en su día a día. Esta es la razón por la que España, como otros muchos países, ha emprendido medidas en favor de la educación financiera desde diversos flancos.

El sistema educativo nacional ha reaccionado introduciendo en los curricula escolares elementos de educación financiera. Esta introducción ha provocado que diversos actores, notablemente el programa Finanzas para todos, que implica a los supervisores financieros, haya tomado la decisión de desarrollar contenidos pedagógicos en esta materia. Este paso al frente ha venido, además, acompañado por la implicación de numerosos grupos financieros y aseguradores en la misma misión.

En el sector asegurador, UNESPA ha puesto en marcha en estas semanas un programa dirigido a la escuela llamado El riesgo y yo en colaboración con la Fundación Junior Achievement. Este programa busca formar a adolescentes de toda España sobre los riesgos a los que están expuestos y cómo pueden gestionarlos.

La educación financiera otorga a las personas unos conocimientos clave para gestionar mejor sus finanzas. Puede ayudarles a tomar decisiones informadas que les permiten ahorrar para el momento de su jubilación y puede, asimismo, evitarles asumir riesgos innecesarios, endeudarse excesivamente o ser objeto de exclusión financiera. La educación financiera es una formación valiosa pero, en ningún caso, debe liberar a las instituciones financieras de su responsabilidad de ofrecer a sus clientes una información veraz, clara y comprensible respecto a sus productos.
 
"La educación financiera otorga a las personas unos conocimientos clave para gestionar mejor sus finanzas"

Unespa acaba de publicar un informe que se titula ‘Estamos seguros’, ¿realmente lo estamos?
El seguro tiene una vocación clara: trabajar en favor de la sociedad. Las aseguradoras estamos presentes en distintas facetas de la vida de las personas, las empresas y las instituciones. Nos ocupamos de proteger el patrimonio, sea del tipo que sea: una casa, un negocio, un coche. También cuidamos de la salud de la gente y, por supuesto, de su jubilación.

Ayudamos a traer personas al mundo y, también, nos ocupamos de su sepelio cuando la vida toca a su fin. Cubrimos la responsabilidad civil. Somos la red de seguridad sobre la que se asienta todo proyecto empresarial, pues garantizamos todos los factores de producción, incluido el bienestar de los trabajadores. Y así un largo etcétera de supuestos que, al largo de un año, se traducen en más de 50 millones de actuaciones en servicio a los demás.

En nuestra industria nos gusta definirnos como la mayor plataforma de servicios que existe. Las cifras hablan por sí solas pero, lógicamente, además de hacer este trabajo y hacerlo bien, hay que contarlo. Esta es la razón por la que desde hace varios años publicamos el Informe Estamos Seguros. Esta obra es un relato del seguro visto desde el punto de vista de las prestaciones; no una narración planteada bajo la óptica de las cifras de facturación y de la cuenta de resultados.

El Informe Estamos Seguros se enmarca, de hecho, en una iniciativa de carácter más amplio de promoción de la notoriedad del seguro. Me refiero, en concreto, a la iniciativa Estamos Seguros. Este programa echó a andar en 2016 y tiene como meta divulgar entre la gente y formar a las personas sobre qué es el seguro, para qué sirve, cómo funciona, qué papel juega en la sociedad… Estamos Seguros conlleva la elaboración de contenidos de todo tipo, la mayor parte de los cuales distribuimos por internet.

Elaboramos artículos, desarrollamos contenidos multimedia, lanzamos notas de prensa, presentamos informes, y así un largo etcétera de acciones de comunicación. Todo está disponible en la web www.estamos-seguros.es y las redes sociales. Tenemos cuenta en Twitter, Facebook, Youtube y Linkedin.

Pero es que, además, también promovemos las prácticas de excelencia empresarial entre las aseguradoras. Así, desde UNESPA estamos coordinando compromisos voluntarios sectoriales como la reducción de la litigiosidad entre compañías, la atención de reclamaciones en menos de 30 días (la mitad de tiempo de lo que fija la ley), la atracción de talento o la simplificación del lenguaje asegurador.

Así pues y respondiendo a su pregunta, ¿estamos realmente seguros? Gracias al seguro, sí, lo estamos.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es