Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Control y solución de problemas

"Compliance officer", la figura necesaria y obligatoria en las empresas

12 de Abril de 2018
Por sectores, los directivos de hostelería son los más optimistas, con una proyección de empleo neto del 10%.

Este puesto de trabajo ocupa situaciones de riesgo, tales como la corrupción, el fraude interno, las malas prácticas comerciales o las prácticas fraudulentas con la clientela.

Todas las empresas españolas están obligadas a disponer en sus cronogramas de personal de un "compliance officer", es decir, un profesional encargado de garantizar que se cumplen las normativas, recuerda la presidenta de la Asociación Española de Compliance (ASCOM), Sylvia Enseñat.

En un artículo, Enseñat explica qué es y qué significa esta figura, nacida a mediados del siglo pasado en Estados Unidos y cuya presencia en las empresas se ha ido imponiendo en Occidente hasta hacerse obligatoria.

Un responsable de "Compliance" es la persona en la que los administradores y directivos de una empresa confían para asegurarse de que existe un entorno de control robusto que permita prevenir situaciones de riesgo, tales como la corrupción, el fraude interno, las malas prácticas comerciales o las prácticas fraudulentas con la clientela, explica la experta.

Además, lleva a cabo una función independiente y su misión es identificar, evaluar, prevenir e informar sobre el riesgo de 'compliance', que no es otro que el de ser objeto de sanciones legales, pérdidas económicas y daño en la reputación o la imagen como consecuencia del incumplimiento del marco normativo y los códigos éticos, añade.

El principal objetivo del cumplimiento normativo es prevenir riesgos que pueden llevar a las empresas a asumir costes, tanto económicos, como de reputación e, incluso, penales.

"Concretamente en España, en el sector financiero, desde noviembre de 2007 con la entrada en vigor de la normativa MiFID, es obligatorio que todas las entidades cuenten con un responsable de 'Compliance', indica la presidenta de ASCOM, al recordar que tras la reciente modificación del Código Penal, todas las empresas deberán también diseñar e implantar" un programa de cumplimiento normativo.

Está de moda. Es, si me permiten la expresión, un 'trending topic' en el mundo empresarial español, apunta Enseñat. Según la experta, en un mundo globalizado como el actual, no tenemos más remedio que adaptarnos y adoptar las prácticas que, por unas causas o por otras, se han extendido en todo nuestro entorno.

Pero también advierte de que en ocasiones esta figura abre conflictos de intereses o puede ser sometida a presiones indebidas de parte de los directivos. Enseñat hace uso de la habitual frase de los directivos de empresas: esto no me lo pongas por escrito. Y esto coloca al personal de cumplimiento normativo entre la espada y la pared.

ASCOM, según su directiva, busca resolver esos conflictos y garantizar que la función se ejerza en las empresas de la forma más correcta posible, para que la aplicación de la norma beneficie a todos.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es