Buscador de la Hemeroteca
Secciones
La opinión de ADIGITAL

Las dos propuestas de la Comisión Europea para las empresas digitales

26 de Marzo de 2018
Nuevo MacBook Pro

NuevLas dos propuestas de la Comisión Europea para las empresas digitaleso MacBook Pro

La Comisión Europea ha presentado un paquete de medidas fiscales para las empresas digitales que operan en la UE, y que la patronal A Digital ha recogido en su página web. La propuesta del organismo comunitario afecta, principalmente, a redes sociales, plataformas digitales y proveedores de contenidos en línea, y tiene como objetivo garantizar que todas las empresas, digitales o no, paguen sus impuestos “de forma equitativa”, sin poner en peligro la significativa aportación que, dice, estos nuevos modelos de negocio hacen al crecimiento y competitividad de la economía europea.

En el documento, la Comisión Europea asegura que la rápida evolución de la tecnología y los modelos de negocio digitales obliga a una adaptación de la normativa fiscal actual que “no se concibió pensando en las empresas que operan a escala mundial, de forma virtual o que tienen escasa o nula presencia física”. Según explica, la normativa fiscal actual no grava, por ejemplo, “los beneficios obtenidos mediante actividades lucrativas tales como la venta de contenidos y datos generados por los usuarios”, por lo que “las nuevas normas garantizarían que las empresas en línea contribuyan a las finanzas públicas en la misma medida que las empresas físicas ‘tradicionales’”.

Esta propuesta es, además, una respuesta a la iniciativa tomada por algunos Estados miembros que están empezando a buscar soluciones unilaterales rápidas para gravar las actividades digitales, lo que genera, a juicio de la Comisión, “confusión jurídica e inseguridad fiscal para las empresas” y podría dar lugar “a una multiplicidad de respuestas nacionales perjudicial para el mercado único”. De ahí la búsqueda de un enfoque coordinado: “lo único que puede garantizar que la economía digital sea gravada de manera equitativa, favorable al crecimiento y sostenible”.

En este sentido, la Comisión ha presentado dos propuestas legislativas distintas, una de implementación a largo plazo y la segunda, de implementación más a corto plazo, cuyos detalles puedes encontrar a continuación:
 
Propuesta n.º 1
Una reforma común de las normas de la UE relativas al impuesto sobre sociedades para las actividades digitales.

Es la que la propia Comisión considera la opción más deseable aunque, por su complejidad, resulta irremediablemente una medida que deberá ser implementada a largo plazo.

Esta propuesta permitiría a los Estados miembros en los que estas empresas “lleven a cabo una interacción significativa con sus usuarios mediante canales digitales” gravar los beneficios que se generen en su territorio, aunque la empresa no tenga presencia física en dicho país. En este sentido, se considerará que una plataforma digital tiene una «presencia digital» gravable o un establecimiento permanente virtual en un Estado miembro si cumple uno de los siguientes criterios:
  • Supera el umbral de 7 millones de euros de ingresos anuales en un Estado miembro.
  • Tiene más de 100.000 usuarios en un Estado miembro durante un ejercicio fiscal.
  • En un ejercicio fiscal genera más de 3.000 contratos de servicios digitales con los usuarios.
Propuesta n.º 2
Un impuesto provisional del 3% sobre determinados ingresos procedentes de actividades digitales.

Si bien la Comisión no ha especificado un plazo concreto de implementación, se trata de una medida temporal que empezaría a funcionar mucho antes que la anterior para garantizar que las actividades que actualmente no están efectivamente sujetas a tributación empiecen a generar ingresos para los Estados miembros de forma inmediata.

Esta medida consiste en el establecimiento de un impuesto digital del 3% sobre los ingresos generados por actividades como la venta de espacios publicitarios en línea, las actividades de intermediarios digitales que permitan a los usuarios interactuar con otros usuarios y que puedan facilitar la venta de bienes y servicios entre ellos, o la venta de datos obtenidos de información aportada por el usuario.

Este impuesto solamente se aplicará a las empresas con un total anual de ingresos de 750 millones de euros a nivel mundial, de los cuales, 50 millones de euros se generen en la UE, y será recaudado por los Estados miembros en los que se encontrasen los usuarios.

La opinión de la patronal ADIGITAL
Desde Adigital aseguran que dan "la bienvenida a cualquier iniciativa que tenga por objetivo mejorar las reglas del juego a nivel Europeo y fomente un verdadero Digital Single Market, que genere seguridad jurídica y prosperidad al proyecto común digital". No obstante, cuestionan "la idoneidad de la propuesta de la Comisión Europea, en la medida en que propone un impuesto sobre los ingresos y no sobre los beneficios de las empresas, como tradicionalmente se ha hecho".

Esta patronal afirma que seguirá "muy de cerca esta propuesta legislativa que ha de presentarse ahora ante el Consejo para su aprobación y el Parlamento Europeo para consulta, así como los debates sobre fiscalidad digital en el marco en el marco del G20 y la OCDE".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es