Buscador de la Hemeroteca
Secciones
diversificación

La industria alimentaria española apostará en 2018 por mercados emergentes

24 de Enero de 2018
Contribuyen a un bronceado intenso y luminoso.

El objetivo pasa por "impulsar" la presencia de los fabricantes españoles de alimentos en el mundo, "alcanzando nuevas zonas geográficas de gran interés sobre todo para la pequeña y mediana empresa".

Efe
La industria alimentaria española pretende "diversificar" sus exportaciones hacia mercados emergentes, con Sudáfrica, Malasia y Tailandia, Irán, Arabia Saudí, Corea del Sur y Perú, algunos de los países elegidos para promocionarse.

En un comunicado divulgado, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha destacado que esta apuesta por países emergentes es "uno de los ejes" de su estrategia de internacionalización. El objetivo pasa por "impulsar" la presencia de los fabricantes españoles de alimentos en el mundo, "alcanzando nuevas zonas geográficas de gran interés sobre todo para la pequeña y mediana empresa".

"Cubrir estos nichos de mercado responde a una planificación pensada para perpetuar los óptimos índices de exportación alcanzados en los últimos años, proyectando la imagen de España en todos y cada uno de los rincones del mundo", ha destacado el director general de la entidad patronal, Mauricio García de Quevedo.

A lo largo de 2018 están programadas 65 acciones internacionales de promoción, que se llevarán a cabo en los ocho principales destinos marcados por FIAB: Europa, América del Norte, América Central y del Sur, África, Asia, China y Taiwán (de manera particular), Oriente Próximo y Oceanía.

"Es imprescindible garantizar el acercamiento de las pequeñas y medianas empresas a este tipo de actividades, puesto que facilita su acceso a una herramienta clave para mejorar su competitividad", ha insistido García de Quevedo.

De hecho, ha recordado que la internacionalización es un pilar fundamental para el crecimiento del sector, pero también de la economía española en general.

La industria alimentaria española cerró 2016 con una facturación récord de 96.400 millones de euros, de los cuáles casi un 30% (27.500 millones) procedió de las exportaciones.

El calendario de acciones internacionales de 2018 arrancó con la feria Winter Fancy Food Show -especializada en productos gourmet y delicatesen- de San Francisco, en Estados Unidos, país que se ha convertido en el principal destino de los alimentos y bebidas españoles fuera de la UE con compras por valor de 1.542 millones de euros.

La patronal estima que en 2017 se registró un crecimiento próximo al 10% en ventas al país norteamericano, con el aceite de oliva y el vino como productos más destacados.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es