Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Desconexión europea

Las 5 propuestas de los empresarios para afrontar el Brexit

1
09 de Junio de 2017
Reino Unido

La primera ministra activó la separación el pasado 29 de marzo.

El proceso del Brexit ha comenzado su andadura desde que la primera ministra conservadora, Theresa May, activara el pasado 29 de marzo el Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Un proceso de desconexión europea con una duración fijada de dos años, después de que los británicos votasen a favor del Brexit en el referéndum celebrado el 23 de junio del año pasado.

Ante esta situación, muchos organismos y gobiernos han dado su opinión debido a la complejidad en materia económica, de movilidad y jurídica que plantea esta separación. Desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se han postulado para desempeñar un papel constructivo en la búsqueda de soluciones y han afirmado que "es necesario asegurar una salida ordenada y, después, podrán comenzar las conversaciones sobre el marco de las relaciones futuras, previendo la elaboración de disposiciones transitorias". 

Entre las propuestas de los empresarios españoles destacan:

1. Alcanzar un pacto que regule con claridad los términos y plazos para la desconexión. A pesar de que en el Tratado de Lisboa fija la duración de este tipo de procesos, la complejidad de éste ha hecho dudar sobre su cumplimiento. Además, existen diferentes ámbitos en los que la UE y Reino Unido no coinciden, por lo que la CEOE propone que la claridad impere en las negociaciones, para que no de pie a malentendidos. 

2. Limitar al máximo posible el impacto negativo en las estrechas relaciones que España mantiene con este país. De hecho, casi el 8% de los ingresos de las empresas del Ibex35 dependen de Reino Unido. Son muchas las empresas españolas y europeas que pueden verse afectadas. Por ello, CEOE anima a tener en cuenta al tejido empresarial europeo para que continúe la senda de crecimiento y se siga fomentando el comercio internacional. Para ello, es necesario que las trabas y los aranceles que la desconexión europea pueda generar se tengan encima de la mesa.

3. Abrir una vía de relación beneficiosa para ambas partes en el futuro, siempre sobre la base de un entorno reglamentario convergente, equilibrado y fundamentado en la seguridad jurídica. Las transacciones con las Islas suponen un beneficio neto para España superior a 11.000 millones de euros al año, sin embargo, el Brexit podría limitar la llegada de inversiones al país. Este hecho afectaría negativamente a España ya que Reino Unido es el sexto mayor país de origen del capital.

4. Las negociaciones con Reino Unido, aunque serán complejas y exigirán dedicación, no deberían dominar en exceso la agenda europea. Al abandonar la Unión Europea, Reino Unido deja un agujero que deben solucionar el resto de socios, en concreto, la contribución de Londres al Presupuesto de la Unión Europea oscila entre los 8.500 millones y 9.500 millones de euros al año. España podría aportar cerca de 1.000 millones de euros más a Bruselas al año tras el Brexit.

Sin embargo, los empresarios españoles han querido resaltar que este conflicto no puede hacer que la UE deje de lado otros asuntos. Es necesario continuar con el desarrollo económico de Europa al margen de un país que ya no formará parte de ella. Otro ejemplo, es la aportación de los países de la UE a la Política Agraria Común (PAC). El Brexit dejará un agujero de entre 1.200 y 3.100 millones de euros en el presupuesto de la PAC, según un informe elaborado por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo (PE).

5. La mejora del entorno empresarial, la consolidación y profundización del mercado interior europeo en todas sus dimensiones, más el avance en la integración de la Unión Económica y Monetaria, son esenciales para contribuir a una Unión europea con mayor capacidad de respuesta y, por tanto, de obtención de resultados. Anticiparse y actuar unidos, es la máxima que resalta la CEOE para que Europa continúe su camino hacia el futuro. 

En este contexto, las líneas rojas británicas son la libertad de movimiento de personas y desvinculación con respecto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, una vez la salida se haga efectiva. Dos cuestiones que el Gobierno británico considera esenciales para cumplir con su promesa básica de "retorno a la soberanía nacional", tratando de desviar la atención de su flanco más débil; esto es, las tensiones internas de carácter social y territorial generadas.

Por su parte, si bien la UE comparte el objetivo de preservar una relación bilateral estrecha y completa, la patronal española considera esencial mantener la unidad de los 27 restantes Estados miembros, puesto que el propio proyecto europeo de integración está en juego, habida cuenta de los múltiples desafíos, antiguos y nuevos, que lo acechan. 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comentarios
  • #1 luis martinez-picabia
    (31/05/17 09:22)

    Nuevo artículo interesante sobre el Brexit. Sirve para conocer que pueden hacer las empresas con intereses en Gran Bretaña ante esta nueva situación. Enhorabuena.!

    Denunciar Responder
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es