Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Crisis

Las pymes perdieron competitividad durante la crisis frente a la gran empresa

24 de Noviembre de 2016
Fábrica

La cuota de mercado, en el caso de las grandes empresas pasó del 50% en 2007 al 60% en el 2014.

Dreamstime
La facturación de las pequeñas y medianas empresas españolas descendió un 32% durante la crisis, en tanto que la de las grandes compañías se mantuvo estable, lo que se tradujo en una pérdida de competitividad para las pymes, según un estudio elaborado por el IESE, Informa D&B y Back to Basic. El informe destaca que la caída media de la facturación de las empresas españolas fue de un 16% entre 2007 y 2014.

En cuanto a la cuota de mercado, en el caso de las grandes empresas pasó del 50% en 2007 al 60% en el 2014, lo que supone que las compañías de mayor tamaño han copado el 10% del negocio que correspondía a las pymes, a pesar de que durante la crisis han cerrado 1.000 grandes empresas españolas, en tanto que se han creado 1.000 de otros tamaños.

El estudio destaca que la destrucción de empleo entre 2007 y 2014 fue superior en las pymes, con una caída del 27% en el periodo, equivalente a 1,5 millones de trabajadores menos, mientras que en las grandes empresas descendió el 7%, tras la pérdida de 200.000 puestos de trabajo.

En las pymes, además, la facturación por empleado descendió un 8%, en tanto que en las grandes compañías aumentó el 10%.

El impacto de la crisis ha sido menor en las comunidades autónomas tractoras, las que han tirado en mayor medida del crecimiento económico como Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, País Vasco, Galicia, Asturias, Baleares y Cantabria. Entre ellas, la facturación ha descendido un 4% en el periodo de análisis, mientras que en las autonomías con menor actividad ha caído el 36%.

El informe revela que dentro de las regiones más activas hay diferencias, ya que en Madrid y País Vasco se produjo una caída de la facturación del 3% y del 8% respectivamente, en tanto que en el resto el descenso supera el 16%.

Respecto al empleo, las comunidades menos activas sufrieron una reducción del 34%, superior a la media nacional (21%), mientras que las regiones tractoras registraron un descenso del 19%, además estas últimas acumulan más del 80% de la población empleada en todo el territorio nacional.

El estudio considera que el sector primario (agricultura, pesca y ganadería) y el sanitario y asistencial tomaron el relevo de la construcción como los impulsores de la economía española entre 2007 y 2014, al aumentar la facturación, mientras que la construcción cayó el 67%.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es