Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Tecnología

Apple reduce la precisión de FaceID para tener el iPhone X a tiempo

30 de Octubre de 2017
Apple

FaceID necesita tres sensores principales para reconocer tu cara: una luz de apoyo, un sensor infrarrojo y un proyector de puntos.

Es un tema que se habla desde hace semanas. El retraso en la producción de los nuevos iPhone X es algo patente. Según los principales analistas y medios de comunicación especializados, el iPhone X no llegará a tiempo debido a “problemas de producción”.

Afortunadamente hoy podemos arrojar un poco de luz y esclarecer exactamente en qué consiste este problema, que tiene que ver con la nueva tecnología de reconocimiento facial FaceID.

Vamos a resumir brevemente cómo funciona FaceID, y así contextualizar debidamente el artículo. Como ya sabes, el nuevo iPhone X incorpora un sistema de reconocimiento facial llamado FaceID, que viene a sustituir el antiguo TouchID (lector de huellas dactilares).

Esta novedosa tecnología fue anunciada a bombo y platillo por la compañía de Cupertino, ensalzando la complejidad del sistema y la proeza que había supuesto desarrollarlo.
Apple
FaceID necesita tres sensores principales para reconocer tu cara: una luz de apoyo, un sensor infrarrojo y un proyector de puntos. En este último elemento, se proyectan 30000 puntos sobre nuestro rostro para identificar correctamente la profundidad y todas las facciones diferenciales. Pues bien, resulta que fabricar este proyector requiere de una precisión casi de otro mundo.

De hecho, del total de proyectores que se fabrican sólo resultan útiles un 20%. Una cifra muy por debajo de las necesidades de producción que tiene Apple.

Y es precisamente por esto por lo que Apple se ha visto obligada (según un informe de Bloomberg) a reducir la precisión de este elemento y así poder llegar a tiempo según la fecha oficial de lanzamiento, y sobre todo con vistas a la próxima campaña de Navidad. Como es normal, Apple no ha tardado en emitir un comunicado oficial afirmando que la fiabilidad de FaceID no se puede poner en duda, y que sigue manteniendo la misma seguridad que se anunció en su lanzamiento.

Nadie sabe en qué afectará exactamente este cambio, si FaceID será menos preciso o si tendrá una incidencia inapreciable, pero lo que está claro es que conseguir un iPhone X se va a convertir en una tarea más que complicada.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es