Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Telefonía

Todo lo que necesitas saber sobre el fin del 'roaming' en la UE

16 de Junio de 2017
Con el nombre de 'roam like at home', esta nuevas legislación sirve a los usuarios que pasan un determinado tiempo en otro país de la UE.

Con el nombre de 'roam like at home', esta nueva legislación sirve a los usuarios que pasan un determinado tiempo en otro país de la UE.

Los casi 500 millones de usuarios de telefonía móvil de la UE ya pueden comenzar a navegar con sus dispositivos de la misma manera en Madrid o en Helsinki. Desde ayer, 15 de junio, la Unión Europea ha acabado con el ‘roaming’, es decir, el sobrecargo que cobraran las compañías por utilizar el móvil desde otro país.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha destacado que la medida "acerca a la UE hacia un verdadero mercado único en el ámbito de las telecomunicaciones". Por su parte, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), que supone un "cambio largamente esperado, demandado y luchado por parte de las asociaciones de consumidores" en el sector europeo de las telecomunicaciones europeas.

Sin embargo, antes de empezar a usar el móvil en otros países es recomendable informarse sobre todas las cuestiones que incluye este nuevo concepto de movilidad europea.
 
¿Cómo activo la itinerancia?

Por ley, las compañías telefónicas deben activar la itinerancia por defecto, así que el consumidor no debe realizar ninguna operación.
 
¿A quién afecta esta norma?

Con el nombre de ‘roam like at home’, esta nueva legislación sirve a los usuarios que pasan un determinado tiempo en otro país de la UE, por ejemplo por trabajo o por vacaciones. En el caso de que los consumidores pasen más de 4 meses en otro país, las operadoras podrían pedir pruebas de que residen en ese país y comenzar a cobrar por utilizar una tarifa que está definida para viajeros o no-residentes.

El cliente tendrá un plazo de 14 días para ofrecer una respuesta a su compañía y justificar que se encuentra en otro país por una causa razonable, como, por ejemplo, un desplazamiento de empresa, estar matriculado en una universidad de ese país o estar disfrutando de una beca Erasmus.

En los casos en los que el usuario no pueda justificar por qué utiliza más su línea móvil de contrato fuera de su país de origen que dentro, la operadora deberá iniciar un procedimiento de reclamación y podrá imponerle que sea él quien pague el precio mínimo establecido por la CE. Si el cliente no está de acuerdo, podrá recurrir a la autoridad reguladora nacional, que se encargará de resolver la situación entre ambos.
 
¿Dónde puedo utilizar mi móvil sin cargos?

El recargo de itinerancia es historia desde el 15 de junio en los 28 países que conforman la Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

En principio, en Reino Unido se une a esta nueva legislación, aunque tras las negociaciones del Brexit podría establecer cambios.
 
¿Cómo hacen frente económicamente las operadoras a este cambio?

Los operadores de telecomunicaciones tendrán que pagarse entre ellos por los servicios de telefonía que utilizan sus clientes en otros países de la UE, para lo que se ha fijado unos precios máximos: 0,032 euros por minuto para las llamadas; 0,01 euros para los mensajes sms y 7,7 euros por gigabyte de datos, que será de 6 euros a partir del 1 de enero de 2018; 4,5 euros en 2019; 3,5 euros en 2020; 3 euros en 2021 y 2,5 euros en 2022. Todos estos precios correrán a cargo de las compañías, no del consumidor. 

Con estos precios se pretende permitir a los operadores ofrecer esa itinerancia sin recargo a los clientes ni aumentar los precios internos, al tiempo que garantizar que los operadores de países de destino puedan recuperar costes sin aumentar los precios domésticos y permitir el mantenimiento y la mejora de redes en toda Europa. De todas formas, son muchos los que ya han previsto que las compañías aumentaran los precios de sus productos a nivel nacional para poder hacer frente a este montante.
 
¿Dónde está el límite?

Sí hay límites en el consumo de datos móviles. Es el caso de los clientes con contratos que ofrecen datos ilimitados o volúmenes de datos a precios unitarios nacionales muy bajos –por debajo del precio máximo al por mayor de 7,7 euros/giga–. Cuando viaje al extranjero seguirá disfrutando de su volumen completo de llamadas y mensajes de texto pero, en cuanto a los datos, dispondrá del doble del volumen que puede adquirirse por el valor de su contrato mensual al precio máximo mayorista de los datos de itinerancia (7,7 euros/GB). Superado ese límite, el operador podrá aplicar un pequeño recargo (sin superar el precio máximo al por mayor + IVA).

En principio, si usted tiene una tarifa corriente no tendrá ningún sobrecargo y podrá utilizar su teléfono móvil del mismo modo que lo hace en su país. Parece que este es el verano perfecto para viajar por Europa.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es