Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Opinión

Hagamos de la necesidad una virtud

13 de Diciembre de 2017
  • Valentín Pich
La economía catalana destaca a nivel mundial por proyectos ambiciosos como el Mobile World Congress, es referente en investigación gracias al Hospital Clínic de Barcelona y encabeza distintos ránking por tener las mejores universidades de España.

La economía catalana destaca a nivel mundial por proyectos ambiciosos como el Mobile World Congress, es referente en investigación gracias al Hospital Clínic de Barcelona y encabeza distintos ránking por tener las mejores universidades de España.

Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas
Cataluña y, de manera especial, el área metropolitana de Barcelona y las zonas de influencia de las otras tres capitales de la Comunidad, conforma una economía muy dinámica y diversificada con una gran tradición empresarial y exportadora. Hay que tener en cuenta que Cataluña representa algo más del 20% de la economía nacional y, por lo tanto, a todos nos interesa que este dinamismo se mantenga y se incremente con el tiempo.

Una serie de hechos de carácter institucional acaecidos en los últimos tiempos ha provocado una tensión social y política que ha generado una situación no deseada, pero que esperamos se normalice y encauce en los próximos meses porque es evidente que el daño reputacional de la marca Barcelona-Cataluña-España no nos conviene a nadie.

Una zona económica tan activa como la catalana requiere de políticas públicas que fomenten, mantengan y atraigan inversiones e iniciativas empresariales, tanto nacionales como internacionales. Sería por tanto deseable que quienes administren lo público después de las elecciones convocadas trasladen una imagen de tranquilidad, previsibilidad y fomento de políticas públicas pro empresa.

Para ello quizá sería conveniente que se atendieran tres frentes con objeto de evitar perniciosos movimientos empresariales. El primero de ellos es el relativo a los aspectos fiscales, ya que, a día de hoy, no deja de sorprendernos el galimatías tributario y los altos tipos impositivos que se aplican en Cataluña. Así, si repasamos al panorama fiscal autonómico de nuestro país, observamos que el tipo marginal máximo del Impuesto sobre la Renta es superior en Cataluña que en otras comunidades con menor dinamismo (recordemos que las Comunidades tienen un margen para fijar dichos tipos).  

Esta brecha fiscal se acentúa en aquellos tributos que son competencia exclusiva de los respectivos Gobiernos autónomos, como ocurre con el Impuesto sobre el Patrimonio (por el que ya no se tributa en algunas Comunidades); el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (que en algunas regiones está bonificado casi totalmente), y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Tampoco podemos olvidarnos de los impuestos propios, que constituyen un auténtico galimatías y en los que Cataluña –con 14 tributos de estas características– también es líder.

El segundo frente pasaría por dejar de focalizar todos los esfuerzos en la lucha política y acometer medidas de forma perentoria que aporten racionalidad a la gestión para hacerla más eficaz. Por último, sería conveniente redoblar esfuerzos en aras de mejorar e incrementar la imagen de las empresas catalanas de cara a sus clientes.

No cabe duda de que los recientes conflictos en Cataluña han propiciado una crisis de confianza y una pérdida reputacional, que entendemos se podrá revertir si se tiene sensibilidad para evitar escenarios que dificulten la seguridad jurídica de las empresas que ya existen y de las que se puedan crear, porque las empresas necesitan normas estables y previsibles, y un clima que fomente la actividad económica y atraiga inversiones. Hemos vivido momentos duros. Ahora toca aprender de los errores y hacer de la necesidad virtud.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es