Buscador de la Hemeroteca
Secciones

2017, un año de grandes retos para las empresas

18 de Abril de 2017
  • Jorge Villarino
Jorge Villarino, Socio y Director de Regulación de Vinces
El año 2017, como todos los comienzos de Legislatura, se presenta como un año de grandes retos para el entorno empresarial. El complejo contexto económico, que se ha puesto de manifiesto en las medidas ya adoptadas o anunciadas como consecuencia de las exigencias de Bruselas; y la difícil realidad política, marcada por un gobierno en minoría y una aritmética parlamentaria de débiles equilibrios, hacen que la tradicional doctrina económica del laissez faire no resulte válida para la relación entre la empresa y el decisor público.

Vienen en los próximos meses debates del máximo interés. En primer lugar la necesaria aprobación de unos nuevos Presupuestos para 2017 que van a condicionar el programa de gobierno.

A ello se añade la apertura de un debate sobre la potencial reforma laboral, de impacto directo en el quehacer empresarial.

No se pueden dejar al margen otras cuestiones que afectan sobremanera a nuestro tejido económico y que se concretan en algunos de los denominados Pactos de Estado. Pensemos en el sector energético, donde más allá de algunas de las medidas adoptadas enfocadas a un plano social necesario, se abre un debate de clara incidencia en nuestro tejido industrial en el que hay muchos más actores que los que hasta ahora han participado y que exige, como toda inversión de futuro, de un marco jurídico claro.

Más a medio plazo, la reforma educativa, inaplazable si España quiere mantener una competitividad en nuestras futuras generaciones, máxime en un entorno digital que no está simplemente informado por progresivos desarrollos, sino que es en sí mismo una revolución permanente.

No es hora de grandes trazos, de líneas estratégicas o de la elaboración de agendas. Es el momento del detalle, el plan de acción y la implantación.

También a medio y largo plazo, se hace absolutamente necesario el debate serio sobre la sostenibilidad de nuestro Estado del Bienestar, concretado en mantener los cánones de calidad que informan nuestro sistema sanitario; en abordar el grado de viabilidad que tiene el sistema de atención a la dependencia; y, como prioridad absoluta, no mirar hacia otro lado respecto al sistema de pensiones que queremos tener; aspectos todos ellos en los que el cortoplacismo es hacerse trampas al solitario.

La sociedad progresivamente envejecida exige políticas y políticos valientes; y la aportación empresarial a estos debates ha de estar fundada en el realismo y en una responsabilidad social que vaya más allá del puro márketing.

Otras cuestiones colaterales que no se pueden obviar son la reforma de la justicia, que se centre en una realidad de pendencia en los tribunales que no se sostiene en una economía ágil; o la lucha contra la corrupción, que contribuya a que se visualicen los partidos políticos como lo que deben ser, un pilar necesario de cualquier sociedad democrática.

No es una cuestión de eslóganes, sino de recursos y, primordialmente, de voluntad. Reformar la justicia y luchar contra la corrupción cuesta dinero, sin duda; pero previamente exige querer hacerlo. En fin, el eterno debate territorial sigue ahí….y las reformas fiscales, provenientes de los diferentes ámbitos de decisión, quizá no han terminado.

¿En cuáles y de qué forma tienen que estar las empresas en estos debates? En todos y de manera proactiva. Sin vaciar la democracia representativa, sin secretismos ni grandes jornadas, sino con cauces de representación legítima de los intereses (adecuada regulación del lobby), con discreción (la transparencia no es un valor absoluto) y con rigor (no valen argumentos de “brocha gorda”). Y lo deben hacer trabajando con todos los actores políticos y estableciendo cauces con la sociedad civil que legitimen mejor sus intereses. Disponen de información y conocimiento que, bien aprovechados por el decisor público, pueden hacer de 2017 un año de éxitos.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es