Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Formación

La FP en Europa, cada vez más orientada al mercado laboral

27 de Diciembre de 2017
Para el éxito de este tipo de formación es indispensable la corresponsabilidad que deben compartir los centros educativos y las empresas.

La formación profesional es ampliamente percibida por los expertos consultados como un nivel educativo orientado a la formación para la ocupación y la cualificación laboral.

La formación profesional en Europa tiende a orientarse hacia el trabajo y el aprendizaje a lo largo de la vida laboral. Esta es una de las conclusiones del informe publicado por Cedefop, el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional, en el que se discuten las diferentes definiciones y conceptos de formación profesional existentes en los países de la Unión Europea, incluyendo a Islandia y Noruega, y se describe cómo han evolucionado a lo largo de las pasadas dos décadas.

El estudio es el resultado de una encuesta realizada a expertos de cada país sobre diversos aspectos relacionados con el sistema de formación profesional, como su definición oficial y otros conceptos globales, y muestra la gran variedad de sistemas de formación profesional existentes en Europa, cada uno de ellos con sus características particulares. Esta diversidad también se ve reflejada en la diversidad de términos empleados para designar a la propia formación profesional.

No obstante, a pesar de esta variedad, la formación profesional es ampliamente percibida por los expertos consultados como un nivel educativo orientado a la formación para la ocupación y la cualificación laboral, y también como un nivel educativo inferior a la educación general o académica. En la mayoría de los países, la formación profesional se dirige predominantemente a los jóvenes, facilitándoles cualificaciones dentro de un nivel medio de enseñanza, y su financiación se hace efectiva a través de presupuestos públicos destinados a educación que son coordinados por los gobiernos centrales.

El estudio parte de la idea de que la formación profesional es algo más que un simple nivel del sistema educativo. Debido a las necesidades del aprendizaje a lo largo de la vida laboral, se observa una diversificación de la FP con nuevas instituciones y grupos de interés implicados, así como la expansión de la FP hacia niveles educativos superiores.

Los factores que han impulsado esta evolución tienen su origen en los sistemas de educación y formación, así como como en las presiones externas relacionadas con los cambios demográficos, tecnológicos y económicos.

Teniendo en cuenta la información suministrada por los expertos, el informe distingue cuatro modelos de formación profesional en la UE:  uno basado en la formación dual, como los sistemas de Dinamarca, Alemania o Austria; otro centrado en la formación profesional inicial, como ocurre en Bulgaria, España, Malta o Rumanía; un tercer modelo basado en la formación continua, como los sistemas de Irlanda y Reino Unido; y otro orientado al aprendizaje a lo largo de la vida, como los casos de Francia o Finlandia.

Estos modelos de formación profesional han permanecido estables a pesar de las considerables reformas llevadas a cabo a lo largo de las últimas dos décadas. Los expertos evidencian la aplicación de gran número de reformas durante este período, pero al mismo tiempo, destacaron que en general no afectaron a la idea global de formación profesional.

Aunque resulta difícil obtener una imagen consistente de la evolución de la formación profesional en Europa, sin embargo, es posible constatar que muchos países de la UE han apostado por la cualificación de los trabajadores como un sistema claramente separado de la educación general.

Respecto a los cuatro patrones señalados, se pueden identificar dos claras tendencias en la concepción de los sistemas de formación profesional: por un lado, el fortalecimiento de la formación profesional basada en el trabajo (formación dual) y la expansión de nuevos aspectos del sistema educativo y formativo, en particular en la educación superior; y por otro, la orientación de la formación profesional hacia el aprendizaje a lo largo de la vida laboral.

Muchos países están poniendo más énfasis en los conocimientos prácticos y en el mercado de trabajo, implementando programas de aprendizaje o expandiendo estos hacia niveles educativos superiores y buscando una mayor implicación de los representantes de trabajadores y empleadores.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es