Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Relaciones Internacionales

España está "esperanzada" en que se anuncie el acuerdo Mercosur-UE

12 de Diciembre de 2017
España está "esperanzada" en que en los próximos días, durante la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se celebra en Buenos Aires hasta el miércoles, se pueda anunciar la firma del acuerdo comercial que desde hace dos décadas negocian la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

"Espero que concluyamos estos días con el anuncio de que el acuerdo se hace, y eso va a ser muy bueno sobre todo para esta región y lo que pueden ser las empresas españolas", expresó la secretaria de Estado de Comercio de España, Marisa Poncela, que encabeza la delegación de ese país durante la Conferencia de la OMC.

No obstante, a la par que tiene lugar las plenarias del organismo, con funcionarios de 164 países, representantes de los Estados que integran el Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la UE asisten en la ciudad a diversas reuniones para avanzar en las ya largas negociaciones para un acuerdo entre ambos bloques, cuya concreción se busca anunciar este mes.

"Creo que estamos ante posiblemente el mayor acuerdo entre regiones que se haya firmado nunca, si se consiguiera finalmente concluir", aseveró Poncela, que remarcó que España está jugando un "papel importante" en las negociaciones, aunque añadió que otros países europeos están también convencidos de que es un "muy buen acuerdo".

En este sentido, reiteró que aunque las negociaciones siguen abiertas, se están "acercando posiciones" entre los representantes europeos y de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, los cuatro países del bloque sudamericano. "Estamos esperanzados en que concluyamos finalmente estos días con una declaración de que se firma ese acuerdo", argumentó la secretaria de Estado. Poncela indicó que es una "zona latina" con 250 millones de habitantes que nunca ha firmado un acuerdo comercial de esta envergadura, y concretó que para Europa es "casi" el único acuerdo que le falta en todo América Latina.

"A esta región les va a ayudar a una mayor modernidad de su economía y este acuerdo abre enormes posibilidades para empresas europeas y españolas, que van a ver aquí acceso a mercados en determinados sectores donde hasta el momento es difícil poder entrar", añadió.

Consultada por lo dilatado de las negociaciones, la alta funcionaria del Gobierno de Mariano Rajoy insistió en que el proceso "no es fácil" porque hay dos países grandes como Argentina y Brasil que tienen sus economías "muy cerradas". "Y la firma supone abrir sus economías y abrir sectores y ponerlos a competir a nivel internacional", enfatizó, y especificó que la UE también espera más ofertas de intercambio por parte de Mercosur.

"Sí que es cierto que hay un momento político muy bueno ahora (...) El acuerdo ha estado parado y ahora se ha vuelto a reactivar porque todos entendemos que es el momento de poderlo concluir", sentenció. Como ejemplo, Poncela concretó sobre el intercambio de ofertas de bienes y servicios que en el sector industrial hay "enormes posibilidades" porque se produce una "caída de aranceles muy interesante y un reconocimiento mutuo de certificaciones".

Asimismo, en el sector agrícola advirtió de enormes ventajas en España para el negocio del aceite, los lácteos, el vino y sobre todo una facilitación en el acceso al sector servicios, especialmente en las exportaciones de este ramo.

También en las contrataciones públicas, ya que consideró que los países del Mercosur "tienen que hacer importantes inversiones a futuro y podrían hacer unas licitaciones abierto a empresas europeas" y en concreto las españolas.

"Hasta que no termine la ronda negociadora no se puede saber si se están satisfaciendo los anhelos del otro lado de la negociación, pero entiendo que todos queremos más siempre. Lo que pasa es que hay un momento en que podemos seguir todos queriendo más o nos plantamos aquí", concluyó.

Sobre posibles sectores perjudicados en España por una eventual firma de este convenio, la secretaria de Estado reconoció que en todos los acuerdos "siempre hay unos que ganan y otros que pierden", pero que hay que conseguir que sea en su conjunto "beneficioso para el país". Respecto al sector de la carne vacuna, destacó que se establecería un número de cuota de importación determinada, que no es "ni el 1% del consumo total de la UE".

El pasado 8 de diciembre, la UE y el Mercosur cerraron en Bruselas una ronda en la que hubo un nuevo intercambio de ofertas, y se abogó por continuar buscar un acuerdo en la conferencia de la OMC. "Puede firmarse el 21 de diciembre en Brasilia", expresó el presidente brasileño, Michel Temer, en referencia a la cumbre que allí se celebrará de los Jefes de Estado del Mercosur.

La Conferencia Ministerial de la OMC se consideraba una oportunidad propicia para anunciar oficialmente el cierre del acuerdo. Las negociaciones tomaron impulso en 1999, pero tanto desde Mercosur como la UE coinciden en señalar que en los últimos diez meses se han hecho más progresos que en toda la década anterior.

"Si va a estar ya listo para anunciarlo esta semana o la que viene en Brasil, como quiere Temer, el acuerdo político y comercial a la vez, sería deseable que a lo largo de esta semana consigamos alcanzar los dos niveles para que se cierre todo", concluyó Poncela.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es