Buscador de la Hemeroteca
Secciones
un futuro inteligente

La disrupción digital, en manos de unas pocas empresas en el mundo

01 de Diciembre de 2017
China, Taiwán, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos acaparan entre el 70% y el 100% de las veinte principales tecnologías disruptivas del sector TIC, con Japón y Corea innovando en todas estas tecnologías.

China, Taiwán, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos acaparan entre el 70% y el 100% de las veinte principales tecnologías disruptivas del sector TIC, con Japón y Corea innovando en todas estas tecnologías.

Movilidad, computación en la nube, Internet de las cosas, inteligencia artificial y análisis de Big Data son las tecnologías más destacadas de la economía digital. Todas ellas permitirán un futuro "inteligente" para los individuos, las empresas y la sociedad en general.

El último informe de la OCDE sobre ciencia, tecnología e industria analiza cómo está afectando la transformación digital a la ciencia, la innovación, la economía, el trabajo y la vida cotidiana de las personas.

Estas son las principales conclusiones que se desprenden:

1. China, Taiwán, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos acaparan entre el 70% y el 100% de las veinte principales tecnologías disruptivas del sector TIC, con Japón y Corea innovando en todas estas tecnologías.

Las tecnologías de inteligencia artificial crecieron un 6% anual de media entre 2010 y 2015, duplicando el porcentaje de las patentes. En 2015, se registraron cerca de 18.000 invenciones en inteligencia artificial en todo el mundo, aunque Japón, Corea y Estados Unidos concentraron el 62% de ellas. Más del 30% de las patentes de diagnósticos médicos incluyen componentes de inteligencia artificial.

2. En los últimos 15 años, China ha triplicado el impacto de sus esfuerzos científicos, medidos por su participación en el 10% de las publicaciones más citadas (14%), el segundo país tras los Estados Unidos (25%).

Este último país sigue siendo líder en investigación en el área de aprendizaje de máquinas, por delante de China. India también ha entrado con fuerza en este ámbito. La comunicación entre máquinas es clave para el desarrollo del Internet de las cosas y China es el país que lidera el uso de esta tecnología, muy por delante de Estados Unidos.

3. La I+D es una actividad altamente concentrada: en casi todas las economías, un pequeño número de compañías son las responsables de una buena parte de la I+D empresarial.

Las 50 empresas del sector I+D más grandes a nivel doméstico acaparan el 40% de los esfuerzos empresariales en investigación en Canadá y Estados Unidos, y el 55% en Alemania y Japón. Las sedes centrales de las 2.000 principales corporaciones internacionales del sector I+D se concentran en pocas economías, especialmente en Estados Unidos, Japón y China, y cerca del 70% de su gasto total en I+D se concentra en 200 empresas.

Estas 2.000 compañías de I+D lideran el desarrollo de las tecnologías digitales y poseen el 75% de las patentes globales relacionadas con las tecnologías de la información  y la comunicación (TIC), el 55% de los diseños y el 75% de las patentes relacionadas con la inteligencia artificial.

4. La transformación digital no está afectando por igual a todos los sectores. Casi todos los sectores de la economía se están viendo afectados por el proceso de digitalización de un modo u otro. Una nueva clasificación de los sectores intensivos en digitalización muestra que telecomunicaciones y servicios de tecnologías de la información se encuentran en los puestos de cabeza en cuanto a intensidad digital, mientras otros como agricultura, minería e inmobiliario se sitúan en los últimos lugares.

Aunque apenas hay ya empresas que puedan funcionar sin tecnologías TIC, su impacto depende del tipo y nivel de sofisticación de las herramientas TIC integradas en la operativa de sus respectivos negocios. Por ejemplo, mientras que la mayoría de las empresas en los países de la OCDE tienen conexiones de banda ancha, solo el 25% reconoce utilizar servicios de computación en la nube (de ellas el 22% pymes y el 47% grandes empresas).

5. Cada vez se exigen más cualificaciones relacionadas con las nuevas tecnologías digitales. La creación, adopción y uso efectivo de una nueva tecnología requiere una cualificación apropiada. Las economías en las que los trabajadores utilizan TIC de forma intensiva en sus tareas (por ejemplo, Países Bajos, Noruega y Nueva Zelanda) también tienen una proporción más elevada de empleos no rutinarios implicados en la realización de tareas relativamente complejas.

Los trabajadores que ocupan empleos el 10% más intensivos en TIC que la media, pueden ganar salarios un 4% más altos. Sin embargo, las cualificaciones en TIC por sí solas no son suficientes para avanzar en la economía digital. Los trabajadores disfrutan de una mayor remuneración cuando las TIC requieren además habilidades de gestión y comunicación.

Los trabajadores de sectores intensivos en lo digital presentan niveles más altos de habilidades cognitivas (capacidades de lectoescritura, cálculo, resolución de problemas) y de habilidades no cognitivas y sociales (comunicación, creatividad).

6. Mucha gente está conectada pero aún existen importantes brechas digitales. Internet y los dispositivos conectados son parte esencial de la vida cotidiana de muchos individuos en todo el mundo, alcanzando casi el 100% en muchos países de la OCDE.

Aunque en países como Brasil, China y Sudáfrica cerca del 50% de la población entre 16 y 74 años utiliza Internet, la brecha con los países de la OCDE tiende a estrecharse. Conforme los costes de la tecnología y del acceso online se vayan abaratando y los nativos digitales vayan siendo adultos, las diferencias significativas entre países irán disminuyendo todavía más.

7. Aún existen notables diferencias entre mujeres y hombres a nivel de graduados en áreas científicas y tecnológicas y en su contribución a la producción literaria científica y al registro de patentes.

Además, en general su retribución salarial sigue siendo inferior a la de los hombres. Aumentar su formación y nivel de cualificación en áreas TIC facilitaría la reducción de las brechas salariales de género.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es