Buscador de la Hemeroteca
Secciones
oportunidad de relación exterior

La City pide a la UE ver a Reino Unido como una oportunidad

20 de Noviembre de 2017
El Brexit tendrá consecuencias para España.

Se debe dejar de mirar al Reino Unido como "un problema disciplinario interno" para percibirlo como "una oportunidad de relación exterior".

El representante de la Corporación de la City de Londres ante la Unión Europea (UE), Jeremy Browne, dijo que Bruselas debe dejar de mirar al Reino Unido como "un problema disciplinario interno" para percibirlo como "una oportunidad de relación exterior".

En una entrevista Browne, que visitó España hace unos días para defender los intereses del distrito financiero londinense, precisó que tanto el Gobierno británico como la Comisión Europea han de llevar las negociaciones del Brexit a su segunda fase, lo que espera que ocurra en el Consejo Europeo de los días 14 y 15 de diciembre.

"Mientras que la primera fase puede verse como un asunto disciplinario, la segunda etapa será un proceso mucho más abierto, en el que la relación bilateral debería verse como una oportunidad, y nosotros esperamos ser parte del debate, pues buscamos soluciones que beneficien tanto al Reino Unido como a los Veintisiete", afirmó.

Browne es el embajador ante la UE de la City of London Corporation, el gobierno local del barrio financiero de Londres, y viaja a los países europeos para defender la idea de que la capital británica debe seguir siendo el centro financiero de Europa después del Brexit o salida británica de la UE.

En sus conversaciones en Madrid, constató una vez más que el Gobierno español "está abierto al diálogo", aunque también sabe que "es muy eurófilo y para nada disidente o crítico" con Bruselas como lo pueden ser, señaló, Polonia, Hungría, Dinamarca o Suecia.

En general, Browne quiere enviar a la UE el mensaje de que "vea a Londres como un activo europeo compartido, que no mida su éxito en las negociaciones del 'brexit' por el nivel de daño a la City, ya que eso sería un acto de autolesión", argumenta.

"Tenemos la confianza de que la City continuará siendo el centro financiero global de Europa después de la salida del Reino Unido de la UE, pues lo que ofrece Londres no puede ser replicado en ningún otro lugar en el futuro inmediato", aseguró a Efe.

Aunque, en su opinión, los negocios globales seguramente permanecerán en esta ciudad, Browne reconoce que puede haber "fragmentación" en cuanto a la parte del sector financiero que depende del acceso a la UE, que podría reubicarse en ciudades como París, Dublín o Fráncfort.

"Lo que hemos de ver en la segunda fase de las negociaciones con la UE es si se puede llegar a un sistema de conveniencia mutua entre la City y la economía europea, basado en un marco legal alineado, lo que debería ser sencillo puesto que partimos de una concordancia regulatoria completa actualmente", afirmó.

Browne consideró también importante que la UE aclare si acepta la propuesta del Gobierno británico de acordar un periodo de transición que prorrogue un par de años el "estatus quo", lo que "permitiría a las empresas planear el futuro más tranquilamente".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es