Buscador de la Hemeroteca
Secciones
rápido crecimiento de Asia

Claves de la creciente presencia comercial de Corea del Sur en Latinoamérica

09 de Noviembre de 2017
Imagen de la capital de Perú, Lima.

Imagen de la capital de Perú, Lima.

Las relaciones comerciales entre Corea del Sur y la región América Latina y Caribe (ALC) han experimentado un crecimiento sin precedentes desde comienzos de los años 2000, por efecto de factores como la fuerte complementariedad entre las dos economías y el rápido crecimiento de Asia. Este hecho ha impulsado un modelo comercial basado en los intercambios de materias primas por productos manufacturados.

El Banco Interamericano de Inversiones ha analizado recientemente en un informe la creciente influencia económica coreana en Latinoamérica, que presenta características propias que la diferencian de la que protagonizan en esta región otras potencias asiáticas.

Las relaciones bilaterales entre Corea del Sur y ALC se diferencian de las relaciones Asia-ALC en aspectos importantes:
 
  • En primer lugar, las exportaciones de la región a Corea del Sur incluyen un porcentaje más elevado de manufacturas y son en general más diversificadas que en los casos de China y Japón. 
  • Por otro lado, el comercio desarrollado a partir del 2000 dio paso a un fuerte incremento de la inversión coreana en la región ALC, que se ha dirigido sobre todo a los sectores manufactureros y ha contribuido a una mayor diversificación de estas relaciones. 
  • Por último, Corea del Sur ha establecido una extensa red de acuerdos de libre comercio en la región. El primero de ellos firmado con Chile en 2004, que incluyen una amplia agenda en áreas muy diversas. De este modo, la inversión y la cooperación están alentando una mayor diversificación de las relaciones económicas entre ambas partes que va más allá del modelo materias primas por manufacturas.
El informe revisa la evolución a lo largo de los últimos años de los vínculos, cada vez más estrechos, entre Corea del Sur y la región ALC, destacando su mayor amplitud respecto a las que mantiene este grupo de países con Asia, e identificando los desafíos claves para su fortalecimiento en el futuro.
 
  • El comercio entre Corea del Sur y ALC se ha incrementado a una media del 14% anual desde 1990. 
  • A pesar de la ralentización experimentada desde 2013, el comercio bilateral total se mantuvo en 41 billones de dólares en 2016, cifra superior al comercio en base al PIB de la región ALC con China. 
  • Aunque el comercio entre Corea del Sur y ALC tiene similitudes con el comportamiento comercial de esta región con Asia, existen importantes diferencias, como la mayor diversificación de las exportaciones latinoamericanas a Corea y el mayor peso de los productos manufacturados
  • La inversión directa extranjera de Corea del Sur a ALC ha crecido también de forma muy significativa, aumentando seis veces entre 2006 y 2016 y dirigiéndose en un 80% a sectores manufactureros. 
  • Corea del Sur es el mayor socio asiático de la región ALC en términos de acuerdos de libre comercio, habiendo suscrito un gran acuerdo comercial con cinco países de América Central que se suma a los ya firmados con países como Chile, Colombia y Perú. 
  • Profundizar y expandir estas y otras iniciativas de cooperación constituye un aspecto crucial para reducir las barreras al comercio y a las inversiones bilaterales y reforzar con ello las relaciones entre ambos lados del Pacífico.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es