Buscador de la Hemeroteca
Secciones
I+D+i y Sociedad Digital

Las propuestas para relanzar la innovación en la Unión Europea

23 de Octubre de 2017
Con solo el 7% de la población mundial y el 24% del PIB global, Europa produce cerca del 30% de las publicaciones científicas del mundo.

Con solo el 7% de la población mundial y el 24% del PIB global, Europa produce cerca del 30% de las publicaciones científicas del mundo.

Europa tiene grandes ventajas comparativas a nivel global en la producción de conocimiento pero no se corresponden con su capacidad para transformar dicho conocimiento en innovación y crecimiento. Europa es una potencia científica global con los elementos necesarios para garantizar un próspero futuro tecnológico: cuenta con 1,8 millones de investigadores trabajando en miles de universidades y centros de investigación, así como en sectores industriales líderes a nivel mundial, dispone de unas infraestructuras de investigación cada vez más interconectadas, un próspero ecosistema de pymes y un creciente número de "start-ups". Con solo el 7% de la población mundial y el 24% del PIB global, Europa produce cerca del 30% de las publicaciones científicas del mundo.

Sin embargo, comparada con otras grandes economías Europa crece a un ritmo menor, en buena medida a causa del déficit de innovación que padece. Europa no capitaliza lo suficiente el conocimiento que posee y produce.

La UE está muy por detrás de muchos de sus socios comerciales en innovación. Por ejemplo, el gasto en I+D empresarial y respecto al PIB en Europa es menos de la mitad que el de Corea del Sur, y la participación del valor añadido en la fabricación de alta tecnología es la mitad del promedio de este país asiático.

La UE produce tres veces menos patentes de calidad que Japón. El montante del capital riesgo disponible en la UE es al menos cinco veces más bajo que el de los Estados Unidos; el número de "start-ups" de rápido crecimiento, también llamadas "unicornios", es igualmente cinco veces menor. La UE está en una situación de notable retraso en cuanto a inversión en intangibles (40% comparado con el 60% de Estados Unidos).

La rica diversidad de la UE y sus Estados miembros constituye una fortaleza, pero también hace más compleja la articulación de estrategias y programas comunes de I+D en comparación con competidores como Corea del Sur y los Estados Unidos. Contrariamente a lo que sucede en este último país, la inversión en I+D centralizada en la UE es mínima en comparación con la inversión pública descentralizada a nivel nacional.

Resulta imperativo que la UE actúe en este ámbito de forma decidida lo antes posible. Para ello, la Comisión Europea hizo público recientemente un documento en el que se recogen una serie de recomendaciones para que la Unión Europea supere su déficit de innovación y maximice el impacto de los futuros programas comunitarios de investigación y desarrollo. Cada una de ellas viene acompañada de una acción clave como ejemplo.

Dicho informe, titulado “LAB-FAB-APP: investing in the European future we want” y elaborado por el Grupo Independiente de Alto Nivel sobre Maximización del Impacto de los Programas de Investigación y Desarrollo de la UE, describe hasta once propuestas en total:
 
  1. Priorizar la I+D en los presupuestos de la UE y de los Estados miembros (acción: duplicar el presupuesto del programa de I+D de la UE posterior a 2020).
 
  1. Construir una verdadera política de innovación creando futuros mercados (acción: fomentar ecosistemas de investigadores, industrias y gobiernos; promover e invertir en ideas innovadoras con un rápido potencial de crecimiento a través de un Consejo Europeo de la Innovación).
 
  1. Educar para el futuro e invertir en las personas que harán posible el cambio (acción: modernizar, incentivar y dotar de recursos la educación y la formación de personas para una Europa creativa e innovadora).
 
  1. Diseñar programas de I+D comunitarios que garanticen un mayor impacto (acción: hacer que los pilares de futuros programas se orienten a un mayor impacto, se ajusten a un sistema de evaluación y sean flexibles).
 
  1. Adoptar un enfoque orientado a la misión y centrado en el impacto para abordar los retos globales (acción: asumir misiones para la I+D que aborden los desafíos globales y movilicen investigadores, innovadores y otros agentes relacionados para impulsarlas).
 
  1. Racionalizar la asignación de fondos de la UE y alcanzar sinergias con los fondos estructurales (acción: reducir el número de programas de financiación e instrumentos de I+D, hacer que los que se mantengan se refuercen entre sí y busquen sinergias con otros programas de trabajo).
 
  1. Avanzar en la simplificación (acción: convertir a la UE en el financiador de I+D más atractivo del mundo, privilegiando el impacto sobre los procesos).
 
  1. Movilizar e implicar a los ciudadanos (acción: estimular el diseño y la creación a través de una mayor implicación de los ciudadanos).
 
  1. Mejorar el alineamiento de la inversión en I+D de la UE con la de los Estados miembros (acción: garantizar que este alineamiento aporte valor añadido a la I+D de la UE).
 
  1. Hacer que la cooperación internacional una marca de la I+D de la UE (acción: abrir los programas de I+D a la asociación con otros países mediante financiación recíproca y compartida o mediante la cofinanciación con el país asociado).
 
  1. Captar y comunicar mejor el impacto de la I+D (acción: dotar de una marca a la I+D de la UE y garantizar una amplia comunicación de sus resultados e impactos).

Documento de posición de BusinessEurope sobre el informe "LAB-FAB-APP"
Por su parte, BusinessEurope, la asociación empresarial que aglutina a las principales organizaciones patronales europeas, ha reaccionado al informe presentado por la Comisión con un documento de posición en el que resume los siguientes mensajes claves:
 
  1. El informe "LAB-FAB-APP" dibuja una clara imagen de las prioridades de la UE respecto a la necesidad de superar su déficit de innovación. El conocimiento precisa convertirse en nuevos productos, soluciones y modelos de negocio más rápidos e intensivos. Fortalecer el liderazgo industrial de la UE y la colaboración transfronteriza en I+D desempeñará un papel crucial en esta transformación.
 
  1. El próximo marco financiero plurianual de la UE ofrece una oportunidad para optimizar los esfuerzos en la financiación de las actividades de I+D con un marcado valor añadido comunitario. La industria de toda la UE está llamada a tomar parte de forma significativa en este proceso, facilitando el indispensable capital privado para financiar proyectos de I+D más ambiciosos.
 
  1. El éxito del programa sucesor de "Horizon 2020" dependerá de una cooperación más estrecha entre todos los actores implicados, desde autoridades públicas a sectores industriales, investigadores, instancias académicas y ciudadanos. Todos ellos tienen una función que cumplir para acelerar la cadena de innovación, desde la investigación básica hasta la aplicada, y emprender acciones más próximas a los mercados.
 
  1. BusinessEurope apoya las propuestas del informe "LAB-FAB-APP" para alcanzar un mayor y más duradero impacto, asegurando que las empresas de todos los tamaños se mantengan financiadas, logrando una mayor simplificación, incluyendo la I+D en los programas educativos, haciendo que las normas de los Estados miembros sean más favorables a la innovación y alineando mejor los programas de I+D a niveles nacional y comunitario.
 
  1. Si bien la creación de un Consejo Europeo de Innovación tiene potencial para impulsar la innovación, también plantea cuestiones acerca de su alcance, gobernanza e impacto sobre los programas existentes. Por otro lado, las propuestas del informe sobre la racionalización de instrumentos financieros necesitarían una evaluación más profunda y abrir consultas con los agentes implicados que puedan resultar afectados.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es