Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Un 2% en 2017

La industria alemana pronostica un crecimiento del 2,2% para 2018

19 de Octubre de 2017
La canciller alemana, Angela Merkel.

La canciller alemana, Angela Merkel.

Efe
La Confederación Alemania de Cámaras de Industria y Comercio (DIHK) espera que el PIB alemán crezca un 2,0% este año y un 2,2% en 2018, según el resultado de su tradicional encuesta otoñal entre empresarios presentada en Berlín. Con ello, la DIHK coincide en su pronóstico para este año con el del Gobierno y con los principales institutos de estudios económicos, aunque es más optimista para 2018.

Para 2018 el Gobierno ha pronosticado un crecimiento del 1,9% y los institutos, de un 2,0%. "La diferencia está en que tenemos una consideración más optimista de la evolución de las inversiones", explicaron responsables de la DIKK durante la presentación de los resultados de su análisis.

Según el director administrativo de la DIHK, Martin Wansleben, la mayoría de las empresas considera su situación actual excepcionalmente buena y las altas expectativas que se habían detectado en la anterior encuesta realizada en primavera se han cumplido.

"Las preocupaciones por la demanda interna han bajado. Además, los planes de contrataciones de trabajadores son expansivos, con lo que el consumo puede aumentar el año que viene", señaló. Las expectativas sobre las exportaciones también ha mejorado, lo que lleva también a que las empresas planifiquen aumentar sus inversiones para poder hacer frente a la demanda.

La DIHK pide que el futuro gobierno aproveche la buena situación coyuntural para crear los fundamentos que permitan aumentar la competitividad de las empresas. Concretamente, según Wansleben, los empresarios esperan inversiones en educación y en infraestructuras.

"Necesitamos un acuerdo de gobierno para las inversiones", recalcó en alusión a las negociaciones en marcha para formar un nuevo ejecutivo entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, Angela Merkel, el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes.

Además, añadió, sería deseable un mayor margen de acción para las empresas, que puede alcanzarse con rebajas fiscales y con una reducción de la burocracia. Un punto crítico, según Wansleben, es la escasez de personal cualificado, que preocupa a más de la mitad de las empresas. En ese punto, la DIHK pide reducir barreras para la contratación de personal extranjero.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es