Buscador de la Hemeroteca
Secciones
sin fecha su entrada en vigor

La UE presenta el plan para crear una garantía europea de depósitos

11 de Octubre de 2017
UE

La Comisión llama a los países y la Eurocámara a alcanzar un acuerdo sobre el paquete bancario presentado en 2016.

La Comisión Europea (CE) presentó un plan que propone introducir de forma gradual y con condiciones el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos y aplaza sin fecha su entrada en vigor definitiva, medidas con las que espera poner fin al bloqueo político en las negociaciones de esta iniciativa clave.

Este instrumento tiene por objetivo sustituir progresivamente a los sistemas nacionales de garantía de depósitos, de modo que cuando esté totalmente operativo asegure el reembolso de los depósitos de hasta 100.000 euros en caso de quiebras bancarias en la eurozona, independientemente de en qué país se encuentre el banco caído.

Sin embargo, aunque la propuesta lleva sobre la mesa desde 2015 y debería haber echado a rodar en 2017, las negociaciones están bloqueadas por el rechazo de algunos países, con Alemania a la cabeza, a costear las quiebras bancarias en otros países hasta que no se hayan resuelto los problemas que arrastra el sector en algunos Estados.

Para salir del atolladero, Bruselas pide mantener la propuesta original pero plantea que el fondo europeo no tenga que absorber pérdidas en una primera fase, e introducir condiciones para avanzar hacia una segunda etapa en la que empiece a hacerlo, según adelantó la semana pasada. Además, la Comisión asume que el sistema, conocido como EDIS por sus siglas en inglés, no empezará a funcionar hasta 2019.

Según la propuesta original de 2015, en una primera fase (de 2017 a 2020) el EDIS sólo aportaría garantías cuando se agote el sistema nacional y podría asumir como máximo un 20% de las pérdidas. En la segunda, hasta 2024, el EDIS podría intervenir antes de que se agote el sistema nacional e iría asumiendo progresivamente un mayor porcentaje de reembolsos y pérdidas, hasta llegar al 100%.

La nueva estrategia de Bruselas propone ahora que en la primera fase (aplazada hasta el periodo 2019-2021) el EDIS se limite a proporcionar liquidez en forma de préstamos a los sistemas nacionales, que luego tendrán que devolverlos. De este modo, el fondo europeo -y por tanto el resto de países- no asumiría ninguna pérdida.

Además, antes de pasar a la segunda etapa habría que efectuar una revisión de la calidad de los activos de los bancos, con especial atención a su nivel de préstamos improductivos, para garantizar que todos en la eurozona están saneados. Este análisis tendría que efectuarse en 2022 como muy tarde.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario no fija una fecha límite para pasar a la segunda etapa, ni el plazo en el que espera que el fondo europeo cubra el 100% de las pérdidas. Pese a ello, el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Dombrovskis, aseguró en rueda de prensa que la ambición de Bruselas sigue siendo tener un EDIS "con plenas funciones".

El renovado plan de futuro para el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos es el elemento clave de una comunicación presentada por el Ejecutivo comunitario para impulsar la unión bancaria: una serie de "ideas pragmáticas", en palabras de Dombrovksis, centradas también en seguir reduciendo los riesgos de la banca.

En ella, la Comisión llama a los países y la Eurocámara a alcanzar un acuerdo sobre el paquete bancario presentado en 2016 para este fin y plantea nuevas medidas para reducir aún más la carga de préstamos improductivos.

Además, para atajar la excesiva exposición de la banca a la deuda soberana en algunos países -y acabar con el círculo vicioso entre el riesgo bancario y el riesgo país- plantea crear un activo seguro europeo.

Bruselas propone que entidades privadas empaqueten bonos soberanos de diferentes países de la eurozona para crear títulos que se vendan después en el mercado en tramos "sénior" y "júnior", que permitirían a la banca diversificar sus balances y podrían ser utilizados también para cumplir requisitos de capital. La CE considera hacer una propuesta en este área en 2018.

Además, la CE aboga por transformar el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en un Fondo Monetario Europeo que se encargue de dar liquidez al futuro cortafuegos del Fondo Único de Resolución, una propuesta que presentará el diciembre en un paquete para profundizar la Unión Económica y Monetaria.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es