Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Análisis

¿Liderará la economía china la revolución digital?

08 de Septiembre de 2017
Imagen de Shanghai, China.

Imagen de Shanghai, China.

China está más digitalizada de lo que muchos observadores creen. Es uno de los mayores inversores en tecnología digital del mundo, reúne las condiciones para comercializar rápidamente productos y modelos de negocio digitales y tiene la ventaja de ser un gran mercado de consumidores jóvenes dispuestos a adoptar el entorno digital en todas sus formas. Son algunas de las conclusiones de un reciente informe publicado por McKinsey Global Institute sobre el creciente liderazgo de China en la economía digital.

Tres grandes compañías chinas de Internet con alcance global, como son Baidu, Alibaba y Tencent, están creando un ecosistema digital para llegar a todos los aspectos de la vida de los consumidores. El gobierno chino está alentando activamente el desarrollo de la innovación y del emprendimiento en el ámbito digital, facilitando las inversiones en favor de los agentes desarrolladores y los consumidores de nuevas tecnologías digitales.

La transformación digital de China está empezando a tener un profundo impacto en su propia economía y es probable que tenga una influencia cada vez mayor en el panorama digital mundial. La globalización digital de China solo acaba de empezar y está tomando impulso. Mediante fusiones y adquisiciones de empresas, inversiones, exportación de nuevos modelos de negocio y cooperación tecnológica, China podría convertirse en el referente digital del mundo en las próximas décadas.

El gigante asiático es un país de innovadores digitales muy dinámicos y líder mundial en inversión en el desarrollo de las tecnologías avanzadas más recientes. Sin embargo, China se encuentra en la zona media de los principales ránkings mundiales que comparan la difusión de la tecnología digital en el mundo, el Índice de Adopción Digital publicado por el Banco Mundial, en el que este país ocupaba el puesto 50 entre 131 países en 2016, y el índice de preparación digital publicado por el Foro Económico Mundial (“Networked Readiness Index”), en el que ocupaba el 59 entre un total de 139 países.

Estas clasificaciones tienden a usar medias nacionales y no reflejan plenamente el potencial dinámico de la industria china ni los comportamientos de los consumidores que rápidamente están llevando a este país a ser uno de los principales líderes digitales a nivel global. No obstante, lo que sobre todo están indicando estos ránkings es más bien el enorme potencial digital chino en lugar de un déficit estructural real en el ámbito digital.

China es líder mundial en comercio electrónico y pagos digitales, además de tener casi la tercera parte de las “start-ups” tecnológicas digitales disruptivas con mayor potencial del mundo.

En la pasada década, China llegó a ser líder mundial en muchas áreas de la economía digital. Por ejemplo, en comercio electrónico. Hace diez años, China contabilizó algo menos del 1% del valor de las transacciones realizadas a en todo el mundo. Actualmente, las operaciones de este tipo que tienen origen en China suponen el 40%. Se estima que el valor de las transacciones chinas de comercio electrónico equivale hoy al valor de las transacciones realizadas conjuntamente por Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y los Estados Unidos.



Respecto a los pagos móviles, su grado de penetración entre los usuarios de Internet ha crecido muy rápidamente, aumentando desde el 25% en 2013 hasta el 68% en 2016. El valor de los pagos móviles realizados en China en 2016 por los consumidores se aproxima a los 790 billones de dólares, 11 veces superior al de Estados Unidos. Los inversores están entusiasmados con esta tendencia y tienen grandes expectativas en el enorme potencial de crecimiento de las empresas tecnológicas digitales chinas.

En la categoría de “fintech”, 9 de las principales 23 “start-ups” del mundo son chinas y registran más del 70% del valor de las “fintechs” en todo el mundo. Una de cada tres de las 262 empresas calificadas por los expertos como compañías “unicornio” a nivel global (empresas privadas disruptivas del sector digital con gran potencial de desarrollo y valor superior al billón de dólares) son chinas y representan el 43% del valor global de estas empresas.

China es uno de los inversores en tecnologías digitales más destacados a nivel global, con uno de los ecosistemas de “start-ups” más activos del mundo. El interés del capital desarrollo de este país por invertir en tecnologías digitales es cada vez mayor y está aumentando rápidamente.

En el período 2011-2013, este capital se situó en unos 12 billones de dólares, mientras que entre 2014 y 2016 alcanzó la cifra de 77 billones, el 19% del total mundial. La mayor parte de estas inversiones se destinan a empresas que desarrollan tecnologías de Big Data, inteligencia artificial y tecnologías financieras (“fintech”).

China se sitúa entre los tres principales países del mundo en inversión de capital riesgo para el desarrollo de tecnologías digitales claves, incluyendo la realidad virtual, vehículos autónomos, impresión en 3D, robótica, drones e inteligencia artificial.

Tres factores, a menudo poco considerados, hacen que China pueda beneficiarse de grandes ventajas para el desarrollo de la economía digital:
 
  • El primero de ellos, es el enorme tamaño y la juventud de su mercado, que permiten la rápida difusión comercial de sus productos y modelos de negocio digitales a gran escala.
  • El segundo, es que las ineficiencias de los mercados tradicionales han sido aprovechadas por las empresas digitales líderes chinas para ocupar una posición de dominio en el mercado digital, propiciando a su alrededor un potente ecosistema de empresas digitales de gran proyección.
  • El tercero, es que el gobierno chino, que se ha convertido en un activo impulsor de las tecnologías digitales, concede un amplio espacio a los agentes digitales para experimentar antes de que se desarrolle una regulación oficial.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es