Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Economía mundial

Las economías emergentes crecerán 2,5 puntos más que las avanzadas en 2017

21 de Junio de 2017
Los líderes de los BRICS.

Los líderes de los BRICS.

Las economías emergentes están despegando y presentan unas previsiones de crecimiento por encima del 4%. En concreto, del  4,5% para 2017 y del 4,8% en 2018. Unas cifras que se encuentran 2,5 puntos pocentuales por encima del crecimiento previsto para las economías más avanzadas del planeta, que estarán en torno al 2% en los próximos dos años.

Estas son las previsiones que han destacado organismos internacionales como el FMI, la Comisión Europea y la OCDE. Por ejemplo, para una economía como la de Estados Unidos se espera que la progresión esté entre el 2,3 y el 2,5%, mientras que para la India las expectativas superan el 7% de crecimiento.

De hecho, desde el año 2000 la cuota de riqueza financiera global de los países en desarrollo ha pasado de menos del 10% a más del 30%, según Pionner Investments.

El aumento de la confianza, la recuperación del comercio mundial y de la inversión, junto con la desaceleración en la recesión en algunos de los países productores de materias primas, son factores que están contribuyendo a la mejoría de la actividad en los países en vías de desarrollo, según el Boletín trimestral publicado por CEOE.


 
 


Las economías emergentes crecerán exponencialmente en los próximos dos años, especialmente las que se encuentran en el continente asiático. Tienen especial importancia en el rumbo de la economía mundial los BRICS, es decir, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Estos cinco países representan el 40% de la población mundial, el 20% del PIB y, según los organismos internacionales, van a ser el motor del crecimiento.

Las razones del progreso
La agencia Bloomberg destaca algunas razones por las cuales los BRICS van a crecer por encima de las economías avanzadas en los próximos dos años. En concreto, señala que la recuperación de las materias primas en estos países va a empujar su crecimiento, así como la aparición de un boom comercial en el que van a tener ventajas competitivas.

Además, la incertidumbre en los países avanzados significará una oportunidad para el crecimiento de los BRICS. Esta incertidumbre en los territorios desarrollados viene marcada por el ascenso de Donald Trump, las negociaciones del Brexit y la aparición de medidas arancelarias que pueden llevar a una disminución de la confianza.

Por su parte, los números de los países emergentes están comenzando a ser más optimistas.  Como es el caso de Brasil, que tiene una previsión de crecimiento positivo tras una recesión (con un progreso del 1,4% en 2017 y 1,7% en 2018).

Otro factor de crecimiento de los países emergentes es el repunte del sector de la vivienda en China desde 2015, según la agencia de calificación de riesgos Fitch. Además, añade que la demanda a estos territorios se está recuperando tras el derrumbe que vivió en el año 2014. 

Estos hechos muestran un nuevo contexto mundial en el que el crecimiento de las economías avanzadas se muestra como moderado mientras que todos los acontecimientos parecen ayudar a las emergentes a despegar. Como resaltan los siguientes datos de los BRICS del informe 'Evolución de los mercados emergentes' de Pioneer Investments:
 
  • En los próximos 15 años, los 2.000 millones de personas que residen en ciudades de mercados emergentes realizarán una aportación de 25 billones de dólares (22,4 billones de euros) a la economía mundial. Una población joven, ya que hay más personas menores de 15 años en China, India y Brasil que europeos de todas las edades. 
  • En 20 años Rusia ha conseguido erradicar la pobreza de su territorio, mientras que países como Brasil y China la han reducido considerablemente. 
  • El enriquecimiento de las clases medias está aportando a la economía de los países emergentes más capital humano, dinero, consumo e inversión.
  • Muchas multinacionales han visto en estos países un lugar de oportunidad y han ido instalándose y ayudando al crecimiento ya que el dinero extranjero en estos países continúa siendo la principal fuente de capital. 
Pero esta búsqueda de crecimiento no sólo es una previsión, sino toda una declaración de los BRICS. Esta semana los representantes de los cinco países se reunieron en China para presentar su negativa al proteccionismo, y su apuesta por el libre comercio y el Acuerdo de París. 

"En 2015, el mercado intra-BRICS se situó en torno a los 250.000 millones de dólares. Deberíamos imponernos una meta para doblar esta cifra hasta los 500.000 un millones de dólares para 2020", indicó el primer ministro de la India, Narendra Modi. Esta idea de expansión también la comparte el presidente de China, Xi Jinping: "El potencial y la fuerza de los BRICS en términos de recursos, mercado, fuerza de trabajo no han cambiado y el desarrollo a largo plazo de los BRICS es todavía positivo".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es