Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Elecciones

Las 5 propuestas económicas de Macron y Le Pen para Francia

28 de Abril de 2017
  • P. Rouzaut
El candidato socioliberal, Emmanuel Macron, y la ultraderechista, Marine Le Pen.

El candidato socioliberal, Emmanuel Macron, y la ultraderechista, Marine Le Pen.

El próximo 7 de mayo los franceses están llamados a las urnas para elegir al futuro presidente de la República. Los candidatos, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, tienen un programa económico muy distinto, en el se enfrentan los europeístas y los que quieren salir de la UE, y el proteccionismo con el libre comercio.

El socio-liberal Macron, quien fue minsitro de Economía con Hollande, ha presentado un programa basado en una economía liberal con el que pretende aunar tanto a los simpatizantes de la derecha como de la izquierda con bajadas de impuestos y aumento de la inversión. Por su parte, la ultraderechista Marine Le Pen propone una economía proteccionista con aranceles y barreras comerciales en la que prime el producto propio, además de una ruptura con la Unión Europea. 

¿Cuáles son las 5 claves económicas de ambos programas?
Según los sondeos, Emmanuel Macron es el candidato con mayores probabilidades de llegar al Elíseo, y estas son las medidas económicas que pretende adoptar el futuro presidente de la República:

1. Bajar los impuestos y las cotizaciones: Macron busca "hacer la vida más fácil" a los franceses, por lo que propone disminuir la presión fiscal a las empresas, trabajadores y autónomos. Hay que destacar que Francia es el país de la UE con una presión fiscal más elevada si se mide en ingresos tributarios sobre el PIB, cercana al 50%. Con la política económica del socio-liberal, una persona con un sueldo neto de 2.200 euros al mes, por ejemplo, ahorraría unos 500 euros más al año, con respecto a la legislación actual. 

El candidato ha prometido rebajar las cotizaciones sociales, las empresariales, el impuesto sobre vivienda, el impuesto de sociedades (del 33% al 25%) y eliminar por completo las cotizaciones para las horas extra. 

2. Liberalizar la economía: El político francés quiere disminuir el papel de la administración en el día a día de los ciudadanos. Esta propuesta es novedosa en Francia y ha atraído a aquellos que piensan que existe una excesiva burocracia en el país. En el programa electoral se afirma que reducirán  "decenas de normas y reglamentos que han hecho la vida diaria mucho más complicada: ¡Cuánto tiempo perdido en cuestiones administrativas, renovación de papeles o a causa de la lentitud de los procedimientos de justicia!".

3. Los tres ejes del empleo: Macron propone tres reformas integrales con respecto a la situación del empleo, las pensiones y la Seguridad Social en el país galo. En primer lugar, propone un marco de relaciones laborales mucho más flexible, en el que "la organización del trabajo será definida sobre el terreno", en una negociación que terminará "en un referéndum a nivel de empresa".

Por otro lado, aumentará el número de personas que reciben los subsidios por desempleo, entre los que se encuentran los autónomos, eso sí, "la insuficiencia en el esfuerzo en la búsqueda de un empleo o el rechazo de ofertas razonables llevarán aparejadas la suspensión de las prestaciones". También propone quitar estos ingresos a quien engañe a la administración para obtener una prestación indebida. 

La tercera gran reforma de Macron se centra en el sistema de pensiones, ya que el candidato cree que el actual modelo es "injusto". Aunque ha prometido no cambiar ni la edad legar de jubilación ni el nivel de las prestaciones, plantea un nuevo método de cálculo para que "cada euro cotizado genere el mismo derecho a la pensión para todos" y acabar con los regímenes especiales sobre las pensiones, también los que favorecen a los políticos franceses.

4. Aumento de la inversión pública: Un total de 50.000 millones de euros es el montante que el candidato propone para invertir, una medida que ha atraído a la izquierda gala. Esta inversión se dirige a la industria, el sector energético, la ecología, el transporte y el campo francés. Además, asegura el candidato, que este gasto es compatible con un plan de ahorro que lograría reducir 60.000 millones de gasto público (equivalentes a 3 puntos del PIB) en cinco años.

5. Europa sí: "Un proyecto europeo ambicioso", afirma Macron, que vuelva a recuperar "la velocidad que ha perdido". Su discurso incluye una Francia dentro de Europa, en la que prime el mercado único y se fomente la libre circulación para favorecer el comercio comunitario. 

Por otro lado, Marine Le Pen ha desarrollado un programa económico centrado en el proteccionismo, por el que le han llegado a comparar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Estos son los 5 ejes de su política económica:

1. Fuera de la Unión Europea: 'La candidata del pueblo', como ella se denomina, aspira a sacar a Francia de la Unión Europea, argumentando que esto traerá un mayor crecimiento económico para el país. Le Pen propone realizar un referéndum, similar al del Brexit, para que los franceses decidan si quieren permanecer en la Unión.

Además, en su programa añade que limitará la inmigración legal a un total de 10.000 personas anuales . Un punto conflictivo del programa electoral del Frente Nacional hace referencia al terrorismo, se luchará contra éste retirando a los binacionales la nacionalidad francesa, expulsándolos e impidiendo su regreso a quienes tengan vínculos con el yihadismo. Se cerrarán las mezquitas extremistas y se prohibirá la financiación pública de los lugares de culto. Los extranjeros fundamentalistas fichados por la policía serán expulsados.

2. Vuelta al tradicional franco: El punto número 30 de su programa busca recuperar la soberanía monetaria, volviendo a utilizar el franco en lugar del euro. Esta medida, según el Frente Nacional, llevará a monetizar los déficits públicos y aumentar la oferta de financiación subvencionada a las familias y pequeñas empresas. Con esta propuesta, la ultraderechista busca que los créditos a los franceses tengan unos intereses más bajos y que disminuya la inflación en el territorio. 

La búsqueda de la identidad nacional se muestra en otros puntos del programa de Le Pen, como que la bandera francesa ondeará en todos los edificios públicos, de los que desaparecerá la europea y la defensa de la identidad nacional figurará en la Constitución. Incluso, se promoverá un “relato nacional” en los colegios.

3. Proteccionismo en el corazón de Europa: “En proteccionismo inteligente” es una de las medidas más destacada de Le Pen. Con ella busca la defensa de las empresas francesas a través de un rearme arancelario, de subvenciones enfocadas y de un tipo de cambio depreciado. La candidata propone restringir la entrada en Francia de aquellos productos que "no cumplan los estándares de calidad de la República", aumentando los aranceles a las exportaciones extrajeras. 

Así, también busca romper con los tratados de libre comercio tanto multilateral como bilateral contraídos por el país, fomentar la contratación pública de pymes y agricultores nacionales y crear un fondo soberano estatal que proteja a las empresas nacionales de ser adquiridas por los inversores extranjeros. Asimismo, su programa afirma que se establecerán impuestos a los trabajadores extranjeros para fomentar la creación de empleo nacional. Un conjunto de medidas que tratan de exaltar la idea de proteccionismo que defiende la candidata. 

4. Reindustrialización: Crece el papel de la administración, al contrario que su adversario, a la hora de establecer medidas económicas. Entre ellas, destaca la reindustrialización, a través de: una secretaría de Estado encargada de anticipar los cambios tecnológicos; constituir una Autoridad de Seguridad Económica que proteja, e impida, el acceso del capital extranjero a los “sectores estratégicos”; diseñar una estrategia nacional para el aprovechamiento marítimo de Francia; y frenar la privatización de sectores como el ferrocarril o el correo postal  y renacionalizar las autopistas.

No se trata de una planificación central total, la idea de Le Pen es que las empresas sigan siendo privadas pero que colaboraren con más asiduidad con la administración en proyectos conjuntos. 

5. Aumento del gasto público: Algunas de las propuestas de la ultraderechista incluyen la rebaja en la edad de jubilación, el aumento del salario de los empleados públicos, impulsar un plan de rehabilitación y de construcción de viviendas, e incrementar la inversión en infraestructuras. 

Para llevar a cabo esta inversión Le Pen no subirá los impuestos, sino que ha afirmado que la carga fiscal se mantendrá estable: "Más gasto y menos impuestos". Según su programa, reducirá las cotizaciones sociales a aquellas pymes que mantengan el empleo; creará un tramo reducido del impuesto sobre sociedades para pymes, que pase del 33% actual al 24% (un descenso que también promete Macron, en su caso al 25% para todas las empresas); y recortará del impuesto sobre la propiedad para los más pobres.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es