Buscador de la Hemeroteca
Secciones

El PIB marroquí creció en 2016 un 1,1% y subirá un 4,3% en 2017

22 de Marzo de 2017
Mohamed VI de Marruecos

Mohamed VI, rey de Marruecos, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Marruecos cerró 2016 con un incremento del PIB del 1,1%, anunció el banco central marroquí Bank Al Maghrib (BM), que auguró para este año un crecimiento económico del 4,3%. Este incremento fue apenas del 1,1% porque se ralentizó por la sequía que azotó al país magrebí el pasado año, lo que hizo caer el PIB agrícola en más de un 10%, según explicó el gobernador de BM, Abdelatif Juahri, en una rueda de prensa en Rabat posterior a la reunión trimestral de la autoridad bancaria.

No obstante, Juahri se mostró optimista en cuanto a las previsiones de 2017, que según él se beneficiarán de las buenas condiciones climáticas y la hipótesis de una producción de cereal que superará los 7,8 millones de toneladas.

"El PIB agrícola crecerá más de un 11% en 2017, lo que dará un empujón al crecimiento global que se situará en 4,3%", vaticinó el gobernador del banco central. Juahri hizo hincapié sobre el buen crecimiento de las actividades no agrícolas que se situará en el 2,9% en 2017, explicable por la mejora de la demanda exterior dirigida a Marruecos.

Las previsiones del Gobierno marroquí eran más optimistas que las del banco central, ya que en enero anunciaron que Marruecos cerraría 2016 con un 1,6% de crecimiento. En cuanto al déficit público, el gobernador del banco central indicó que Marruecos cerró 2016 con un 4,2% de déficit en lugar del 3,5% que había previsto anteriormente el Gobierno en la Ley de Finanzas (Presupuestos).

Este mayor déficit se explica, según Juahri, por el aumento de los gastos de inversión y una bajada de los donativos previstos por los países del golfo Pérsico que fueron de 7.200 millones de dirhams (668.000 millones de euros) en lugar de 13.000 millones de dirhams (1.200 millones de euros) previstas en los Presupuestos de 2016. Por otra parte, el banco central informó de que la tasa de inflación se mantiene en niveles estables con el 1,6% en 2016 y el 1,1% previsto en 2017.

Subrayó que el déficit de cuenta corriente en 2016 fue del 4,2% en 2016, pero mejorará el año siguiente hasta un 3,3%, siempre que se cumpla la hipótesis de un precio del barril de petróleo en 54 dólares y la recepción de donativos de los países del golfo Pérsico de 8.000 millones de dirhams (7.400 millones de euros).
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es