Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Los muros que hay que derribar en la economía digital

13 de Febrero de 2017
La economía digital mejorará la productividad de la industria un 20%

Algunos países siguen imponiendo elevados aranceles a los productos de las TIC.

El intercambio de datos por Internet se ha multiplicado por 45 en los últimos diez años. La globalización, con el impulso de lo digital y el big data, ha hecho que el mundo se conecte y esto repercute directamente en las vías que el comercio digital tiene para expandirse. 

Sin embargo, la patronal europea, BussinessEurope, ha destacado que todavía quedan obstáculos que resolver en este aspecto. Uno de ellos es el proteccionismo, un término que tras la llegada de Donald Trump a la presidencia del gobierno estadounidense, hace saltar todas las alarmas. ¿Cuáles son los muros de la economía digital? Éstos son los obstáculos que destaca la patronal:

1. Las barreras arancelarias: Algunos países siguen imponiendo elevados aranceles a los productos de las TIC. En concreto, la organización DigitalEurope ha calculado que las empresas podrían ahorrar alrededor de 50.000 millones de dólares anuales (46.965 millones de euros) en las aduanas sin estas cargas. Además, como mercancías normales, éstas también están a veces sujetas a medidas antidumping.

2. Limitaciones de la inversión: Suelen ser requisitos que hacen que algunos inversores queden rechazados, como las exigencias presenciales o restricciones de nacionalidad según los países. La regulación propuesta por la Comisión Europea el pasado mayo pretende eliminar esa discriminación basada en la nacionalidad de los consumidores o en su lugar de residencia o establecimiento.

3. Limitaciones sobre los flujos transfronterizos de datos: El gran volumen de información que maneja la red hace peligrar la seguridad de los datos. Por ello, la OCDE destaca una serie de límites a la hora de recopilarlos tanto de personas como instituciones: la información debe ser legítima, exacta, completa, protegida y no se debe revelar sin consentimiento. La dificultad del trato de estos datos es otra de las barreras que frena el desarrollo de la economía digital debido a la delgada línea que existe entre lo privado y lo público. 

4. Localización forzosa de datos: Los intercambios económicos entre varios países pueden llevar al transpaso de información de clientes de un país a otro, un hecho que debe de estar controlado y que muchas veces frena a las compañías a la hora de hacer negocios. Éste es otro argumento que resalta la importancia de la seguridad en Internet y de buscar nuevas vías para reforzar la protección de los datos. 

Por su parte, los ministros de Competitividad de la Unión Europea (UE) también han tratado de cerrar su posición para frenar el "geobloqueo", es decir, los obstáculos injustificados a los que se enfrentan los consumidores a la hora de comprar bienes o servicios por Internet a causa de su lugar de origen. Sin embargo, se trata de un tema todavía sin solucionar. 


Las soluciones de BusinessEurope
Según BusinessEurope, es importante que el actual marco regulatorio internacional (basado en normas de la OMC y otros acuerdos internacionales) se refuerce y que se promueva un potencial acuerdo sobre el comercio digital, preferiblemente multilateral. "Asimismo, sería deseable incorporar un capítulo específico sobre comercio digital en todos los acuerdos comerciales de la Unión Europea", señala la patronal europea.

BusinessEurope ha publicado un documento donde muestra su posición sobre el comercio digital y examina el marco legal existente, destacando las barreras al 'e-commerce' que podrían suprimirse y discutiendo cómo podría estructurarse un potencial acuerdo sobre este tipo de intercambios.

Para la patronal, un acuerdo al respecto debería incluir una serie de principios para poder superar las barreras de la economía digital:
 
  • El reconocimiento de la libre circulación transfronteriza de datos como principio horizontal.
  • La creación de un marco de actuación con unas condiciones equitativas a nivel global que garanticen que tanto proveedores de bienes y servicios locales como foráneos estén sujetos a las mismas reglas de juego.
  • Prohibir la localización forzosa de datos.
  • Abordar el acceso forzoso a códigos fuente y encriptación.
  • Respetar la neutralidad tecnológica.
  • Reconocer la necesidad de una mayor cooperación regulatoria.
Más información
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es