Buscador de la Hemeroteca
Secciones
INFORME DE UNCTAD

Las inversiones extranjeras a España crecen un 30% en 2016

01 de Febrero de 2017
Las inversiones extranjeras directas que llegaron a España en 2016 aumentaron un 30,3 por ciento y alcanzaron 15.500 millones de dólares, frente a 11.900 millones el año anterior, según datos publicados hoy por el Organismo de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

Las inversiones en capital fueron particularmente destacables, aunque de manera general el flujo de inversiones extranjeras se mantuvo bajo en comparación con la media de los diez años (33.000 millones de dólares anuales), dijo a Efe el director de la División de Inversiones y Empresas de la UNCTAD, James Zhan.

"Sólo se está volviendo a los niveles normales de antes porque España era uno de los países que atraía un gran número de inversores extranjeros", agregó el especialista.

Al presentar una actualización de los datos y perspectivas de las inversiones en el mundo de la UNCTAD, Zhan mencionó que el valor de las fusiones y adquisiciones transfronterizas aumentó un 5,2 por ciento en España, gracias a acuerdos en el sector manufacturero.

Las firmas multinacionales de países desarrollados fueron las principales compradoras en España, con un 73 por ciento del total el año pasado, aunque el papel de las multinacionales de países en desarrollo es cada vez más visible, con una cuota del 25 por ciento.

Entre estos últimos inversores, destacan las multinacionales de China y México.

La situación de España en inversiones extranjeras directas sobresale en un contexto en el que éstas cayeron un 13 por ciento en el mundo el año pasado, aunque las previsiones apuntan a una recuperación de alrededor del 10 por ciento en 2017.

La situación final dependerá de cómo se reflejen en la realidad las fuertes incertidumbres políticas y económicas, comentó Zhan en una conferencia de prensa.

"Las actividades de inversiones siguen siendo muy dinámicas, pero también volátiles. Si vemos los flujos de inversiones a los distintos países, hay oscilaciones tremendas, con altibajos", analizó.

La atención de los economistas está volcada en las incertidumbres que afectan el ánimo de los inversores y que Zhan identificó en las medidas que pueda adoptar el nuevo gobierno de Estados Unidos y el resultado de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Las citas electorales previstas este año en la Unión Europea, concretamente en Alemania, Francia y Holanda, agregan a las dudas que se vivirán en los próximos meses.

Los riesgos geopolíticos representan también fuertes dudas en el mundo de los negocios, particularmente en torno al contencioso territorial en el mar de China Meridional y a los conflictos armados en Oriente Medio.

"Hay que tener en mente que cualquier cosa puede suceder y que las personas que deciden las políticas pueden afectar realmente a los flujos mundiales y regionales de inversiones", indicó Zhan.

La UNCTAD ha constatado una reducción del 9 por ciento (a 872.000 millones de dólares) en los flujos de inversiones hacia las economías desarrolladas en 2016, aunque la caída fue especialmente pronunciada en el caso de Europa (un 29 por ciento).

Las economías europeas registraron una fuerte volatilidad en las inversiones, con disminuciones significativas en Bélgica, Holanda, Irlanda y Suiza.

En cambio, las inversiones extranjeras directas al Reino Unido se multiplicaron por seis, al pasar de 33.000 millones de dólares en 2015 a 179.00 millones en 2016, a pesar del voto popular del pasado junio a favor del "brexit".
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es