Buscador de la Hemeroteca
Secciones
PIB

La economía francesa creció un 1,1% en 2016

31 de Enero de 2017
Entre octubre y diciembre se aceleró el consumo de los hogares, un 0,6% frente al 0,1% del trimestre anterior.

Entre octubre y diciembre se aceleró el consumo de los hogares, un 0,6% frente al 0,1% del trimestre anterior.

La economía francesa cerró 2016 con un avance del 1,1%, una décima menos que en 2015, de forma que no supera las expectativas del Ejecutivo, que había previsto un 1,4% para el último año del mandato socialista.

El impulso fue más destacado en el cuarto trimestre, con una subida del 0,4% del producto interior bruto (PIB), frente a la del 0,2% entre julio y septiembre, lo que el Gobierno interpretó como un reflejo del "dinamismo actual" de la economía francesa.

"2016 confirma la recuperación entablada en 2015, que se encuentra ya bien anclada después de tres años de crecimiento anémico", indicó en un comunicado el ministro francés de Economía y Finanzas, Michel Sapin. El "dinamismo" de la actividad en el país por segundo año consecutivo -destacó Sapin- "permite por fin hacer retroceder el desempleo al tiempo que prosigue la reducción del déficit público".

El número de demandantes de empleo, de hecho, cayó en Francia un 3% en 2016, su primera bajada anual desde 2007, hasta quedarse en 3,47 millones de personas, y en 5,47 millones si a esa cantidad se suman las personas con actividad reducida y en situación de búsqueda de trabajo.

Para Sapin, a pesar "de los riesgos políticos mundiales", 2017 comienza con "muy buenas condiciones económicas", y una confianza de los hogares y los dirigentes de empresas que promete buenas perspectivas, tanto en términos de actividad como de creación de empleo.

Entre los datos detallados por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE), con su primera estimación del PIB para el cuarto trimestre, indicó que entre octubre y diciembre se aceleró el consumo de los hogares un 0,6%, frente al 0,1% del trimestre anterior, al igual que la inversión, que pasó del 0,3% al 0,8%. Las exportaciones en los tres últimos meses fueron "más vigorosas", con un avance que se elevó del 0,5% al 1,1%, mientras que la progresión de las importaciones se ralentizó, al pasar del 2,5% al 0,8%.

En el conjunto del año, las ventas al extranjero experimentaron un avance del 0,9%, y las compras del 3,6%, y aunque el comercio exterior estimuló el crecimiento económico a final de año, tuvo una contribución negativa en todo el ejercicio, restando 0,9 puntos al PIB en 2016, frente a los 0,3 que había descontado en 2015.

A la expansión de la actividad contribuyó un incremento del 3,7% en el último trimestre en el consumo energético, principalmente de gas y electricidad, atribuido a temperaturas inferiores a las normales en esas fechas.

El Gobierno confió en que el ritmo de progresión del PIB se mantenga o incluso se acelere a principios de este año, gracias también al refuerzo de ciertos dispositivos públicos, como el crédito para la competitividad y el empleo (CICE), que ha reducido las cotizaciones de las empresas.

Para el partido ultraderechista Frente Nacional (FN), "la tasa de crecimiento ridículamente baja (...) es un fracaso tajante del Ejecutivo, cuya política económica, aplicada bajo el mandato de la Unión Europea, no produce ningún resultado".

En un comunicado, el FN consideró que la única manera de retomar la senda del crecimiento es "volver a dar al país las armas para batirse frente a la competencia mundial, es decir, recuperar su soberanía económica, monetaria, presupuestaria y comercial"
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es