Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Datos del Foro Económico Mundial

Sólo el 4% de los trabajadores europeos quiere emprender dentro de su empresa

12 de Enero de 2017
La actividad emprendedora de los empleados (AEE), o el 'intraemprendimiento', no es un fenómeno extendido; solo un 4% de la población en edad de trabajar en Europa tiene una implicación directa con la AEE.

Un informe del Foro Económico Mundial explica cómo Europa, que cuenta con una elevada competitividad, puede mostrar bajas tasas de emprendimiento y al mismo tiempo, si se considera la actividad emprendedora de los empleados (AEE), presentar la imagen de un continente significativamente más emprendedor.

España ocupa el penúltimo puesto de la clasificación, solo por delante de Italia (28) y detrás de Grecia (26). En los últimos lugares de los rankings se sitúan las economías del sur (con la excepción de Portugal), que no muestran altas tasas de emprendimiento.

Suecia y Dinamarca lideran los rankings europeos de AEE por un amplio margen. Ambos países son más emprendedores de lo que sugiere la baja tasa que muestran de individuos en edad de trabajar implicados activamente en empresas "startups". Otras economías de la Europa occidental y del norte muestran un comportamiento similar.

La innovación oculta
Con el título “Europe's hidden entrepreneurs: entrepreneurial employee activity and competitiveness in Europe”, el informe analiza el emprendimiento en Europa centrando la atención sobre un aspecto oculto de la innovación: la actividad emprendedora de los empleados o "intraemprendimiento", que supone la implicación de los trabajadores en la formulación e implementación de nuevas ideas dentro de las organizaciones en las que trabajan.

Europa no carece de emprendedores, pero muchos de ellos eligen innovar dentro de organizaciones más grandes en lugar de hacerlo en empresas de creación propia. Este es el motivo fundamental por el que economías como Dinamarca, Suecia y el Reino Unido mantienen un alto perfil innovador a pesar de sus bajos niveles de creación de empresas.

El informe utiliza datos del Índice Global de Competitividad y del Informe sobre Población Adulta del GEM (Global Entrepreneurship Monitor) para analizar las relaciones entre la competitividad de las economías europeas y los diferentes tipos de emprendimiento que muestran. El análisis destaca el impacto de la actividad intraemprendedora y su contribución al cambio de la imagen global del emprendimiento en Europa.

Los resultados muestran que en Europa hay muchos emprendedores que innovan desde dentro de sus propias empresas. Estos trabajadores tienden a detectar más oportunidades empresariales que el resto, tienen más capacidades para crear una empresa y tienen menos miedo a fracasar en el intento.

Sin embargo, los empleados emprendedores difieren de los emprendedores independientes en aspectos como su menor exposición al riesgo financiero o el acceso a los recursos de las organizaciones en las que trabajan. Además, a menudo reciben el apoyo y el impulso de sus empleadores. En este sentido, la actividad emprendedora de los empleados puede considerarse un tipo especial de emprendimiento.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es