Buscador de la Hemeroteca
Secciones

El FMI insta a aumentar la eficiencia de la banca española

13 de Diciembre de 2016
El Fondo Monetario Internacional (FMI) destaca los avances que ha experimentado la banca española desde la crisis, pero aboga porque el sector continúe con una política de provisiones "adecuada" y con nuevos aumentos de la eficiencia, "posiblemente por medio de fusiones".

El organismo también pide que las entidades estimulen los ingresos no procedentes de intereses, e incrementen el capital de alta calidad que, en su opinión, ayudaría a reforzar la capacidad del sistema bancario para absorber "shocks" (activos improductivos), y así facilitar el crédito a medida que se recupere la demanda.

Estas son algunas de las principales conclusiones que se extraen del informe preliminar elaborado por el FMI tras su revisión anual de la economía española, en el que pese a las recomendaciones lanzadas, ha destacado que el sistema bancario español "está más cerca de dejar atrás los legados de la crisis".

En su informe, el organismo internacional considera que el sistema bancario español se ha seguido reforzando frente a los nuevos retos, gracias a la mejora en la calidad de sus activos, a una situación de capital y a una financiación "más saneada", y a un menor sobreendeudamiento.

Sin embargo, el FMI advierte de que el "ritmo de mejora" de las entidades ha sido variable y en general, los ratios de morosidad y el volumen de activos adjudicados siguen siendo "elevados". No obstante, dichos volúmenes "son muy inferiores a los de algunos países de la UE", ha añadido.

Paralelamente, al igual que otros sistemas bancarios europeos, los bancos españoles "se enfrentan a problemas derivados de un entorno de baja rentabilidad y de nuevas iniciativas en materia regulatoria", ha advertido. El FMI considera que un aspecto "clave" para continuar con la recuperación económica es seguir reforzando la situación de los bancos y mejorando las perspectivas financieras de los prestatarios.

En este sentido, ha precisado que unas políticas económicas que sustenten una recuperación intensiva en generación de empleo "contribuirían simultáneamente a estimular la demanda interna y a fortalecer los balances del sector privado".

Desde el inicio de la crisis, y tras el rescate, el sector financiero español ha sufrido un profundo proceso de saneamiento y de reestructuración, con el que ha visto mermado el número de entidades y sus plantillas.

Sin embargo, los retos que todavía debe afrontar, como los bajos tipos de interés, la digitalización, o la baja rentabilidad, han llevado a muchos organismo, incluido el Banco de España, y hoy al FMI, a abogar por seguir haciendo esfuerzos, incluso, mediante nuevas fusiones.

España aún tiene pendiente la venta de las nacionalizadas Bankia y BMN, que podrían ser fusionadas o vendidas de forma individual, un proceso que el Estado mantiene en estudio, y sobre el que la Comisión Europea y el Banco Central Europeo han urgido a que se complete su proceso de privatización.

 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es