Buscador de la Hemeroteca
Secciones
RUMBO AL NUEVO SEMESTRE EUROPEO

Los retos económicos para 2017 de los cinco grandes países de Europa

06 de Enero de 2017
La Comisión Europea, en el marco de los mecanismos de alertas previstos para vigilar la evolución de las distintas economías, ha evaluado la situación de los grandes países de Europa.

Bruselas ha fijado que las principales prioridades económicas para 2017 siguen siendo básicamente las mismas que en 2016: estimular la inversión, impulsar las reformas y garantizar políticas presupuestarias responsables.

Sin embargo, las grandes economías del euro tienen problemas específicos que Bruselas cree que hay que corregir en el corto plazo. Estos son los principales retos en las cinco grandes economías de Europa:

ESPAÑA
De acuerdo con la última previsión económica de otoño de la Comisión Europea (que se publicó en noviembre 2016), España continúa su crecimiento por encima de la media europea. Sin embargo, hay una tendencia de desaceleración en el futuro (2,6% en 2017 y 2,1% en 2018). El principal factor de crecimiento será la demanda interna, apoyada por la expectativa de reducción del desempleo al 16,5% en 2018.

Las autoridades comunitarias son conscientes de que el déficit sigue estando por encima de los objetivos establecidos.

Según la UE, el país logró cumplir en 2016 con el Protocolo de Déficit Excesivo reduciendo sus números rojos al 4,6%, pero no lo hará en 2017 (3,8% frente al objetivo del 3,1%) ni en 2018 (3,2% frente al objetivo del 2,2%). Según las autoridades comunitarias, en 2017 las principales amenazas para España serán las siguientes:
 
  • El escaso crecimiento de la productividad hace depender las mejoras en la competitividad de las ventajas en materia de costes, afectando también a las condiciones de trabajo y la cohesión social.
  • Aunque el proceso de desapalancamiento del sector privado ha continuado, respaldado, entre otros factores, por un crecimiento real sólido, la deuda pública y el déficit siguen siendo demasiado elevados.
  • El desempleo ha venido disminuyendo de forma rápida, pero sigue siendo muy elevado, especialmente entre los jóvenes, y con gran repercusión del desempleo de larga duración. La mejora del mercado de trabajo se plasma lentamente en una reducción de la pobreza, cuyos indicadores siguen encontrándose entre los más altos de la UE.
  • En términos generales, la Comisión vuelve a poner de relieve problemas relacionados con la sostenibilidad externa, la deuda privada y pública y el ajuste del mercado laboral, en un contexto de crecimiento reducido de la productividad.
Las últimas decisiones del nuevo Gobierno, entre las que destaca una reforma del Impuesto sobre Sociedades y una subida de la base mínima y de la base máxima de cotización, pueden ser un freno para alcanzar estos objetivos.

ALEMANIA:
  • Los desequilibrios macroeconómicos percibidos en marzo de 2016 fueron el exceso de ahorro y la debilidad de la inversión privada y pública.
  • Para 2017, Bruselas considera que el superávit exterior de la locomotora europea sigue siendo demasiado elevado y en fase ascendente y cuestiona la fuerte dependencia respecto de la demanda externa. De hecho, persisten los riesgos para el crecimiento y la necesidad de reequilibrarlo hacia fuentes nacionales. Las elecciones, en las que vuelve a presentarse Ángela Merkel, serán decisivas para ver cuál será el rumbo que toma Alemania y el conjunto de la Unión.
FRANCIA:
  • Los desequilibrios macroeconómicos excesivos percibidos en marzo de 2016 fueron: deuda pública elevada y creciente, débil crecimiento de la productividad y deterioro de la competitividad.
  • En 2017 Bruselas alerta del endeudamiento público, del bajo crecimiento de la productividad y de la competitividad reducida.
ITALIA:
  • Los desequilibrios macroeconómicos excesivos percibidos en la economía transalpina en marzo de 2016 fueron una deuda pública muy elevada y la débil competitividad exterior en un contexto de bajo crecimiento económico y atonía de la productividad. La dimisión de Mario Renzi y la elección de un presidente no elegido en las urnas (el ministro de exteriores de Renzi, Paolo Gentiloni) para tratar de desbloquear la situación política del país serán importantes para ver la evolución económica de uno de los países periféricos que siguen teniendo mayores desequilibrios y menores tasas de crecimiento.
  • En 2017 entre los principales riesgos destaca también el elevado endeudamiento privado y el sistema bancario, en un contexto de crecimiento reducido de la productividad.
REINO UNIDO:
  • En marzo de 2016, antes de la votación del Brexit, Bruselas no detectó ningún desequilibrio macroeconómico en Reino Unido. Sin embargo, al evaluar los riesgos en 2017 pone de relieve algunos problemas relacionados con el mercado de la vivienda y el sector exterior de la economía. La Comisión Europea también hace un diagnóstico claro: “El resultado del referéndum sobre la UE ha generado incertidumbres económicas y políticas de cara al futuro”. La ejecución del Brexit será clave para ver cómo le afectará a la economía británica la salida de la UE.
En definitiva, el inicio del nuevo Semestre Económico estará marcado por un intento de cambiar el rumbo en la política fiscal. En su Comunicación del 16 de noviembre, la Comisión Europea recomendó a la zona euro introducir medidas expansivas por valor de 50.000 millones de euros (el 0,5% del PIB de la UE) este año, siempre que se cumpla con las obligaciones de consolidación fiscal establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. El objetivo es contribuir al aumento de la inversión, sin descuidar las reformas estructurales y llevando a cabo una política presupuestaria responsable. El debate seguirá siendo como incentivar la demanda interna mediante la inversión sin renunciar a la estabilidad de las arcas públicas.
Más información
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es