Buscador de la Hemeroteca
Secciones
ANÁLISIS

¿Cuánto afecta la desaceleración de los emergentes al PIB mundial?

04 de Enero de 2017
Banderas de los países del BRICS

Mientras que en 2010 los mercados de los BRICS crecían un 7,8%, en 2016 no han llegado al 4%.

Desde el 2010, las economías emergentes se han desacelerado y esto podría provocar un cambio en el crecimiento mundial. Mientras que en ese año sus mercados crecían un 7,8%, en 2016 el avance de su Producto Interior Bruto no llegó al 4%.

El impacto en la economía global si se produjera un descenso de un punto porcentual en el crecimiento de los territorios emergentes, llevaría directamente a una bajada de 0,4 puntos del progreso mundial, según un informe de la revista Finanzas & Desarrollo.

Estos países siguen generando tanta riqueza como Estados Unidos y más que la zona euro. Sin embargo, la tendencia a la baja se ha mantenido en los últimos años y afecta a los territorios conocidos como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Hoy en día estos países generan más de una quinta parte del Producto Interior Bruto mundial, por lo que su desaceleración afectaría directamente al resto de países.

Este declive se debe a la caída de la productividad, a los episodios de incertidumbre acerca de las políticas económicas, a la contracción de los presupuestos públicos y al envejecimiento poblacional, según la revista Finanzas & Desarrollo.

Su desaceleración se observa en los siguientes aspectos:
 
  • El comercio y las finanzas internacionales. Su variedad geográfica y su impulso tanto exportador como importador podría verse reducido. Esto afectaría a todos los continentes, ya que los BRICS comercian en todos los lugares del mundo.
  • Los flujos financieros. Disminuiría la inversión directa extranjera, en la que destaca China, pero también en el desarrollo de la banca.
  • La distribución de materias primas. En este caso también resalta el gigante asiático como principal dispensador tanto en Asia como en América y Europa.
Por países, si se redujera un punto porcentual el crecimiento de China, esto haría que el del mundo bajara un 0,5%. Si el país que descendiera fuera Rusia, el mundo tendría un 0,3% menos de crecimiento. Es decir, los países emergentes se han convertido en un mercado clave para el desarrollo de la economía mundial.

Hay que tener en cuenta que la situación geográfica y la variedad productiva de estos países les llevan a realizar intercambios con multitud de puntos.

Por ejemplo, la influencia que ejerce China sobre territorios como Singapur o Hong Kong podría hacer reducir su PIB un 1,3% y un 1,1%, respectivamente.

En el caso de Rusia, países como Ucrania, Armenia, Turquía, Serbia o Rumanía, podrían ver reducido su PIB hasta en un 1,2% en dos años si el crecimiento de Rusia descendiera un punto porcentual. Una presión que Brasil también ejerce sobre países como Argentina, Paraguay o Ecuador.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es