Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Elecciones

El encarecimiento de los seguros impulsados por Obama da munición a Trump

26 de Octubre de 2016
  • Elempresario.com/Efe
El candidato presidencial republicano, Donald Trump, ha encontrado una nueva fuente de munición en la revelación de que el coste de los seguros médicos derivados de la reforma sanitaria de Barack Obama aumentará notablemente en 2017, un tema que podría convertirse en central en lo que queda de campaña.

A falta de dos semanas para las elecciones, los republicanos han encontrado un brote de aire fresco en la divulgación de nuevos datos del Gobierno que pronostican un aumento medio del 25 % el año que viene en las primas de los seguros de salud más populares creados por la reforma sanitaria de 2010.

La cifra, divulgada este lunes, supone también un golpe para Obama, dado que esa reforma se considera su principal logro en política nacional y uno de sus objetivos era reducir el coste de los seguros médicos mediante la creación de mercados competitivos donde cada estadounidense pudiera contratar su propio plan.

En un mitin hoy en Doral (Florida), Trump aseguró que la reforma sanitaria, conocida popularmente como Obamacare, "está estallando", y prometió eliminarla y reemplazarla "con algo mucho menos caro".

"Derogar Obamacare es una de las razones más importantes por las que debemos ganar el 8 de noviembre", dijo Trump en otro acto en Sanford (Florida), donde advirtió de que su rival demócrata, Hillary Clinton, quiere "fortalecer" la reforma "y hacerla más cara".

El aumento en las primas de los seguros proyectado para 2017 por el Departamento de Salud supone más del triple de lo que subieron los precios este año, y en algunas ciudades y estados se espera un encarecimiento muy superior a ese 25 % medio.

El Gobierno de Obama alega que esa subida no será tan destructora porque más del 80 % de los consumidores podrán acogerse a subsidios de la reforma sanitaria que servirán para compensarla.

"La gran mayoría de la gente que está contratando seguros médicos mediante estos mercados no experimentarán un aumento significativo en la cantidad que pagan", prometió hoy el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en declaraciones a los periodistas en California.

Pero los nuevos datos confirman lo que muchos expertos habían advertido desde hace tiempo: que la oferta en los mercados de salud de Obamacare está disminuyendo, lo que provocará que en 2017 el 21 % de los estadounidenses encuentren solo una compañía de seguros disponible en el mercado correspondiente a su región.

Uno de los principales problemas de la ley es que la cantidad de personas que ha contratado uno de esos seguros es menor de la esperada, con 10,4 millones de personas suscritas este año frente a los 22 millones que la Oficina de Presupuestos del Congreso había pronosticado en 2014 para 2016.

Eso, unido al hecho de que entre esos suscritos se encuentran algunos de los estadounidenses más enfermos, que habían tenido dificultades para encontrar un seguro médico antes de la aprobación de la reforma, ha provocado que muchas aseguradoras no vean el beneficio de invertir en un mercado tan aparentemente inestable.

Obama reconoció la semana pasada que hay "problemas crecientes" por el aumento en el coste de los seguros médicos de la reforma, y propuso que su sucesor y el próximo Congreso amplíen las ventajas fiscales para que más jóvenes contraten los planes de la ley.

Mientras, Hillary Clinton ha asegurado que quiere mejorar algunos aspectos de la ley, pero ha evitado criticarla abiertamente, al contrario que su esposo, el expresidente Bill Clinton, que este mes dijo que la reforma "no ha funcionado" para muchos ciudadanos.

La directora de comunicaciones de la candidata demócrata, Jennifer Palmieri, insistió hoy en que hay que "mejorar" la reforma y no "derogarla" porque eso "dejaría sin seguro médico" a millones de personas y volvería a permitir a las aseguradoras negarles la cobertura a quienes ya estén enfermos.

La cuestión ahora es si Trump logra hacer de este tema una verdadera arma que le permita reducir la clara ventaja que le lleva Clinton a nivel nacional, y reconducir su campaña sobre la base de una de las políticas más odiadas por su partido, que ha tratado decenas de veces de derogar la ley sin éxito.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es