Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Moda

Manual para un armario masculino con estilo

10 de Enero de 2018
Casillas ha traducido las directrices de la sastrería a un lenguaje claro y familiar, que parte de algo tan básico como conocer el tipo de cuerpo que uno tiene, es decir, distinguir las complexiones.

Casillas ha traducido las directrices de la sastrería a un lenguaje claro y familiar, que parte de algo tan básico como conocer el tipo de cuerpo que uno tiene, es decir, distinguir las complexiones.

Con elegancia y estilo propio no es una tarea sencilla, y menos para los hombres, más reacios a informarse sobre moda. Por eso, el sastre Bere Casillas ha escrito "Hombres con estilo", un manual "para gente normal y corriente" que enseña las claves del armario masculino y el poder de vestir bien.

Bere Casillas es sastre, granadino, "youtuber" desde 2010, autodenominado "cincuentón" y ahora, escritor gracias a "Hombres con estilo", su primer libro. Un manual para "dummies" que anima a los hombres a descubrir el potencial que se pueden sacar vistiendo bien.

Hijo de sastres, Casillas lleva desde los 16 años trabajando entre telas. Una pasión heredada que hace 3 años le llevó a unirse al proyecto de ecommerce "Trajes a Medida" con su propia sastrería homónima, y que ahora quiere compartir con el resto del mundo, dando a conocer el saber hacer y el poder del buen vestir.

Todo gracias al trabajo duro, y también las redes sociales, en especial su canal de Youtube, decisivo para que los emprendedores José Molina y Carlos Bel le ficharan para "Trajes a medida". La plataforma ya había ayudado a Casillas hace 8 años, cuando abrió el canal para superar un momento económico difícil en su negocio de Granada.

Ahora, con el bache más que salvado, el objetivo de Casillas es concienciar sobre la enorme influencia que tiene nuestro aspecto en la manera de relacionarnos, una evidencia que ha bautizado como el "Poder de Vestir con Éxito" o "PVE". Y es que, por muy superficial que pueda parecer, verse bien a uno mismo ayuda a proyectar una buena imagen, fundamental para establecer relaciones personales y profesionales.

Escribir el libro ha sido "un gusto", pero la idea nació "de la demanda de mis seguidores", asegura Casillas. Se refiere a los más de 193.000 usuarios suscritos a su canal de Youtube: "Elegancia 2.0", un espacio donde comparte técnicas, errores, tendencias y consejos para ser un hombre elegante y con estilo propio.

Una herramienta de comunicación muy potente para lanzar su mensaje pero que, a pesar del éxito, se le queda corta. "En el canal es muy complicado tener complicidad, pero cuando lees un libro sientes que se está dirigiendo a ti", afirma el sastre, entusiasmado con la idea de que los hombres comprendan la importancia de cuidar el armario.

Por eso, para que su saber hacer pueda llegar a todos los hombres y resuelva sus dudas de estilo, Casillas ha traducido las directrices de la sastrería a un lenguaje claro y familiar, que parte de algo tan básico como conocer el tipo de cuerpo que uno tiene, es decir, distinguir las complexiones.

La complexión se establece según las medidas de pecho y cintura, pudiendo ser un cuerpo atlético, normal, grueso o delgado. Las complexiones atléticas tienen los hombros anchos, por lo que deben huir de cuadros grandes y rayas horizontales, al igual que a los hombres de complexión gruesa, a quienes recomienda rayas verticales y conjuntos de dos piezas.

"Un traje azul marino es una herramienta fundamental para cualquier hombre", afirma Bere Casillas Mientras esos dos tipos de cuerpo pueden recurrir a colores oscuros para esconder las zonas con las que se sientan menos cómodos, los hombres delgados deben optar por colores claros, y buscar partes de arriba ligeramente amplias, para ganar volumen.

La complexión normal da más libertad para jugar con tejidos, colores y estampados, eso sí, prestando atención a la forma del rostro, que determina, por ejemplo, el cuello de la camisa que equilibra las facciones. Pero si hay algo que sienta bien a todos, es un traje azul marino, un básico absoluto y "una herramienta fundamental para cualquier hombre", palabra de sastre.

Y no solo por su elegancia, sino porque ambas prendas son muy polivalentes por separado. Por ejemplo, una americana azul profundo con "dos aperturas laterales" y "dos botones" se puede usar combinada con otras partes de abajo para estilismos de vestir, con pantalones blancos en verano, y con chinos o vaqueros para un "look casual". Precisamente, la americana es un buen punto de partida para todos aquellos que quieran empezar a sacarse más partido, pero no estén familiarizados con camisas, trajes y prendas de vestir.

El punto diferente lo pondrán los pañuelos en el bolsillo, un detalle básico "para diferenciarse de los demás". El largo futuro de la sastrería de Bere Casillas Cinturones, tirantes, sombreros o calcetines son otros de los complementos que permiten crear una firma personal a través del estilo. De hecho, el de los accesorios es un mundo tan amplio que daría para otro libro, un proyecto que está en la lista de cosas pendientes del sastre.

Lista que también incluye un manual sobre abrigos y otro sobre calidades, un tema que "preocupa mucho" a Casillas, quien quiere que la gente sea capaz de distinguir una prenda buena de un producto de calidad inferior, especialmente cuando ambas las ofrece "una marca con nombre".

"En el canal es muy complicado tener complicidad, pero cuando lees un libro sientes que se está dirigiendo a ti", afirma el sastre Con más de 30 años de experiencia y empuje de sobra para nuevos proyectos, a Casillas solo hay una cosa que se le resiste: la sastrería femenina.

Un sector al que ha pensado dedicarse en muchas ocasiones, pero no lo ve posible. "Soy malísimo, no tengo sensibilidad para vestir a la mujer", asegura con humor, "llevo 35 años casado con mi mujer y solo le he hecho un pantalón corto". Sin embargo, está consiguiendo algo que, al menos al día de hoy, parece mucho más difícil: extender el imperio de Bere Casillas, que lleva la sastrería tradicional al terreno del "ecommerce".

Todo gracias a su sistema de trabajo: el cliente elige los materiales y se mide en su casa a través de la página web, recibe un traje de prueba, y una vez hechos los ajustes, recibe el resultado final. Una sastrería en el madrileño barrio Salamanca y una tienda en Granada especializada en trajes de ceremonia masculinos no son suficientes para Casillas, que en 2018 planea abrir nuevas franquicias en Bilbao, Barcelona o Sevilla.

"2018 va a marcar un antes y un después en la historia de Bere Casillas", asegura con ímpetu este sastre, que puede que este año consiga, también, que sus lectores se reseteen desde el armario y empiecen a descubrir el poder de vestir con éxito. A Casillas, desde luego, le funciona.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es