Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Moda

Los sombreros de Casablanca se da una oportunidad

02 de Enero de 2018
borsalio

Fundada por Giuseppe Borsalino en 1857, la marca llegó a convertirse en uno de los emblemas de la artesanía italiana y sus elegantes sombreros en fieltro se hicieron famosos de la mano de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en la célebre "Casablanca"

Agencia EFE
borsalino

Fundada por Giuseppe Borsalino en 1857, la marca llegó a convertirse en uno de los emblemas de la artesanía italiana y sus elegantes sombreros en fieltro se hicieron famosos de la mano de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en la célebre "Casablanca"

Agencia EFE
La emblemática sombrerería italiana Borsalino ha sido  declarada en quiebra por un tribunal de la ciudad de Alessandria (norte) debido a sus deudas, si bien su propietario ha manifestado su voluntad de proseguir con la producción.

Fundada por Giuseppe Borsalino en 1857, la marca llegó a convertirse en uno de los emblemas de la artesanía italiana y sus elegantes sombreros en fieltro se hicieron famosos de la mano de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en la célebre "Casablanca" (1946).

Tal fue su fama que la marca dio nombre a un propio estilo de sombrero y el actor francés Alain Delón llegó incluso a protagonizar en 1970 la película "Borsalino" junto a su compatriota Jean-Paul Belmondo.

Pero, ahora, "el juez ha declarado la quiebra y ha nombrado a dos administradores para gestionar todas las operaciones", explicó en conversación telefónica el secretario del sindicato UIL en dicha localidad piamontesa, Aldo Gregori.

El Tribunal ha rechazado la petición de concurso de acreedores preventivo de la compañía que se hizo con el control de esta histórica marca hace dos años y medio, la "Haeres Equita" del empresario suizo Philippe Camperio, informa "Il Sole 24 Ore".

Este diario económico considera que la sentencia de quiebra no tiene por qué interrumpir automáticamente el contrato de alquiler que tiene Camperio, que expira en junio de 2018, y a raíz de ese momento podría abrirse un nuevo proceso para buscar nuevos dueños.

En un comunicado el diario turinés "La Stampa", Camperio "asume la sentencia del tribunal de Alessandría que ha declarado la quiebra de la sociedad 'Borsalino Giuseppe & Fratello'" pero avanzó su voluntad de "seguir trabajando con los recursos aportados".

Así "cuenta con poder proseguir la tendencia positiva de los últimos 24 meses, preservando un patrimonio de excelencia en el sistema manufacturero italiano", confirmando así su voluntad de continuar con la producción y distribución de este icónico producto.

También lo secunda Gregori quien señaló que, pese a la sentencia, el trabajo continuará al menos otros seis meses, aunque manifestó el nerviosismo entre la plantilla, de unas 130 personas.

El sindicalista aclaró que el verdadero problema de la compañía es la deuda de unos 20 millones de euros que los anteriores propietarios dejaron, a pesar de que Camperio "ha pagado una parte", puntualizó.

"Aunque parezca absurdo se han contratado a dos o tres personas hace diez días. Hay trabajo, porque Camperio ha invertido, se han cambiado las máquinas, ha aumentado la producción y los ingresos", aseguró Gregori.

Agregó que "hay una deuda grande de los administradores que había antes. El nuevo propietario alguna deuda ha pagado pero quien estaba antes ha dejado deudas, de unos 18 ó 20 millones".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es