Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Entretenimiento

"La fotografía es algo que habla de la mujer"

19 de Diciembre de 2017
peter-lindberhg-moda-1

peter-lindberhg-moda-1

Agencia EFE
peter-lindberhg-moda-2

peter-lindberhg-moda-2

Agencia EFE
peter-lindberhg-moda-2

Peter Lindbergh hace de la fotografía de moda, la antimoda.

Agencia EFE
Peer Lindbergh moda

Peer Lindbergh moda

Agencia EFE
Peer Lindbergh moda

Peter Lindbergh hace de la fotografía de moda, la antimoda.

Agencia EFE
Peter Lindberg moda

Peter Lindberg moda

Agencia EFE
Peter Lindberg moda

Peter Lindbergh hace de la fotografía de moda, la antimoda.

Agencia EFE
Peter Lindbergh moda

Peter Lindbergh moda

Agencia EFE
Peter Lindbergh moda

Peter Lindbergh hace de la fotografía de moda, la antimoda.

Agencia EFE
Peter Lindbergh hace de la fotografía de moda, la antimoda. Un estilo particular, donde la esencia de la modelo, la actriz, el personaje en definitiva, es quien captura al objetivo con su personalidad, con una imagen real, lejana del glamur al que nos tiene acostumbrados en el libro "Shadows on the wall".

Habitual retratista de las revistas de moda más importantes del mundo, Lindbergh no entiende la fotografía como un vehículo para vender ropa, "para mí es algo que habla del espíritu, de la mujer", explicaba durante una de sus exposiciones en Rotterdam.

Cuando Lindbergh (Leszno-Polonia 1944) fotografía, su intención viaja más allá de lo puramente estético y se concentra en el alma de la mujer que posa, para atraparla, para que confiese sus más íntimos pensamientos, una desnudez a la que no se da un "no" por respuesta, en sesiones sin apenas sin maquillaje, vestidas con sencillas prendas, donde el blanco y negro es el rey.

El libro "Shadows on the wall" (Taschen) recopila imágenes de mujeres sutiles, difíciles de olvidar, fotografías que muestran una belleza distinta, desde otro ángulo, de Charlotte Rampling, Penélope Cruz, Uma Thurman, Zhang Ziyi o Robin Wright, retratadas entre 2015 y 2016.

Mujeres con las que el fotógrafo establece un diálogo creativo en el que, como explica la actriz Rooney Mara, "no busca que interpretes un personaje, solo que seas tú".

"Lo meramente hermoso siempre me ha aburrido. Me interesa lo poderoso y lo real", manifestaba Lindbergh, el primero que supo ver y retratar a una nueva generación de modelos que marcaron una época, los 90.

Suya es la icónica portada de Vogue en la que posaban Linda Evangelista, Naomi Campbell, Tatjana Patitz, Christy Turlington y Cindy Crawford, una imagen que las convirtió en un referente de las pasarelas y de la moda durante más de una década. Imprescindibles en los grandes desfiles.

En el libro de Taschen se muestran una serie de fotografías de Alicia Vikander, ganadora del Óscar como mejor actriz de reparto en 2016 por su papel en "La chica danesa" (The Danish Girl). Vikander define a Lindbergh como un hombre "de pocas palabras, que deja "libertad para explorar lo que llevas dentro, de manera que la magia fluye".

Una forma de trabajar que hace que la protagonista se olvide de sus imperfecciones y que los primeros planos reflejen el paso del tiempo, unos ojos de mirada intensa, unos labios a punto de confesar un secreto, o unas piernas que se deslizan y reposan como si el ballet y el escenario formaran parte de su vida.

Enemigo acérrimo del Photoshop y de los cambios rápidos en los cánones de belleza, incide en que "lo bello es una idea frágil, ligada a cada individuo", una reflexión que le lleva, según explica en el libro, a asegurar que: "Eres bello o bella cuando tienes el coraje de ser tú mismo".

Y así lo sintió Julianne Moore durante la sesión fotográfica de la que fue protagonista. "Llegué despeinada, sin maquillaje, con los ojos hinchados y él me dijo: Estás perfecta. Hace que te sientas genial". Kate Winslet, Helen Mirren o Lupita Nyong'o son otras de las mujeres retratadas.

"Cuando veo la diferencia de edad de las mujeres que formamos parte de este libro, me parece fantástico. Ninguna de nosotras ha sido retocada. Todas tenemos los años que tenemos y esa es la intención", ha afirmado orgullosa Winslet, una de las actrices que más ha reivindicado la figura redondeada de la anatomía femenina.

El libro recopila fotogramas desconocidos de su trabajo para el Calendario Pirelli 2017, la tercera vez que el fotógrafo se ponía al frente de la recreación de los doce meses del año de la compañía de neumáticos.

La obra de Peter Lindbergh forma parte de los fondos permanentes de prestigiosos museos como el Victoria & Albert Museum de Londres o el Centro Pompidou de París, un legado en el que la belleza pura de la mujer es protagonista.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es