Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Cultura

El Thyssen te da una "lección de arte"

09 de Noviembre de 2017
La exposición se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

La exposición se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

La exposición se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

La exposición se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

La exposición se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

La exposición se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

Un muestra a través de 25 piezas de arte contemporáneo que establecen un "diálogo" con la colección permanente.

Guillermo Solana, director artístico del museo, ha explicado durante la presentación de la muestra, con la que cierra el programa de exposiciones de su 25 aniversario, que esta busca "no solamente invitar a la gente a ir a los museos, sino también a adoptar una actitud participativa" y que las obras que la componen "apelan directamente a la reflexión".

"El arte contemporáneo ha utilizado muchas veces la iconografía de la escuela y de la educación, pero su tradición conceptual muchas veces resulta inaccesible para el público no iniciado. Nuestro desafío era poner de relieve esa iconografía y utilizarla como un dispositivo interactivo", ha apuntado Solana.

La muestra, comisariada por Ana Moreno, jefa del Área de Educación del museo, Rufino Ferreras, responsable de desarrollo educativo, y la educadora Ana Andrés, se articula alrededor de tres conceptos en torno a la educación y el aprendizaje: cuestionar, reformular y transformar.

En la primera, "Cuestionar", siete piezas de artistas como Antoni Muntadas, Cnthia Marcelle, Eva Kot"átková o Rineke Dijkstra, entre otros, buscan generar una reflexión en el espectador en torno a "sus experiencias vitales con el aprendizaje", los lugares en los que se produce, como la escuela, o los elementos relacionados con la educación, ha explicado Moreno.

La segunda parte, "Reformular", es un apartado que, a través de algunos artefactos interactivos, como los propuestos por Erwin Wurm, en los que el espectador puede convertirse a sí mismo en la obra de arte, pretende "liberar y abrir posibilidades", para que el visitante reflexione sobre el lugar que ocupa dentro del museo, ha señalado Moreno.

La última sección, "Transformar", se traslada a las salas de la colección permanente del Thyssen, donde artefactos contemporáneos dispuestos sin un orden cronológico, establecen un diálogo con obras clásicas para "ofrecer nuevas posibilidades de comprender y vivir el museo".

En esta parte se encuentran instalaciones de artistas como Kota Ezawa, Antoni Muntadas, Herz Frank, Mateo Maté, Oriol Vilanova, Olafur Eliasson o Rafael Lozano Hemmer, algunas de ellas interactivas, que buscan "transformar la experiencia del visitante" y ponerlo en "una situación distinta" a su habitual condición de simple espectador.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es