Buscador de la Hemeroteca
Secciones

El 3D rompe las barreras de la moda

17 de Junio de 2017
El 3D rompe los esquemas de la producción

El 3D rompe los esquemas de la producción

Efe
El diseño en 3D abre la puerta a la nueva revolución industrial. Vestidos, joyas, calzado, arte, instrumentos musicales o prótesis sanitarias nacen con otra dimensión a la tradicional, valiosa y atractiva que cambiara nuestra forma de vida.

3D y la moda
Lo demuestra así la exposición que se inaugura en el Espacio de Fundación Telefónica, "3D. Imprimir el mundo", una exposición sobre los cambios tecnológicos que ha supuesto la impresión en tres dimensiones en distintos ámbitos como la moda.

Los comisarios y responsables del diseño expositivo Carmen Baselga y Héctor Serrano han conseguido reunir cerca de 100 obras, de 77 entidades, que pertenecen a 87 autores, entre ellos Project Egg", la mayor obra de arte colaborativa en 3D, liderada por el diseñador Michiel van der Kley o un violín réplica de un Stradivarius impreso en esta tecnología.

"La moda en 3D no deja de ser un ejemplo de la nueva cultura digital, una consecuencia de las necesidades sociales", comenta Carmen Baselga, quien añade que con el 3D nos adentramos en una democratizacion del arte y la cultura.

Nuevos esquemas de producción
"El 3D rompe los esquemas de la producción, cuestiona la sostenibilidad y en moda te permite escoger una estética adecuada a tus gustos y anatomía", apunta Baselga.

El mundo de la moda no vive de espalda a esta nueva manera de crear como se pudo apreciar en la Semana de la moda de París de 2015 con los diseños de Rahul Mishra que presentó una colección en la que exploraba las posibilidades del 3D sin olvidarse de la costura tradicional, pero con un diseño innovador.

De la misma manera que Dita von Teese causó impacto cuando en 2013 se paseo por la alfombra roja con una creación de Francis Bitonti, inspirada en la proporción aurea, en el que colaboraron Michael Schmidt, Shapeways y Swarovski. En la exposición, se muestra la primera colección de ropa realizadacon una impresora 3D de uso doméstico, de la israelí, Danit Peleg.

"No todo el mundo tiene un FatLab (laboratorios de fabricación digital que ya se ven por algunas ciudades) a mano", dice la comisaria que señala que esta nueva forma de crear "no es el fin del diseño tradicional, es otra forma de realizarlo". Baselga apunta que con el 3D cambiará el sistema de producción, se ahorraran costes y se reducirán los estocajes. "Se pasa de ser consumidor, a ser productor y consumidor a la vez. Y acabas convirtiendo tu maleta de viaje en una tarjeta digital", explica.

Asegura que las grandes firmas de moda venderán on line sus diseños, "que se podrán descargar e imprimir con la tela que más te guste y adaptándolo a la anatomía de cada cual", razón por la que los diseñadores consagrados "podrán hacer más ediciones limitadas", pero el consumidor podrá tener "un diseño a medida" de una gran firma. Baselga advierte de que la mayor experimentación está comenzando en las joyas, zapatos y bolsos. "Se pueden diseñar en cualquier tipo de materiales, incluso metales nobles", y recuerda las realizadas en oro que realizó en 3D Ross Lovegrove, inspiradas en la naturaleza.

En la Fundación Telefónica Neta Sorek presenta su proyecto Energety Pass Footwear, un estudio y zapatos para personas con hiperactividad hacia los que se redirige la energía sobrante del cuerpo. "Con el 3D estamos en periodo de experimentación", argumenta la comisaria.

El objetivo de la exposición es acercar este mundo al público para que contemple que "el diseño en 3D no pertenece a cosas superficiales estéticas o caprichosas", dice. Un proceso en que se cuestionan los mitos como la construcción y la reproducción de un Stradivarius y que con el tiempo necesitará de "regulación legal para facilitarnos la vida", concluye Carmen Baselga.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es