Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Un paseo decorativo por el barrio de Las Letras

09 de Junio de 2017
Decoraccion las letras

En el Barrio de las Letras se respira una atmósfera tropical y de mucha jovialidad

Efe
decoraccion las letras

En el Barrio de las Letras se respira una atmósfera tropical y de mucha jovialidad

Efe
DECORACCION LAS LETRAS

En el Barrio de las Letras se respira una atmósfera tropical y de mucha jovialidad

Efe
Decoraccion las letras

En el Barrio de las Letras se respira una atmósfera tropical y de mucha jovialidad

Efe
 DecorAcción, un paseo decorativo por el Barrio de Las Letras, calles por las que el público puede visitar los locales y pasear entre los puestos de mercadillo, donde conviven objetos con alma que conducen a décadas pasadas con otros de diseño escandinavo, así como piezas únicas con historia.

En el Barrio de las Letras se respira una atmósfera tropical y de mucha jovialidad , una bocanada de aire fresco que se prende en las fachadas y escapares del barrio en el que vivió Cervantes, Quevedo, Lope de Vega o Calderón. La sostenibilidad, la aplicación de nuevos materiales con alma ecológica y la creatividad son los cimientos de la octava edición de DecorAcción, un proyecto organizado por la sociación de Comerciantes del Barrio y la revista Nuevo Estilo.

Durante el recorrido se puede ver la fachada del Convento de las Trinitarias con un estilo medieval y barroco creado por el interiorista Pablo Paniagua o un vistoso coche azul en la plaza de Santa Ana ideado por la arquitecta Simona Garufi, un trabajo que tiene en cuenta el efecto nocivo de la contaminación.

Callejear, pararse a tomar un respiro y curiosear y comprar en el mercadillo son los atractivos de esta propuesta. También hay que mirar hacia arriba, porque hay muchos balcones engalanados por todo el recorrido. Con esta idea se quiere conseguir llevar el interiorismo a los ciudadanos para que forme parte de sus propuesta de ocio, "muy relacionado con su estilo de vida", añade.

DecorAcción engalana el barrio de Las Letras
La decoración interesa cada vez más, "es síntoma de la calidad de una sociedad", dice Riopérez, quien asegura que "a medida que se tienen cubiertas las necesidades, el ser humano se acerca a la belleza y incluye el interiorismo en su calidad de vida".

Si Tomás Alía, otro de los más prestigiosos profesionales, ha decorado la fachada del restaurante La Verónica como si fuera un poncho de Chavela Vargas, su discípulo Joaquín Puget imprime un colorista jardín barroco en la fachada del restaurante Los Rotos.

"Todo está hecho con materiales del vertedero, botellas de plástico y muebles que he rejuvenecido con manos de pintura", dice Joaquin Puget, que debuta por primera vez en DecorAccion.

Hasta el próximo domingo 11 de junio, en la confluencia de las calles Moratín, Fúcar, Santa María y Jesús se ha recreado el fabuloso mundo de Alicia en el País de las Maravillas, una decoración que corre a cargo de los estudios Design 4 Sun, Cónica Studio, Chus Romo ID&VM, Cristina Zarán Interior Design y Bela Stansa son los creadores de esta impresionante intervención.

Destaca la intervención de los alumnos del grado de Diseño de Interiores de la Universidad Nebrija en la fachada del hotel Radisson Blu en la Plaza Platería de Martínez, que contará con el patrocinio de Royal Bliss.

Los estudiantes de IADE han instalado en la calle Fúcar una cúpula de gran colorido y una intervención artística de siluetas que serán proyectadas desde la acera contraria basándose en el principio de la diplopía. No pasan por alto las fachadas de la calle Moratin, en la que se encuentra el trabajo de Daniel Verbis en la fachada de la optica L'Atelier, una catarata plateada, o la fachada mexicana con cactus creada sobre la galería Feel&Flow Arte 360ª por el Estudio Aryes Keller-López.

También llama la atención las acciones decorativas de la calles Jesús, en la que sobresale la del bar Vermú Madrid, donde se puede ver una decoración a base de chapas de Pascual Medel. "Vigilamos que sean piezas originales y tengan un plus de belleza", concluye Marta Riopérez.

Este evento, que surgió con la idea de llevar el interiorismo a la calle para disfrute de los ciudadanos, incluye mercadillos de antigüedades y pop up de accesorios de decoración en los que se venden piezas curiosas, pequeño tesoros con un estilo muy potente. 

En el recorrido hay seis calles con puestos. En la calle Cervantes puedes encontrar piezas de tiendas como El Viejo Almacén, La Tapicera,Ocono o Lucio y Romana. En la calle Quevedo están los puestos del 11 al 21 en los que cabe destacar el Tríptico, El Jueves o Casa Febrero.

En la calle San Agustín detana las antiguedades de Bollaín, y de Market Decoracción, mientras que en la calle San José sobresalen las piezas de Petit Traster o Mugoi. En la pequeña calle de San Pedro se ubican las piezas de la firma La Cómoda de mi Abuela, Antiquería Santa María y Lemosín. El mercado Pop Up se ubica en la calle Moratín, donde se puede adquirir objetos de decoración con aires africanos.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es