Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Bella y bestia son

17 de Marzo de 2017
bella-bestia-emma-watson-1-2017

Emma Watson encarna a una Bella dulce, pero combativa en "La Bella y la Bestia" .

Efe
bella-bestia-emma-watson-6-2017

Emma Watson encarna a una Bella dulce, pero combativa en "La Bella y la Bestia"

Efe
Bella Bestia Emma Watson vestido

Emma Watson encarna a una Bella dulce, pero combativa en "La Bella y la Bestia"

Efe
Bella Bestia Emma Watson vestido

Emma Watson encarna a una Bella dulce, pero combativa en "La Bella y la Bestia"

Efe
Bella Bestia Emma Watson vestido

Emma Watson encarna a una Bella dulce, pero combativa en "La Bella y la Bestia"

Efe
Desde muy niña Emma Watson conoce la magia del cine. La que fuera amiga incondicional de Harry Potter, interpreta a Bella, en la "La Bella y la Bestia", un proyecto en el que la realidad y la fantasía van de la mano; en el que un baile y un vestido son protagonistas principales, con la presión de no defraudar las expectativas y el recuerdo de la película de animación de 1991.

La actriz inglesa fue la primera en unirse al rodaje, dirigido por Bill Condon. "Me gusta 'La Bella y la Bestia' desde los cuatro años", ha dicho la actriz a través de la productora de la cinta.

Emma Watson, la Bella del cuento
"Recuerdo a Bella como una joven luchadora que decía lo que pensaba y tenía ambiciones. Era muy independiente y quería ver mundo. Y tenía una relación con la Bestia en la que estaban a la misma altura. Me parecía una dinámica fantástica y un tipo de relación tremendamente interesante que no había visto nunca en un cuento de hadas", desvela la actriz con entusiasmo.

Precisamente, de cuento de hadas debía de ser el diseño del vestido de Emma Watson durante el baile con la Bestia (Dan Stevens), el icónico vestido amarillo que se ha encargado de confeccionar la figurinista Jacqueline Durran, y su equipo de encajeras, modistas y joyeros.

Un proceso de diseño largo para decidir materiales, para un vestido que decidieron que iba a seguir siendo "amarillo en homenaje a la animación", comenta Durran, aunque hizo una reinterpretación para darle más "cuerpo", añadiendo textura para que pareciera "un vestido de verdad".

Un vestido icónico
Una percepción a la que han contribuido múltiples capas de organza de raso ligero, teñido de color amarillo (55 metros en total), cortado de forma circular y con más de 914 metros de hilo.

En la historia, Garderobe, el armario ropero, coge el dorado del techo del dormitorio de Bella y lo rocía sobre el vestido. En el diseño de Durran, las dos capas superiores se imprimieron con filigranas de pan de oro, con un motivo a juego con el suelo rococó del salón de baile y se adornó con 2.160 cristales de Swarovski. El vestido, que necesitó 12.000 horas para su confección y del que se hicieron múltiples copias, no llevaba corsé para facilitar los movimientos de Emma Watson.

La actriz confiesa que fue un reto muy interesante. "El vestido en sí es tan icónico porque forma parte de esa escena romántica de la historia. Sufrió muchos cambios, pero al final decidimos que lo más importante era que el vestido bailara maravillosamente bien. Queríamos que pareciera que flotaba, que volaba".

En el caso del vestido que lleva a diario en el pueblo, la diseñadora de vestuario tuvo en cuenta la parte activa del personaje. "No queríamos que fuera una princesa delicada sino una heroína activa, por lo que el vestido azul y el delantal que lleva al principio de la película se diseñaron con bolsillos en los podía meter un libro", teniendo en cuenta que la lectura es su afición favorita.

El vestido que lleva Bella al final de la película, cuando ha desaparecido el hechizo, es un estampado inspirado en un delantal del siglo XVIII que Durran compró cuando era estudiante. El diseño se pintó a mano en un lienzo, se amplió y después se imprimió digitalmente.

"Las expectativas depositadas en todos los vestidos de Bella eran muy altas", apunta la diseñadora. "Pero logramos hacer unos vestidos preciosos, que hacen referencia a la película animada, pero que son totalmente originales".

Además del maravilloso vestido de Bella, hay que destacar el abrigo con el que aparece el Príncipe por primera vez al que acompaña un chaleco adornado con miles de cristales Swarovski, que el departamento de efectos especiales escaneó posteriormente para aplicarlo en la Bestia generada por ordenador.

Vestuario con criterios sostenibles
Hay que destacar que gran parte del vestuario se confeccionó de acuerdo a criterios éticos y sostenibles, con de telas de comercio justo (lo que significa el uso de materiales orgánicos de proveedores que pagan a sus empleados un salario justo y que cuidan el medio ambiente) gracias a la colaboración con Eco Edad y The Green Carpet Challenge.

También se utilizaron colorantes naturales y de impacto reducido que se imprimió con bloques de madera tradicionales. La música Alan Menken es el sustento de una historia en la que la banda sonora es una parte fundamental de la historia, como la balada "If I Can't Love Her".

Emma Watson ha cantado las canciones en inglés, mientras que en España la voz dulce de la cantante y compositora, Bely Basarte, ha sido la que canta una de las melodías, mientras que la actriz Michelle Jenner es quien dobla a la protagonista en castellano
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es