Buscador de la Hemeroteca
Secciones

"Estoy presa, pero me siento libre"

08 de Marzo de 2017
mujeres-presas-tejiendo-futuro-2

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Museo de América ha inaugurado  "Tejiendo un futuro".

Efe
Mujeres, presas, tejiendo un futuro.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Museo de América ha inaugurado  "Tejiendo un futuro".

Efe
Mujeres, presas, tejiendo su futuro

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Museo de América ha inaugurado  "Tejiendo un futuro".

Efe
Palo de Brasil o cochinilla, tintes naturales de Latinoamérica, junto a peladuras de cebolla, hojas de té o cáscara de limón han sido los ingredientes utilizados por trece presas de la prisión de Alcalá de Henares (Madrid) para teñir lanas y telas, un trabajo que se expone en el Museo de América.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Museo de América ha inaugurado  "Tejiendo un futuro", una exposición que recoge el teñido de lanas y telas de manera artesanal. Esta muestra es la culminación de un periodo de aprendizaje del coloreado de lanas y telas realizada por trece presas, tres españolas y diez latinoamericanas del centro penitenciario de Mujeres Madrid I de Alcalá de Henares.

"Estoy presa, no muerta", ha escrito Nancy Gloria Larroza de Paraguay en una carta expuesta en una de las vitrinas de la muestra, en la que añade que este proyecto le ha servido para abrirse puertas en el mundo laboral tras salir de la cárcel.

El fin de esta iniciativa es doble. "Por una parte profundizar en el conocimiento de la tradición textil latinoamericana, por otra ofrecer a las presas herramientas y estrategias para su integración social", ha contado la directora del Museo de América, Concepción García Sáiz.

Durante dos meses este grupo de internas han trabajado la técnica del pigmentado. "Ha sido una experiencia mágica, maravillosa que nos ha permitido expresar nuestras inquietudes", ha expresado Rosina Frasca, reclusa de 67 años, de Uruguay, quien asegura que "ha aprendido mucho y quiere trasladar todos sus conocimientos a sus hijas, nietas y bisnietas".

Reconoce que se ha sorprendido mucho con la técnica, "sobre todo teñir con cáscara de cebolla lana natural", pero lo que más le ha emocionado ha sido sentirse "libre" dentro de la cárcel, cada día era una "nueva ilusión".

Mujeres, presas, tejen un futuro con color
También ha sido una buena experiencia para Beatriz, de 50 años, nacida en Colombia, quien durante estos meses ha recordado como siendo niña veía a su madre y a otras mujeres tiñiendo lana. "Cuando salga de prisión quiero teñir telas y hacer pañuelos, ahora se valora mucho la artesanía".

Para Laura, de Argentina, este proyecto le ha permitido soñar. "Durante horas éramos libres, te olvidabas de todo, era lindo, creo que puede abrirme una puerta en el futuro como mujer emprendedora", cuenta esta mujer de 50 años que lleva veinte meses en prisión.

Este proyecto, que se ha desarrolló en el Museo de América y en el centro penitenciario, se inició con los seminarios: "Mujeres latinoamericanas en la Historia" y "Dime cómo te vistes y te diré de dónde eres".

Después se realizó el taller "Colores de nuestra tierra", impartido por la experta en tintes y colorantes naturales americano Ana Roquero Caparrós.

Y por último, las internas realizaron tres visitas al museo para conocer y estudiar las colecciones de la exposición permanente y los almacenes de bienes culturales, "además de conocer diferentes tejidos indígenas americanos de la colección de Etnología", ha contado Ainhoa de Luque Yarza, coordinadora del proyecto junto a Beatriz Robledo Sanz. La exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo 30 de abril, es el broche de oro de este trabajo artesano, realizado entre rejas. 

 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es